T
 
Música de Baluchistan, de un pueblo enclavado en el Medio Oriente

1ro de noviembre de 2012. Hoy hay dos grandes pueblos en el mundo sin Estado, los kurdos y los baluchis. Estos últimos son los habitantes de Baluchistán, un territorio de un tamaño superior a España con una población de unos diez millones de habitantes, distribuidos entre tres países diferentes: Pakistán, Irán y Afganistán, en una región donde se encuentra uno de los primeros asentamientos agrícolas del sur de Asia, siendo el más conocido el de Mehrgarh, del año 6.500 a. C. Y originario de Baluchistán es Abdulrahman Surizehi, que toca un instrumento baluchi llamado benju, y es ampliamente considerado como uno de los mejores embajadores musicales del mundo de Baluchistán.



201244Planeta_Musical_Sur.mp3
::DESCARGAR::


Producción: Radio Calf-Universidad FM 103.7   |   Duración aproximada: 58:32

La primer parte del programa está dedicada a Abdulrahman Surizehi, tanto un artista intérprete o ejecutante de Benju, como un compositor y arreglista de melodías contemporáneas. La música baluchi está relacionada con las tradiciones musicales del sur de Afganistán, el oeste de Pakistán e Irán oriental, y tiene sus escalas y ritmos muy particulares. En sintonía con esa tradición, Surizehi crea expresiones musicales vitales y creativas, y estilos dentro de las tradiciones musicales de Baluchistán. Abdulrahman Surizehi es un artista de clase mundial, y los que lo conocen lo consideran como el mejor intérprete del mundo del instrumento baluchi llamado Benju. Trabaja como músico, y aparece tanto en solitario como en diversos proyectos de músicas del mundo, con una manera vital y creativa de intérpretar su música. Lo que revela un conocimiento y un dominio excelente de los repertorios completos sobre el Benju, que ha recogido a través de innumerables reuniones y grabaciones con varios grandes maestros, tanto en Irán como en Pakistán. El benju es un tipo de cítara equipado con un teclado, de uso común en la música de Baluchistán. El instrumento se cree que está basado en el instrumento japonés taishogoto, que llegó desde el sur de Asia a principios del siglo 20, y en Baluchistán, se lo se ha desarrollado y mejorado. El Benju baluchi es de aproximadamente un metro de longitud una anchura de 10 -12 cm y la caja de resonancia es de unos 5 cm de altura, con seis cuerdas, una cuerda principal doble y las otras cuerdas acompañado en cada lado. La mano derecha toca las cuerdas con un plectro de madera o plástico, mientras que la mano izquierda presiona con los dedos sobre las teclas. El benju se utiliza principalmente como un instrumento solista acompañado por dholak y tamburag, aunque a veces se lo combina con una especie de violín llamado sorud. Abdulrahman se ha beneficiado considerablemente al tener un buen maestro en su padre, Joma Surizehi, al que se considera fundamental para mejorar el instrumento, así como la consolidación del Benju en la tradición Baluchi. Actualmente, Abdulrahman vive en Oslo, en Noruega y ha sido colaborador en varios proyectos basados en fusión de músicas, en una labor que realiza progresivamente en el ámbito internacional. Se le conoce a nivel de una audiencia mundial a través de la participación en festivales y conciertos, y también por sus brillantes aportaciones de las grabaciones Balochi con el sello Ocora de buena reputación en Francia, y con la etiqueta del sello noruego Etnisk Musikklubb, con lo que ha construido un gran prestigio y fama entre los conocedores de la tradición Baluchi tanto dentro y fuera de Baluchistán. Además de Benju, Abdulrahman ejecuta el doholak, un tambor de doble cabeza, Tanburag, Tabla y Sorud. El Baluchistán pakistaní tiene una extensión de 347.190 km2, con una población que ronda los siete millones de habitantes, es decir, escasamente poblado. Es un terreno árido y muy montañoso con una gran escasez de agua. Su capital es Quetta, situada en un valle cerca de la frontera de Afganistán. Su escasez de agua es muy preocupante, porque se abastece de 2.000 pozos que bombean agua fósil no renovable de acuíferos muy profundos y a punto de agotarse. Por su parte, el Baluchistán iraní tiene una extensión de 181.785 km2 y una población de dos millones y medio de habitantes. Es una zona siempre azotada por vientos y muy árida. Su capital es Zahedan. Además, un trozo del sur de Afganistán también pertenece al Baluchistán. Los baluchis habitaron la región desde tiempos antiguos. Procedentes de Siria en los inicios de la era cristiana, están divididos en dos grupos, los Makrani y los “negros” de Kalat. Cada una de estas tribus se bifurcan en varias ramas, donde el Sardar, jefe tribal juega un papel fundamental en su funcionamiento. En el siglo XVIII, Baluchistán era conocido como el reino de Kalat siendo gobernado por un Khan. Con la llegada de los ingleses a la península del Indostán su situación cambia radicalmente. En un principio se respeta su independencia, pero se acaba dominando al Khan y poniéndolo al servicio de los intereses británicos. A lo largo del siglo XIX se efectúa su división entre Irán, Pakistán y la India inglesa, y cuando en 1947 se procede a la descolonización, surgen dos países