T
 
Potosí, ciudad emblemática durante la conquista española, junto a las canciones de Luis Rico

5 de julio de 2012. Potosí es una de las ciudades más antiguas, famosas y de más historia de América, conocida por su derroche de riqueza, a cuya sombra surgieron centenares de iglesias, residencias, palacios y plazas, y cobraron un auge inusitado las bellas artes entre los siglos XVII y XVIII. Llegó a ser el mayor centro de producción de plata del continente, y se convirtió, en pleno siglo XVII, en la ciudad más grande de América. Y a unos cuantos kilómetros al sur de Potosí, nació Luis Rico, un músico, compositor y trovador, considerado uno de los mejores cantantes de música social que tiene su país de origen.



201227Planeta_Musical_Sur.mp3
::DESCARGAR::


Producción: Radio Calf-Universidad FM 103.7   |   Duración aproximada: 58:43

Situada a algo más de 400 km de la frontera con Argentina, la historia inicial de Potosí es una mezcla intrincada de hechos fantásticos con verídicos, por lo que es difícil distinguir la historia de la leyenda. Se dice que las vetas de plata fueron descubiertas de forma casual, una noche del año 1545, por un pastor quechua llamado Diego Huallpa, que se perdió mientras regresaba con su rebaño de llamas. Decidió acampar al pie del Cerro Rico y encendió una gran fogata para abrigarse del frío. Cuando despertó por la mañana, se encontró con que, entre las brasas humeantes de la fogata, brillaban hilos de plata, fundidos y derretidos por el calor del fuego. Poco después un grupo de españoles encabezados por el capitán Juan de Villarroel tomaron posesión del Cerro Rico, tras confirmar el hallazgo del pastor, y establecieron un poblado. Según otra versión, los Incas ya conocían la existencia de plata en el cerro, pero cuando el emperador inca intentó comenzar la explotación del cerro, éste lo expulsó mediante una estruendosa explosión (de donde deriva el nombre del lugar, "¡P’utuqsi!"), prohibiéndole extraer la plata, que estaba reservada "para los que vinieran después". Los historiadores ven en esta variante una deliberada influencia de los españoles en la leyenda, para legitimar sus labores en el cerro. Muy pronto, el "Cerro Rico de Potosí" alcanzó renombre mundial gracias a su fabulosa riqueza argentífera. En 1572, a menos de 30 años de su descubrimiento, en Potosí se había establecido una población de 120.000 almas, mayor que Sevilla, la más grande ciudad de la Metrópoli. Durante el coloniaje, la minería de la plata en Potosí produjo un gran impacto en el mundo occidental. Según Von Brentano, en su "Histoire de la Renaissance", la plata de Potosí creó el clima económico que hizo posible que el período del Renacimiento alcanzara el empuje y brillo que tuvo. El metal argentífero financió las guerras sostenidas por los Habsburgo en Flandres, Francia, Alemania, Italia, en el Mediterráneo contra el Gran Turco y en el litoral de Inglaterra. Fue tal la enorme cantidad de plata que desde el Alto Perú se vertió en Europa, a través de España, que dio un gran impulso a la economía precapitalista, revolucionando los mercados y los precios, mientras que en España se desató un agudo proceso inflacionario que, paradójicamente, constituyó un factor para la decadencia de la agricultura y la industria en aquel país. Pero la población indígena, en tanto, sufría una explotación infrahumana. Decenas de miles de indígenas fueron sometidos a la mita, un sistema de esclavitud que ya era habitual en el período incaico, pero cuyo uso intensificaron los españoles, y creció aún más a instancias del virrey Francisco de Toledo, ante la falta de mano de obra para la minería. A los mitayos (como se llamaba a los indios sometidos a la mita) se les hacía trabajar hasta 16 horas diarias, cavando túneles, extrayendo el metal manualmente o a pico. Eran muy frecuentes los derrumbes y otros accidentes, que ocasionaban la muerte de cientos de trabajadores. Debido a que las rebeliones eran ahogadas a sangre y fuego, es probable que hasta 15.000 indígenas hayan muerto en la explotación de la plata, entre 1545 y 1625. La producción de plata llegó a su punto máximo alrededor del año 1650, momento en el cual las vetas empezaron a agotarse, y Potosí entró en un camino cuesta abajo del que no pudo recuperarse jamás. En 1719, una epidemia de tifoidea mató a cerca de 22 000 personas, y otras tantas abandonaron la ciudad. Para 1750 la población se redujo a 70 000 habitantes. Treinta años después, cayó a 35 000 habitantes. Al estallar el movimiento de independencia, la población había descendido a tan sólo 8000 habitantes. Luis Rico, el cantautor con quien compartiremos esta segunda parte del programa, nació en 1945 en Tupiza, en el Departamento de Potosí, a 250 km al sur de esta ciudad, y en su