T
 
Una noche sin techo. Plataforma de afectad@s por las hipotecas(PAH).

15 de abril de 2016. La acción “Una noche sin techo”, fue convocada por la Plataforma de afectad@s por las hipotecas de Valencia(PAH), y secundada por las diferentes PAHs del resto del País Valencià, además de multitud de asociaciones vecinales y colectivos sociales. “Mostrar solidaridad con las familias que han sufrido un procedimiento de ejecución hipotecaria, con las que han perdido la vivienda, con todas las que arrastran una deuda de por vida, por las personas desahuciadas, con quienes no pueden pagar los alquileres, o por entrar en una vivienda al no tener techo donde cobijarse”. Estas eran algunas de las razones aportadas por la PAH y por lo que la noche del jueves, en la plaza del Ayuntamiento de Valencia se llevó a cabo la acción. Las primeras horas del acto un “coro anti-deshaucios” y un grupo de música ayudaron a combatir el frio. Tras pàsar la noche “sin techo” entre mantas y cartones, las personas asistentes a la convocatoria concluyeron la mañana del viernes, con una manifestación por el centro financiero de la ciudad, donde se ubican los bancos. Ha sido la última de las innumerables acciones que ha realizado este colectivo de personas afectadas, amenazadas de deshaucio, que viene funcionando en Valencia desde hace cinco años.



Una noche sin techo. Plataforma de afectad@s por las hipotecas(PAH).
PAH96.mp3
::DESCARGAR::


