T
 
Ziskakan y Nathalie Natiembé son voces actuales de la Isla de la Reunion

22 de noviembre de 2007. Rodeada por la inmensidad del Océano Índico, la isla de la Reunión ofrece la diversidad de un continente. A cada altitud de su relieve monumental, la isla cambia de cara. Bajo el sol deslumbrante del trópico de Capricornio, es a la vez una isla calurosa, una montaña majestuosa y un volcán. Isla intensa, mosaico de culturas por excelencia, la Reunión ofrece, junto a su música, la posibilidad de mil encuentros, mil caras, mil paisajes y mil sensaciones.



pms_Reunion.mp3
::DESCARGAR::


Producción: Radio Calf-Universidad FM 103.7   |   Duración aproximada: 55:02

Isla Reunión, o Isla de la Reunión, un paraíso en mitad del Océano Índico, en Sudáfrica, justo al este de Madagascar, que nació por una erupción volcánica y hoy es un departamento francés de ultramar; es decir, pertenece a Francia y, por tanto, administrativamente a Europa. No se tarda en descubrir por qué se conoce a La Reunión como la isla intensa. Da igual que el Gobierno francés se esfuerce en convencer y asegurar a todo recién llegado al moderno aeropuerto Roland Garros que se encuentra en un trozo de comunidad europea, donde todo está perfectamente controlado bajo la férrea y civilizada ley impuesta desde París. Todavía nada ni nadie ha sido capaz de controlar por completo esta descomunal roca de basalto que surgió de pronto en medio del Océano Indico, muy cerca del Trópico de Capricornio, hace apenas dos millones de años. El viajero sólo tiene que utilizar la autovía de la costa que comunica la capital, St. Denis, con el sur para recibir su primer golpe de adrenalina. Esta carretera, construida al filo de un acantilado de piedra volcánica, no deja nunca de desmoronarse, enviando proyectiles letales hacia la calzada que un sofisticado sistema de redes y parapetos apenas logra controlar. No hay semana que no se corte el tráfico durante varias horas para reparar los daños y no son raros los accidentes. Es un aviso. En La Reunión la ley de la naturaleza es infinitamente más poderosa que la que desea imponer el hombre.
Esta isla fue creada tras una descomunal erupción volcánica que dio lugar al Pitón de las Nieves. Con sus más de 3.000 metros sigue siendo el lugar más alto de esta parte del planeta, y quien rige los destinos de esta tierra. Si bien es cierto que hace 12.000 años que permanece aparentemente dormido es sólo para dar una oportunidad al Pitón de la Fournaise que desde que surgió no ha dejado de sobresaltar a todos los que se han acercado a esta isla. Hasta tal punto que no fue colonizada hasta bien entrado el siglo XVII porque entre los navegantes se había extendido la leyenda de que aumentaba su actividad tan pronto como percibía la llegada del invasor. Aunque las autoridades y vulcanólogos insisten, una y otra vez, en que todo está bajo control, ya que se trata de un volcán no explosivo que raramente sorprende en su trayectoria, la sensación que recibe el visitante es muy distinta. Si bien el ambiente tiene un seductor aroma de vainilla que emana de las extensas plantaciones de esta curiosa orquídea, difícilmente hace desaparecer la sensación de vulnerabilidad en la que se vive. Sin embargo, todos los miedos y dudas se diluyen ante la arrebatadora belleza de las Tierras Altas que se esconden detrás del muro de piedra de más de 1.000 metros, que protege este santuario natural del centro de la isla. Y en esta isla se puede escuchar a Zizkakan y a Nathalie Natiembé. La asociación Ziskakan nació en 1979 en el corazón de la isla Reunión, y desde el primer momento, la asociación se propuso defender el respeto de la lengua “créole” (o kréol, lengua vernácula de la Reunión) y promover la cultura de la isla. Entre folk, séga y maloya, música tradicional de la Reunión, entre poesía y compromiso, entre música eléctrica y acústica, el público encuentra con Ziskakan una respuesta a su búsqueda de identidad a la vez que un nivel de creación musical excepcional. Un estilo único que a su líder le agrada calificar de música indo-afro-sino-euro-malagasy (de Madagascar). En el año 94, después de varias participaciones destacadas en diversos festivales de Europa, Ziskakan obtuvo el título de mejor grupo en los Kora Awards de África del Sur. Por su parte, Nathalie Natiembé es una cantante de Maloyá: ’’Para la gente que ha nacido en Reunión, para los que vienen aquí y viven en la isla, el maloyá se integra en sus vida. Nacimos con ello, vivimos con ello y morimos con ello’’. Una tradición muy vivida por los herederos de aquellos esclavos. La cantante reunionesa busca acercarse aún más a sus raíces, maniatadas durante tantos años por una metrópoli demasiado ocupada en atajar reclamaciones autonomistas. Hoy la situación es muy distinta, y Natiembé sigue excavando en la maloyá, aunque sin renunciar a influencias más occidentales como el rock, el blues o la chanson francesa.
Es una realización de Jorge Laraia.

Planeta Musical Sur
Radio Universidad Calf FM 103.7 en la ciudad de Neuquén, Rep. Argentina. es una radio comunitaria, sin fines de lucro, propiedad de CALF Cooperativa Provincial de Servicios Públicos y Comunitarios de Neuquén, y de la Universidad Nacional del Comahue. Su programación general está orientada a la buena música, y a las noticias, principalmente del ámbito local y regional, con un marcado sentido social y popular. En el marco de dicha programación, desde el año 2003 Planeta Musical Sur se emite todos los sábados de 19 a 20 horas, y está dedicado a difundir la música de los diversos países del mundo, exceptuando generalmente a los anglosajones. Los temas musicales son acompañados por comentarios sobre (...) Ver más

Canal RSS/Podcast de Planeta Musical Sur

RSS/Poscast
spip.php?page=backend&id_rubrique=63

Archivos anuales:
2014
2013
2012
2011
2010
2009
2008
2007
2006


Esta web es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid (URCM) www.urcm.net