T
 
Surinam, una verdadera torre de Babel de lenguas y de músicas.

26 de julio de 2012. Para tener una idea de la babel de lenguas que se vive en Surinam, basta dar un paseo por la capital, Paramaribo, que parecerían un pequeño pueblo de Nueva Inglaterra si no fuera por el hecho de que las majestuosas casas de madera inmaculadamente blanca aparecen mezcladas por multicolores casinos chinos y mezquitas islámicas coronadas por los típicos minaretes. Y como una lógica consecuencia del crisol de razas que conviven en Surinam, la misma babel se aprecia en su música.



201230Planeta_Musical_Sur.mp3
::DESCARGAR::


Producción: Radio Calf-Universidad FM 103.7   |   Duración aproximada: 58:23

Si uno va a una oficina estatal en Surinam, será atendido en neerlandés, la lengua oficial. Pero en la verdadera babel que constituye esta ex colonia holandesa, se hablan por lo menos otras diez lenguas, entre ellas mandarín, hindi, javanés y media docena de lenguas autóctonas. Para hacer las cosas más complejas, el inglés entra a los hogares por televisión, y el portugués es la lengua que crece más rápidamente, debido a un flujo cada vez mayor de inmigrantes brasileños. Y por sobre toda esta babel planea una lengua franca: el sranan tongo (de Surinam tongo en inglés, «lengua de Surinam, un idioma creado por esclavos africanos en el siglo XVII. Pero entonces ¿qué lengua hablan los 550.000 habitantes del país? Ése es precisamente el dilema de Surinam —la antigua Guayana holandesa— un país inmerso en un acalorado debate sobre su identidad nacional, tres décadas después de haberse independizado de Holanda. Surinam, antiguamente conocida como Guayana Holandesa o Neerlandesa, es un país situado al norte de América del Sur, que limita con el océano Atlántico al norte, con la Guayana Francesa al este, con Guyana al oeste, y con Brasil al sur. Su territorio es de 164.000 km² y su población, según datos de la ONU de 2011, de alrededor de 550 000 habitantes, lo convierte en el menos poblado de los países independientes de América del Sur. Su capital es la ciudad de Paramaribo. Las primeras civilizaciones se suponen situadas en lo que en la actualidad es Sipaliwini, dado que se han encontrado numerosos objetos de piedra como flechas, puntas líticas, hachas de mano y cuchillos usadas por cazadores en el Paleolítico Superior, alrededor del décimo milenio antes de Cristo. Los primeros visitantes europeos fueron comerciantes holandeses en el siglo XVI, pero las primeras colonias fueron instaladas por ingleses, los cuales llevaron esclavos para trabajar en sus plantaciones. Impulsados por la leyenda de El Dorado, La Compañía Holandesa de las Indias Occidentales estableció una fortaleza en Kyk-over-al en 1616. 50 años después los británicos cambiaron su parte de Surinam por Nueva Ámsterdam, actual Nueva York. En 1863, las colonias holandesas abolieron la esclavitud, siendo esta mano de obra reemplazada por el trabajo de inmigrantes indios, javaneses y chinos. Dicho cambio hizo aun más compleja la estructura étnica nacional, con una mayoría de población india apegada a sus tradiciones culturales. Los criollos descendientes de esclavos, los javaneses, los negros cimarrones, los indios americanos y una pequeña minoría europea completaban el abanico surinamés. Debido a ello, las diferencias étnicas, culturales y lingüísticas han sido factores cruciales en la dificultad del surgimiento de una conciencia nacional. A partir de la independencia, proclamada en 1975, se sucedieron años de una gran inestabilidad social, económica y principalmente política. A varios golpes de estado, se sumó la fuerte emigración hacia los Países Bajos, que provocó una grave escasez de cuadros técnicos y profesionales, las actividades económicas decayeron y la agricultura retrocedió a niveles muy precarios. En 1993 el país sufrió las consecuencias de la caída del precio de la bauxita y la contracción de su economía a un ritmo promedio anual del 2,6%. En mayo de 2006 fuertes lluvias azotaron al país y causaron severas inundaciones, cuando más de 30.000 km² de territorio quedaron sumergidos bajo las aguas, y 175 pueblos fueron prácticamente «borrados del mapa» al ser tapados por capas de hasta dos metros de barro. Unas 25.000 personas perdieron todo lo que tenían. Mientras que cuando abrimos el programa se pudo oír ese ritmo tan popular en Surinam llamado Kasako, en otros lugares se escucha a un cantante Mukesh de Surinam, llamado Ramnarain Sewram. Como decíamos, la población de Surinam llegó desde todas partes del mundo. Así