T
 
Una recorrida por algunas de las casas de fado más representativas de la Lisboa actual

12 de diciembre de 2013. Las casas de fado son restaurantes de los barrios antiguos de Lisboa, como Bairro Alto, Alfama, Lapa o Alcântara, que suelen abrir sólo por las noches. Después de cenar y tomar un buen vino, se baja la intensidad de la luz, se hace un silencio absoluto, y el público se deja llevar por el ambiente íntimo y por las voces dulces de los fadistas. Aunque hay fados alegres, que son los más demandados, los melancólicos tienen más admiradores entre los portugueses.



201348Planeta_Musical_Sur.mp3
::DESCARGAR::


Producción: Radio Calf-Universidad FM 103.7   |   Duración aproximada: 58:22

El fado es la expresión más conocida internacionalmente de la música portuguesa. En el fado se expresan los momentos de la vida a través del canto. Generalmente es cantado por una sola persona, acompañado por la «viola» (la guitarra española) y la guitarra portuguesa. Los temas más cantados en el fado son la melancolía, la nostalgia o pequeñas historias del diario vivir de los barrios humildes, pero especialmente el fatalismo y la frustración. Dicen unos que esta música nostálgica y profunda, estas canciones desgarradas, nacieron hace siete siglos, cuando los árabes vivían en la colina del castillo de San Jorge de Lisboa. Argumentan que el fado tiene parecido con la música popular del norte de África en sus prolongados quejidos y en el tratamiento de lo cotidiano. Otros piensan que el fado es más joven y se cantó, por primera vez, en alguna vieja taberna de Alfama, Graça o Mouraria, alguna noche triste del siglo XIX. Documentalmente sólo se comprueba la existencia del fado a partir de 1838, aunque hay quien identifique su origen con los cantos de las gentes del mar, inspirados en la soledad, la nostalgia y los balanceos de los barcos sobre el agua. A pesar de los numerosos investigadores, el misterio de sus orígenes todavía no se ha develado. Si hay algo realmente genuino y único en Lisboa (y no se come) es el Fado. Definido por algunos como la representación del alma portuguesa, este canto fue nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2011. Algunos dicen que hay que tener cuidado con estas canciones, por que el fado puede arrastrar por lo más profundo de la melancolía, llegando a transportar hasta el rincón más desgarrado del alma a través de las humildes cosas del vivir, cantadas con un sentimiento superlativo. Desde luego, si uno va a Lisboa es obligado ir presenciar una cantada en directo, ya sea como acto principal, o acompañamiento mientras se cena o se toma algo en algún bar. En este programa seleccionamos tres casas de fado en Lisboa. Obviamente que los restaurantes donde se ofrecen espectáculos de fado son más caros, ya sea porque se cobra un extra por el espectáculo o porque al finalizar la cena, que es cuando suele empezar el espectáculo, hay que añadir las copas. Y desde uno de esos lugares, desde la Casa do Fado “O Faia”, escuchamos a estos cuatro primeros intérpretes con los que abrimos el programa. Primero fue Lucila Gentil que comenzó a cantar en público a los cinco años. A los 16 debutó en los micrófonos de Emissores do Norte Reunidos, en Porto, y en su trayectoria hay varias presentaciones en los festivales de música nacionales e internacionales. La siguió Antonio Rocha, nacido en Lisboa, que dedicó su carrera al Fado, siendo el autor de la mayoría de los poemas que canta, así como algunas de otras composiciones. Luego fue Anita Guerreiro que también empezó como profesional a los 16 años, por lo que lleva la friolera de 60 años cantando fados en teatros o casas de fado como “O Luso” y “O Faia”, y recién era Ricardo Ribeiro, sin duda, una de las figuras más prominentes de la generación más joven del fado portugués, y es fado lo que él ve en sí mismo como cuando dice: "Fado es todo lo que sucede cuando nos reímos o lloramos, cuando se recuerda o se olvida, cuando se ama o se odia”. En una de esas casas de fado, más