la India, y el Pakistán con dos territorios el occidental y el oriental que posteriormente se transformará en Bangla Desh. No se tuvo en cuenta los intereses del pueblo baluchi y aunque el Khan de Kalat se declara independiente, rápidamente el ejército paquistaní toma el control y pasó a ser una provincia más del Pakistán occidental. Desde 1947, cuando pasó a manos paquistaníes se han producido varias revueltas como las de 1948 y 1958 que fueron fuertemente reprimidas. Ya en los inicios del siglo XXI, Baluchistán ha sido protagonista de numerosos incidentes, con el surgimiento de fuertes movimientos independentistas. Las canciones que nos acompañan en esta segunda parte del programa, hablan precisamente, del deseo de liberación de este pueblo. Las rebeliones de décadas pasadas se saldaron con miles de muertos y en la última década los enfrentamientos se han recrudecido con la creación de grupos como el Ejército para la Liberación de Baluchistán y la Organización de Estudiantes Baluchis, produciéndose importantes bajas por ambas partes. La guerra secreta sigue en Baluchistán, tapada o encubierta por los graves hechos que se suceden a diario en las regiones fronterizas con Afganistán, o por la guerra sectaria que se desarrolla en el resto de Pakistán entre grupos combatientes sunnitas y chiitas. Sin embargo, esta escalada represiva no ha impedido que algunas organizaciones de Derechos Humanos denuncien la situación que padece el pueblo baluchi y señalen directamente al estado paquistaní, como responsable de las múltiples atrocidades que se están cometiendo. Y qué hay detrás de esta situación? Baluchistán es importante en la geoestrategia mundial, porque a pesar de ser un territorio muy árido, en sus tierras se encuentran enormes riquezas en gas y petróleo, pudiendo ser el tercer productor mundial de energía. Este territorio dispone también de grandes recursos mineros como oro, carbón, cobre, plata, platino, aluminio y sobre todo uranio. Por ello, tres potencias aparecen en el escenario: la India siempre ha apoyado al movimiento baluchi con el objetivo de debilitar a Pakistán, su enemigo tradicional y con el que está inmerso en una carrera armamentística y militar sin fin. Por su parte, China apoya a Pakistán como elemento disuasorio contra la India, su enemigo tradicional, además de como fuente de energía para abastecer la cada vez mayor demanda que provoca el desarrollo chino. Y el otro gran actor de la zona son los Estados Unidos, desde cuando los conservadores de Bush plantearon un reordenamiento de todo el Oriente Medio que les asegure las fuentes energéticas para su economía, En sus proyectos estaba la creación de Baluchistán, que quedaría bajo su protección y que le permitiría disponer de grandes reservas de gas, petróleo y uranio, así como la salida al mar de las riquezas energéticas de las repúblicas centroasiáticas, y con la posible creación del Baluchistán presionar a dos países como Pakistán e Irán con los que ha tenido desencuentros frecuentes. Y en medio de todo este tablero geopolítico: el pobre, el pueblo baluchi... Comentarios basados en un artículo de Edmundo Fayanas Escuer para Rebelión.org, otro de Tino Brugos, de la Comisión Asiática de Derechos Humanos, y notas de los sitios epartia.com y baloch4u.com Durante el programa se escuchan las siguientes interpretaciones: 01 - Abdulrahman Surizehi & Javid Afsari Rad - Shervandi Zahirig Baho, Ballok Ordok, 02 - Abdulrahman Surizehi & Javid Afsari Rad - Damali (Baluchi Trance Music), 03 - Abdulrahman Surizehi & Javid Afsari Rad - Damali - Leyro (Baluchi Trance Music), 04 - Abdulrahman Surizehi & Javid Afsari Rad - South Indian Folk Melody, 05 - Abdulrahman Surizehi & Javid Afsari Rad - Ghazal, 06 - Abdulrahman Surizehi & Javid Afsari Rad - Karvan, 07 - Khalil Shorabi - Balochi song (Dil e darbara), 08 - Saif Jaan - Free Balochistan, 09 - Naseer Ahmad - We Want Free Baluchistan (Biyaaet Braatan Shaor Banden), 10 - Hamza Amin - I Love My Baluchistan! (Baluchistan Mana Dustent Chu Saaha), 11 - Shah-Jaan Dawoodi - Balochi song (Byar e sharabaa), 12 - Habib Baloch Buzdar & Sardar Akhtar Jan Mangel - Urdu song for Azaad Balochistan. Es una realización de Jorge Laraia.

Planeta Musical Sur
Radio Universidad Calf FM 103.7 en la ciudad de Neuquén, Rep. Argentina. es una radio comunitaria, sin fines de lucro, propiedad de CALF Cooperativa Provincial de Servicios Públicos y Comunitarios de Neuquén, y de la Universidad Nacional del Comahue. Su programación general está orientada a la buena música, y a las noticias, principalmente del ámbito local y regional, con un marcado sentido social y popular. En el marco de dicha programación, desde el año 2003 Planeta Musical Sur se emite todos los sábados de 19 a 20 horas, y está dedicado a difundir la música de los diversos países del mundo, exceptuando generalmente a los anglosajones. Los temas musicales son acompañados por comentarios sobre (...) Ver más

Canal RSS/Podcast de Planeta Musical Sur

RSS/Poscast
http://audio.urcm.net/spip.php?page=backend

Archivos anuales:
2014
2013
2012
2011
2010
2009
2008
2007
2006


Esta web es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid (URCM) www.urcm.net