habitantes cuyos antepasados fueron originarios de la India y de Pakistán, forman parte de esa población hoy en día, y muchos continúan escuchando canciones basadas en su propia cultura. Por su parte, George Scheermaker fue uno de los grandes saxofonistas de Surinam, por el sonido especial con el que hacía vibrar su saxo. Muchos de sus temas consisten sobre todo en "kotodansi", una música tradicional de la mujer (denominadas Misies Koto). Otra forma de música popular criolla relacionado con la música Winti se llama Kawina, que surgió después de la abolición de la esclavitud en 1863. Al comienzo del siglo pasado, la Kawina se convirtió en una forma importante de la música popular para la gente de la ciudad y las zonas costeras de Surinam. Sus textos hablan de temas de la vida cotidiana, pero sobre todo relativos a las relaciones entre hombres y mujeres, y de los escándalos públicos. Son principalmente canciones para entretener y para bailar, con largos interludios instrumentales y con improvisaciones por el conjunto de percusión. Aparte de los textos, la principal diferencia con la música Winti, está en los instrumentos, los tiempos empleados y la mayor libertad para improvisar que disfrutan los bateristas y cantantes. La Música de la India llegó con los inmigrantes del sur de Asia. Esta música folclórica tocada originalmente con instrumentos como el dhantal, tabla, cítara, armonio y dholak, posteriormente incluiría tambores tassa. La música era en su mayoría canciones hindúes llamadas bhajans, así como filmi, mientras que la forma de cantar es una aportación de la comunidad indígena en Surinam y Guayana. Alioko también es una forma muy popular de la música religiosa que se desarrolló a través de las diferentes culturas, y se abrió camino en Surinam. Utilizando los tambores y las melodías de guitarra, los intérpretes tratan de comunicarse con los espíritus y los dioses a través de esta música. Y finalmente está el ’Kaseko’, un género musical originario de Surinam que fusiona estilos tanto europeos, americanos, africanos como indígenas, y que se popularizó a mediados de la década de los 70 cuando fue llevado a Holanda por los Surinameses expatriados. La palabra Kaseko al parecer se deriva de la expresión francesa casser le corps, que significa romperse el cuerpo, como referencia a las enérgicas danzas populares durante la esclavitud. El Kaseko está relacionado con otros estilos locales como el winti y la kawina, y como estos usa el estilo de frase y contrafrase, acompañadas de ritmos complejos. Se incluyen generalmente tambores, saxofón, trompetas, trombones y numerosos coros. Este género evolucionó del Bigi Pokoe, que se ejecutaba ya en 1930 en festivales, luego muy influenciado por el jazz, la samba, el calipso y el rock and roll. Comentarios basados en un artículo de Simon Romero, para el The New York Times, y básicamente del blog swietiesranang-aka-sweetSurinam, un sitio con mucha información y música de este país. En cuanto a los intérpretes, durante el programa se escuchan los siguientes temas: 01 - The Kaseko Masters - horie joe blo 02 - Ramnarain Sewram - Zuban pe dard 03 - George Scheermaker - We gwe ma we kong baka 04 - Fra Fra Sound - tingeling 05 - Johnny de Miranda - Ding sjoela 06 - Alberto Gemerts - Lobie foe monie 07 - Sabakoe - Gron winti 08 - Limbo Kawina Band - Powena Lele (Apoekoe) 09 - Ramdew Chaitoe - Halki Halki 10 - Carlo Jones & The Surinam Kaseko Troubadours - kaseko fu papa 11 - King Koyeba - Kinkie Joe Libie 12 - King Koyeba - Hey baby Es una realización de Jorge Laraia

Planeta Musical Sur
Radio Universidad Calf FM 103.7 en la ciudad de Neuquén, Rep. Argentina. es una radio comunitaria, sin fines de lucro, propiedad de CALF Cooperativa Provincial de Servicios Públicos y Comunitarios de Neuquén, y de la Universidad Nacional del Comahue. Su programación general está orientada a la buena música, y a las noticias, principalmente del ámbito local y regional, con un marcado sentido social y popular. En el marco de dicha programación, desde el año 2003 Planeta Musical Sur se emite todos los sábados de 19 a 20 horas, y está dedicado a difundir la música de los diversos países del mundo, exceptuando generalmente a los anglosajones. Los temas musicales son acompañados por comentarios sobre (...) Ver más

Canal RSS/Podcast de Planeta Musical Sur

RSS/Poscast
http://audio.urcm.net/spip.php?page=backend

Archivos anuales:
2014
2013
2012
2011
2010
2009
2008
2007
2006


Esta web es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid (URCM) www.urcm.net