precisamente en la denominada “Señor Vinho”, canta su fundadora y nuestra próxima intérprete, María da Fe, una figura inevitable del universo del fado desde 1960, que actuó en varias casas de fado, pero su "casa" será la que abrió con su esposo, la llamada Señor Vinho. Sus interpretaciones tuvieron un gran éxito, con una importante repercusión en los medios de comunicación, una sucesión de discos grabados, y numerosos espectáculos en todo Portugal y varias giras por Europa, África, América del Norte y del Sur y Australia. Sr. Vinho está situado en el centro de Lisboa, en la Rua do Meio á Lapa nº 18, y es un restaurante de comida portuguesa típica que a su excelente carta suma el hecho de ser la casa del fado por excelencia. Está dirigido desde 1975 por María da Fe, Antonio Correa de Mello, y José Luis Gordo. Desde sus inicios, siempre existió en esta casa la preocupación de brindar a sus clientes un excelente servicio, tanto en la gastronomía como en el arte. De ahí el éxito que sigue hasta el día de hoy. Senhor Vinho es el icono de los restaurantes de este género, el fado, y está calificado como el mejor entre los mejores, tanto en el plano nacional e internacional. Desde su inicio, actuaron y siguen actuando en esta casa, los mejores artistas y guitarristas de Fado, y la visitaron, en estas casi 4 décadas, grandes figuras, tanto de la política como de las artes y de los sectores más diversos de la cultura universal. Y la última casa de fado que hoy vamos a conocer es Marqués da Sé, un ecléctico restaurante con mucho fado. En la calle Marqués de Lavradio, repleta de caserones históricos bien conservados, se encuentra una puerta de entrada discreta con una placa dorada que dice "restaurante" y un cartel con una palabra brillante que dice Fado. Solamente. No presenta artistas de vestidos brillantes y lentejuelas con nombres inscritos en los titulares, ni se anuncian las estrellas del lugar. Una vez dentro es el momento de sumergirse en la carta para descubrir algunas de las más deliciosas recetas de la cocina tradicional portuguesa. El bacalao espiritual, la cataplana de tamboril, unos lomitos de cerdo negro o un entrecot con migas, son sólo algunas de las especialidades que la casa tiene para ofrecer. Y a medida que uno disfruta con estas delicias, están llegando los primeros cantantes, alrededor de las nueve y media de la noche. Acompañados de una guitarra y la guitarra portuguesa, se colocan en el centro de la casa, a través de las columnas, y cantan como lo va a hacer ahora Filipa Cardoso, que creció en"Alto do Pina", un barrio típico de Lisboa, recibiendo desde su infancia voces como la del ícono del fado Fernando Maurício y los sonidos de la guitarra portuguesa. Comentarios extraídos del sitio lifecooler.com, de portaldofado.net y de los de las respectivas casas de fado que hoy recorrimos, mientras que la música que nos acompañó esta interpretada por los fadistas que actualmente se están presentando en los lugares mencionados. Es una realización de Jorge Laraia.

Planeta Musical Sur
Radio Universidad Calf FM 103.7 en la ciudad de Neuquén, Rep. Argentina. es una radio comunitaria, sin fines de lucro, propiedad de CALF Cooperativa Provincial de Servicios Públicos y Comunitarios de Neuquén, y de la Universidad Nacional del Comahue. Su programación general está orientada a la buena música, y a las noticias, principalmente del ámbito local y regional, con un marcado sentido social y popular. En el marco de dicha programación, desde el año 2003 Planeta Musical Sur se emite todos los sábados de 19 a 20 horas, y está dedicado a difundir la música de los diversos países del mundo, exceptuando generalmente a los anglosajones. Los temas musicales son acompañados por comentarios sobre (...) Ver más

Canal RSS/Podcast de Planeta Musical Sur

RSS/Poscast
http://audio.urcm.net/spip.php?page=backend

Archivos anuales:
2014
2013
2012
2011
2010
2009
2008
2007
2006


Esta web es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid (URCM) www.urcm.net