T
 
Un instrumento que hoy en día es considerado un patrimonio de los pueblos andinos: el charango

29 de mayo de 2014. El charango es un instrumento musical vigente en las regiones altiplánicas de la Cordillera de Los Andes en América del Sur. Posee cinco pares de cuerdas aunque hay variaciones con menos o más cuerdas pero (casi) siempre en cinco órdenes o juegos. El charango tiene una trayectoria centenaria en Bolivia y el Perú, y también tiene importante presencia en la música de Argentina, Chile, y Ecuador. En las portadas de varias iglesias del siglo XVIII del departamento Potosí (Bolivia), y otros lugares de lo que hasta 1825 era el Alto Perú, así como también en la catedral de Puno, en Perú, existen sirenas esculpidas tocando pequeños cordófonos que probablemente ya fueron denominados charango en esos tiempos.



201419Planeta_Musical_Sur.mp3
::DESCARGAR::


Producción: Radio Calf-Universidad FM 103.7   |   Duración aproximada: 58:36

En 1610 con el auge del Cerro Rico de Potosí, esta ciudad era una de las más ricas del mundo con 160.000 habitantes, una metrópoli que atrajo a miles de europeos y por tanto también a cientos de músicos. El Maestro Cavour comenta en su libro que incluso Miguel de Cervantes, en 1612, pondera la gran majestuosidad de las riquezas potosinas. Analizando el origen del charango algunos cronistas de la época dicen que a principios de 1600 a la Villa Imperial de Potosi “los persas mandaban alfombras, Alemania sus mejores aceros, Francia sus sedas, Arabia sus aromas..” Todo esto daba la mejor imagen de que acá se encontraban, artistas, escritores, religiosos, inversores, artesanos, ingenieros, y desde ya, músicos. Y por supuesto, que en este ambiente la música e instrumentos europeos llegaron a la capital de la Plata, y se fueron expandiendo hacia las provincias y otros valles que en esa época eran importantes centros de producción de alimentos necesarios para la Villa Imperial, y por lo tanto entraron en una ligazón directa con toda índole de instrumentos. De esta manera, se puede decir sin duda alguna, que tuvo su origen durante la colonia y con seguridad nace con la muestra básica de la vihuela española entre la gente del pueblo. Por primera vez apareció este instrumento musical en un documento escrito en el año 1814 cuando un clérigo de Tupiza (del departamento de Potosí, Bolivia) mencionó "unos guitarrillos muy suyos, que por acá llaman charangos". El Charango en un principio se construyó de tablas laminadas, luego con el caparazón del Chirquincho con el brazo y clavijero construidos de madera, y por último todo de madera maciza. Para el Maestro Cavour el Charango es un instrumento de uso personal cuando acompaña a los arrieros, o bien es de uso comunitario cuando varios charangos se juntan cantando con varios ejecutantes, dando el marco musical a canciones y tonadas del lugar, donde los danzarines bailan y zapatean al son de los charangos. Lo cierto es que el charango hoy es un instrumento imprescindible del folclore boliviano. Ernesto Cavour en su libro, dice que la palabra charango deriva del vocablo americano “charanga!, palabra muy utilizada durante la colonia, que significa música de instrumentos metálicos bulliciosos y estrepitosos, seguramente por su estructura musical de una acústica dominante y de “charanguero” que quiere decir tosco, grosero, chapucero, mal hecho e imperfecto, por su condición de instrumento rústico y por estar mas al lado de los indígenas, sus principales cultores. Hasta los años cincuenta del siglo XX aparentemente el charango volvió a ejecutarse casi solamente en las regiones rurales, y por los habitantes de las ciudades muchas veces despreciadamente, era considerado como un "instrumento de indios". Pero a partir del año 1944 el boliviano Mauro Nuñez, primero en Lima y más adelante en Bolivia y Argentina, empezó a no solamente divulgar la música folclórica con charango, sino a renovar la música de charango, creando un estilo propio que ha dejado sus huellas profundas en la música andina hasta hoy en día. Fue él quien por primera vez, y para siempre ha llevado al charango a las salas de concierto. Mauro Núñez también se dedicó a la construcción de charangos, y gracias a él se ha estandarizado el "charango citadino" como lo conocemos hoy. En los años cincuenta y sesenta se empieza a popularizar el charango en Argentina, Chile y, por migrantes, también en Francia y otros países europeos. En Chile, con el golpe de estado del año 1973 se habían prohibido los instrumentos andinos y sobre todo el charango. Con la inevitable reacción de protesta de los músicos, sobre todo los que debieron emigrar de Chile, el charango se ha divulgado todavía más rápido en todo el mundo. A partir de los años sesenta, músicos y grupos como por ejemplo Jaime Guardia, que empieza a difundir la música de charango en Ayacucho, en el Perú con mucho éxito, Jorge Milchberg de Argentina y los hermanos Arguedas, Ernesto Cavour con Los Jairas, William Ernesto Centellas y Eddy Navía, de Bolivia y muchos otros, con giras llevan la música del charango a toda Europa, los Estados Unidos y Japón. Así, el charango ha sido revalorizado justamente, hecho que demuestran las múltiples ocasiones en las que se lo considera. Por ejemplo en el 2007, el Instituto Nacional de Cultura del Perú resolvió “declarar Patrimonio Cultural de la Nación al ’charango’, instrumento panandino de indudable trascendencia en la historia musical del Perú", de acuerdo al texto del dispositivo legal correspondiente. Por otro lado, en La Paz, en 1973 bajo la iniciativa fundamental de William Ernesto Centellas, y contando con la colaboración de Ernesto Cavour, fue constituida la Sociedad Boliviana del Charango que cada dos años organiza el Congreso Nacional del Charango, junto al evento Encuentro Internacional de Charanguistas. Y no sólo eso, también la Soc. Boliviana del Charango organizó en octubre del 2009, en el estadio Agustin Ugarte, en Potosí, un concierto con una orquesta integrada por 1157 charanguistas tanto de Bolivia como de otros países, en un evento que quedó inscripto en los Records Guinness como “La Orquesta de Charangos mas Grande del Mundo”. Comentarios extraídos del sitio charango.cl, declarado "Sitio Educativo" por la web del Ministerio de Educación de Chile y distinguido como "Super Página Musical" por la Asociación Internacional de Músicos Andinos, y varias otras pequeñas recopilaciones. Y a lo largo de esta hora, además de los charaguistas que fuimos mencionando, en la apertura del programa escuchamos a los chilenos Cesar Palacios y Pedro Plaza, y a los ecuatorianos Fernando Guerrero y Manolo Criollo. Es una realización de Jorge Laraia.

Planeta Musical Sur
Radio Universidad Calf FM 103.7 en la ciudad de Neuquén, Rep. Argentina. es una radio comunitaria, sin fines de lucro, propiedad de CALF Cooperativa Provincial de Servicios Públicos y Comunitarios de Neuquén, y de la Universidad Nacional del Comahue. Su programación general está orientada a la buena música, y a las noticias, principalmente del ámbito local y regional, con un marcado sentido social y popular. En el marco de dicha programación, desde el año 2003 Planeta Musical Sur se emite todos los sábados de 19 a 20 horas, y está dedicado a difundir la música de los diversos países del mundo, exceptuando generalmente a los anglosajones. Los temas musicales son acompañados por comentarios sobre (...) Ver más

Canal RSS/Podcast de Planeta Musical Sur

RSS/Poscast
http://audio.urcm.net/spip.php?page=backend

Archivos anuales:
2014
2013
2012
2011
2010
2009
2008
2007
2006


Esta web es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid (URCM) www.urcm.net