El 8 de mayo fue un día para la Historia. Para la historia con mayúsculas. Un ejemplo de la resolución de los conflictos a través del diálogo. Ese día culminó un largo proceso de paz en Irlanda del Norte. Nueve años después del Acuerdo de Viernes Santo, once años después del alto el fuego del IRA y casi dos años después de su desarme definitivo, se produjo lo que no se imaginaba tiempo atrás: los que fueron antiguos enemigos van a gobernar juntos.
El reverendo protestante Ian Paisley, furibundo antipapista (que llegó a proclamar en el Parlamento Europeo que Juan Pablo II era el Anticristo) y líder del intransigente Partido Democrático del Ulster ya es el Primer Ministro del gobierno autónomo de Stormont, y compartirá el poder con el jefe negociador del Sinn Féin y antiguo comandante del Ejército Republicano Irlandés (IRA), Martin McGuinness, que ya es el Viceprimer Ministro de Irlanda del Norte.

13 de mayo de 2007
| Duración: 59:27

Después de una amarga Guerra Anglo-Irlandesa (también conocida como la Guerra de Independencia Irlandesa), representantes del gobierno británico y el gabinete de la República Irlandesa negociaron en 1921 un Tratado Anglo-Irlandés. El nuevo estado libre abarcaría en teoría la totalidad de la isla, sujeto a la condición de que Irlanda del Norte pudiera elegir su permanencia como parte del Reino Unido, lo cual hizo, de hecho.
Luego de la partición de la isla, en Irlanda del Norte aparece este conflicto que se desarrolló durante mas de 40 años, entre unionistas (generalmente protestantes) y republicanos (o nacionalistas, generalmente católicos). El conflicto fue causado por el status de Irlanda del Norte dentro del Reino Unido, y la presunta dominación de la mayoría unionista sobre la minoría republicana.
La violencia se caracterizó por las campañas paramilitares que se sucedieron a lo largo del conflicto, siendo la más notable la que sostuvo el IRA de 1969 a 1997, que tuvo como objetivo el acabar con la presencia británica en Irlanda de Norte y la creación de una nueva República de Irlanda que abarcara la isla en su totalidad. En respuesta a esta campaña, y también por la percepción de que la dominación unionista de Irlanda del Norte empezaba a erosionarse, fuerzas unionistas paramilitares (como la UVF, Ulster Volunteer Force) lanzaron sus propias campañas contra la población republicana-nacionalista.
El conflicto podría ser clasificado como una guerra de guerrillas o incluso una guerra civil. De todas maneras, la gran cantidad de bajas sufridas por las fuerzas de seguridad británicas (alrededor de 1000 muertos y miles de heridos), los recursos empleados por el gobierno británico durante más de 25 años, la destrucción causada en muchos ciudades y pueblos de Irlanda del Norte e Inglaterra, y el complejo arsenal usado por los grupos paramilitares hacen pensar que el conflicto fue una guerra de facto.
Es una realización de Jorge Laraia.

Radio Universidad Calf FM 103.7 en la ciudad de Neuquén, Rep. Argentina. es una radio comunitaria, sin fines de lucro, propiedad de CALF Cooperativa Provincial de Servicios Públicos y Comunitarios (...)
Archivos anuales
Canal RSS/Podcast

ÚLTIMAS EDICIONES



201446Planeta_Musical_Sur.mp3
MP3 |53.4 MB




201445Planeta_Musical_Sur.mp3
MP3 |52.6 MB




201444Planeta_Musical_Sur.mp3
MP3 |53.7 MB