Duración aproximada: 01:00:00

Colectivo de invisibles Alguna de esas personas ya han sufrido el deshaucio de su vivienda. Es el caso de Amparo Delgado, quien nos relata como en 2011 adjudicaron su casa mediante una subasta a Caixa Cataluña, manteniendo una deuda hipotecaria con el BBVA; quien embargó los bienes de madre y hermana ante su insolvencia, todo agravado con la minusvalía de 77% que sufre. “Cuando subastaron mi casa, fui ingresada en el hospital donde me operaron de tres aneurismas cerebrales”. La convicción de Amparo con el acto es clara: “Queremos llenar esta plaza de solidaridad. Hacer visible, aunque sólo sea por una noche al colectivo de invisibles”. Otro integrante de la PAH, José Luis González nos apunta otra de las razones de la protesta. Ha sido la falta de predisposición de las entidades bancarias a llegar a acuerdos en la “Mesa por la prevensión de deshaucios”, exigida por la PAH y auspiciada por la Consellería de vivienda, dependiente de la Generalitat Valenciana. “En la que proponíamos unas medidas de avance, como: buscar soluciones en cada caso particular, parar y evitar los deshaucios y poner las viviendas vacías a disposición de la gente sin techo”, señala José Luis, que subraya: “los bancos se negaron y no lo asumieron, y siguen habiendo deshaucios”. Sus afirmaciones se corroboran en los datos que ofrece el propio Consejo General del Poder Judicial. De ahí se revela que en el 2015 se produjeran en el Estado español, al menos 67.359 desahucios, 35.677 por alquileres y 29.225 derivados de ejecuciones hipotecarias. Otras 68.135 familias quedarían pendientes al haber recibido el aviso del juzgado del inicio del proceso, durante ese mismo año. Sobre este tema Amparo nos convoca al próximo deshaucio en la vecina localidad de Mislata el 21 de abril, donde bajo la titularidad de la Iglesia se pretende deshauciar a una mujer de 83 años. Y nos recuerda el último que tuvo lugar en el barrio de Nazaret, la semana pasada en un piso propiedad de Bankia. Entidad bancaria rescatada con 23.500 millones de euros de fondos públicos y que lidera el número de deshaucios con un 20% del total. José Luis afirma que la PAH “intenta utilizar todas las herramientas” para revertir esta situación. Es por eso que han realizado enmiendas y colaborado con la Consellería de vivienda en la elaboración de un anteproyecto para una nueva ley de vivienda en el País Valenciano. “Hay un trabajo para incidir políticamente a nivel estatal y localmente, que debe llevar aparejado el tema de la pobreza energética”. En este sentido quiere subrayar cinco exigencias básicas desde la PAH: la dación en pago retroactiva, un alquiler sostenible, parar los deshaucios, crear un parque público de alquiler, y que se garantice el suministro de luz y agua”. Amparo y José Luis coinciden en la opacidad de los grandes medios de comunicación, y lo achacan a “la vinculación con los intereses financieros de los bancos. Visibilizar el problema conllevaría a un cambio en la lógica del funcionamiento social y político. No se atreven a ’poner firmes’ y cuestionar a especuladores inmobiliarios, intereses en fondos buitre y a capas de políticos vinculados a esta mafia”. Al silencio mediático añaden, “hay que sumar la represión, con la Ley mordaza, han creado varios puntos a medida de la PAH”. Ocupar entidades bancarias conlleva una multa de entre 100 y 600 euros, ó impedir un deshaucio es calificado en esta ley como una “acción grave”, y puede suponer un castigo de entre 601 y 30.000 euros Psicología contra los deshaucios. “Visibilizar el problema es el primer paso para su solución”, afirma Inma Esteban de Psicólogos-as sin fronteras. Desde el 2011 está trabajando en el “programa de apoyo en crisis”, que lleva a cabo esta organización en colaboración con la PAH de Valencia. Desde entonces prestan atención gratuita a personas afectadas por la crisis y los deshaucios. Una atención remarca Inma “desde el activismo social. Nos implicamos en las acciones de la PAH y asistimos a sus asambleas”. “La mayoría de las personas con las que hablamos, se sienten culpables de su situación, sienten vergüenza, tienen síntomas depresivos y de ansiedad. Además de mucha tristeza, y problemas de insomnio. Normalmente se juntan un montón de cosas, desempleo, responsabilidades familiares con hijos a cargo. Muchas veces sin apoyo en su entorno más inmediato”, apunta Inma y continúa. “A esto hay que añadir la presión y amenazas por parte de las entidades bancarias. Suelen recibir llamadas intimidatorias de los bancos acreedores que minan más todavía su ánimo. De esto se encargan a veces empresas subcontratadas por los bancos para este fin“. Cuando van al servicio de salud, se les trata con psicofármacos. Esto genera una sensación que lo diluye momentáneamente, pero cuando pasa el efecto, el problema sigue ahí. No hay atención psicológica”. Esta es una de la reivindicaciones de esta ONGd que lleva a cabo la campaña la atención psicológica salva vidas. “Nuestra labor es proporcionar herramientas para afrontar este problema, que en sus casos más tragicos puede llevar al suicidio. Los medios están silenciando la primera causa no natural de muerte por delante de los accidentes de tráfico. Mientras no se hable de ello no se podrá hacer nada en prevención ni intervención”, denuncia Inma. En este sentido el Instituto Nacional de Estadística(INE), constata el incremento de los 3158 suicidios del 2011, a 3870 en el 2015. Inma concluye con dos recomendaciones, por un lado la asistencia a las asambleas de la PAH. “Ayudan en parte, a romper el aislamiento, soledad e impotencia. Y puede ser un comienzo para comenzar a salir del problema”. La otra es para la clase política, a las que invita “a darse un paseo por la realidad, pisar la calle y mirar alrededor, antes de legislar”.

http://pahvalencia.org/

https://directa.cat/actualitat/valencia-viu-una-nit-sense-sostre

Voces Meridianas
Ver más

Canal RSS/Podcast de Voces Meridianas

RSS/Poscast
http://audio.urcm.net/spip.php?page=backend

Archivos anuales:
2017
2016
2015
2014
2013
2012
2011
2010


Esta web es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid (URCM) www.urcm.net