extensa carrera como compositor y cantante recorre a través de sus interpretaciones distintos ritmos originarios del altiplano, centro y oriente de Bolivia, así como también explora ritmos afines a la región andina y latinoamericana, como en el caso del joropo, originario de la región de los llanos colombo-venezolanos, además de investigar ritmos de Argentina, Ecuador, y Perú. Su creatividad le permite obtener canciones con sentido y contenido, cuenta historias y hace un recorrido por Bolivia con sus letras y compases, una Bolivia que muchos bolivianos ignoran. Viajó a través de Europa interpretando el folclore boliviano y latinoamericano por varios años, teniendo una gran recepción en Francia y Suiza. Y por supuesto recorrió con sus canciones gran parte de Latinoamérica. Actualmente radicado en Bolivia, sigue de cerca el cambio político del país y suele presentarse periódicamente en la ciudad de La Paz. En una entrevista que le hicieron, Luis Rico cuenta que nunca perteneció a algún partido político ni a un equipo de fútbol, porque los artistas tienen un chip de anarquistas, no obedecen las reglas establecidas, y cuando tienen la capacidad de seducir con su música, intentan que aplaudan de derecha y de izquierda, los ricos y los pobres. Y agregó “Cuando eligieron presidente a Evo, yo no voté por él, voté por mí mismo, para ponerme a prueba si puedo administrar el país desde mi guitarra” Y en esa entrevista la preguntaron -¿Cuál es el precio que ha pagado por ser boliviano? A lo que contestó -Yo vengo de una familia humilde, a pesar de mi apellido. Mi padre fue artesano de zapatos, mi madre supo educar bien a diez hijos. En dictaduras, un cantor de protesta era como una sarna contagiosa. Con Banzer estuve preso, y luego en la clandestinidad, y con García Meza debí salir del país, ése es el precio que pagué por ser boliviano... Cada 23 de marzo se recuerda en Bolivia el Día del Mar, fecha emblemática por la toma de Calama en 1879 por parte de los ejércitos chilenos. En los hechos, la Guerra del Pacífico significó para Bolivia la pérdida de 400 km de costa sobre el océano Pacífico y 120 mil km cuadrados de territorio, consolidada en 1904 con la firma del Tratado de Paz y Amistad. En numerosas ocasiones se ha señalado que la pérdida para Bolivia es incalculable: en extensión territorial, en oportunidades de negocios, en facilidades de comercio marítimo e incluso, bien mirado, en minería, ya que el megayacimiento de cobre de Chuquicamata, sostén principal de la economía chilena, está en el que fuera territorio boliviano. Y en adhesión a esa fecha, el cantautor boliviano Luis Rico, ofreció una serie de conciertos donde presentó su obra "El mar nuestro de cada día", relato histórico basado en fragmentos de la obra del escritor uruguayo Eduardo Galeano unidos por sus canciones, que relatan la verdadera historia de la guerra del pacifico en la que, como dice Galeano -Mientras bolivianos, peruanos y chilenos se sacaban las tripas a golpes de bayoneta, los ingleses compraban los campos de batalla ricos en salitre. Los comentarios de este programa están basados en una nota de Darwin Pinto publicada en El Deber de Santa Cruz, una Editorial de La Razón de La Paz y notas del sitio luisrico.blogspot. Durante el programa se escuchan los siguientes temas: 01 - Tupac - Potosi 02 - Los Kjarkas - Flor de Potosi 03 - Grupo folklorico Expresion Bolivia - Minero valiente 04 - Savia Andina - El Minero 05 - Antonieta Antezana - El racismo 06 - Teodoro Mamani - Potosí cuna del Charango 07 - Luis Rico - Mamalas de Potosi 08 - Luis Rico - Los Chiriguanos del sur 09 - Luis Rico - Bienvenido general 10 - Luis Rico - Oscuros los intereses 11 - Luis Rico - Viva mi patria Bolivia 12 - Luis Rico _ Palomitay Es una realización de Jorge Laraia

Planeta Musical Sur
Radio Universidad Calf FM 103.7 en la ciudad de Neuquén, Rep. Argentina. es una radio comunitaria, sin fines de lucro, propiedad de CALF Cooperativa Provincial de Servicios Públicos y Comunitarios de Neuquén, y de la Universidad Nacional del Comahue. Su programación general está orientada a la buena música, y a las noticias, principalmente del ámbito local y regional, con un marcado sentido social y popular. En el marco de dicha programación, desde el año 2003 Planeta Musical Sur se emite todos los sábados de 19 a 20 horas, y está dedicado a difundir la música de los diversos países del mundo, exceptuando generalmente a los anglosajones. Los temas musicales son acompañados por comentarios sobre (...) Ver más

Canal RSS/Podcast de Planeta Musical Sur

RSS/Poscast
http://audio.urcm.net/spip.php?page=backend

Archivos anuales:
2014
2013
2012
2011
2010
2009
2008
2007
2006


Esta web es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid (URCM) www.urcm.net