T
 
Las luchas por la libertad de sus pueblos, de dos esclavos: Benkos Biohó, en Colombia, y Zumbi, en Brasil

4 de septiembre de 2014. Hay pocos monumentos en el mundo dedicados a los esclavos y cimarrones africanos. Uno es un monumento a Kunta Kinte en Annapolis, la capital del Estado de Maryland, en Estados Unidos. Otro en Barbados, dedicado a Bussa, que lideró la mayor revuelta de esclavos en la historia de Barbados. En Santo Domingo, hay uno dedicado a Sebastian Lemvhia, un dirigente negro que lideró una prolongada rebelión contra la esclavitud en la isla La Española, y en México, hay otro dedicado a Gaspar Yanga, fundador de Yanga, en Veracruz, el primer pueblo de esclavos liberados en las Américas, fundado en 1570, y reconocido por la Corona Española en 1610. Pero en este programa vamos a recordar a otros dos de estos luchadores, a quienes también se les ha dedicado un monumento. En Colombia, uno ofrecido a Benkos Biohó, y un ejemplo en Brasil, con un monumento dedicado a Zumbi.



201432Planeta_Musical_Sur.mp3
::DESCARGAR::


Producción: Radio Calf-Universidad FM 103.7   |   Duración aproximada: 58:28

Para hablar de Zumbí es preciso saber de los Palenques, sobre todo del Palenque de los Palmares, donde él entregó su vida en la lucha por la liberación de su pueblo. Los dueños de los ingenios mantenían en ellos a los esclavos valiéndose de las más extremas violencias, pero en los libros oficiales de historia casi nada se dice de las luchas contra la esclavitud. Puntos clave de esa lucha, los palenques se extendieron a todo Brasil, durante todo el tiempo en que hubo esclavitud negra. De este modo, los palenques fueron espacios de libertad creados por los negros. En los palenques se daba un tipo de sociedad diferente de la nuestra de hoy. Había palenques de varios tamaños, y tenían relaciones entre sí, y se relacionaban comercialmente con varias localidades. Los habitantes de los palenques cultivaban arroz, frijoles, mandioca, caña, papas y legumbres y tenían huertas con varios tipos de frutas. Había quienes tenían mucho conocimiento de la metalurgia, del hierro, con técnicas traídas de África. Algunos palenques tuvieron gran relieve, como el Palenque de Ambrosio, en Minas Gerais, que llegó a tener más de 10 mil habitantes. El Palenque de Palmares resistió más de cien años. Su origen es anterior al 1600, aunque no se sabe el año exacto. En Palmares había once poblaciones conocidas, donde cada población tenía un jefe, escogido por su fuerza, inteligencia y habilidad. Había leyes rigurosas, con penas de muerte para los robos o el homicidio. Lo que los unía era el hecho de que todos luchaban por la libertad, contra toda forma de opresión y explotación. La región de Palmares recibió ese nombre porque tenía gran cantidad de palmeras y un bosque cerrado lleno de animales peligrosos, con sierras y precipicios. Hay documentos de esa época que hablan de Palmares como de un verdadero Estado negro. Los ataques y las persecuciones fueron muchas, pero todas las expediciones de los colonizadores fracasaron ante Palmares. Ganga Zumba, uno de los jefes de Palmares, fue rendido, hecho prisionero y envenenado después de falsas promesas hechas por los colonizadores. Zumbí, recién nacido, fue entregado a un sacerdote, que lo crió, lo hizo monaguillo, y le enseñó el evangelio en latín y en portugués. Así, Zumbí fue un profundo admirador de Jesús y de su propuesta de vida. A los 15 años huyó a Palmares, pero volvió algunas veces a Porto Calvo, donde había vivido, para visitar al sacerdote. Muy joven Zumbí ya fue jefe de uno de los poblados. De acuerdo con Ganga Zumba en 1678, Zumbí pasó a ser jefe de las Fuerzas Armadas de Palmares. Para Zumbí, lo importante no era ser libre él, sino liberar a todos los negros todavía esclavos. Ganga Zumba, el jefe del Quilombo que antecedió a Zumbí, fue traicionado por los portugueses y sus aliados. Asesinaron a sus hombres de confianza. Jefes como João Mulato Canhongo, Amaro y Gaspar fueron degollados. Los otros fueron repartidos como esclavos entre los grandes propietarios de la región. El gobernador y hasta el mismo rey de Portugal enviaron mensajes a Zumbí ofreciéndole perdón, libertad y tierra para él y su familia, si deponía las armas, pero Zumbí jamás aceptó un acuerdo que perjudicase a su pueblo. De 1670 a 1680 los portugueses hicieron 25 ataques a los Palenques de Palmares. Los palenqueños rechazaron victoriosos ¡los 24 primeros! Finalmente, Portugal tuvo que montar el ejército más fuerte de toda su historia colonial. Juntó cinco mil hombres con las armas más modernas del mundo en aquel momento: los cañones. Hubo un gran combate, con muchas muertes de los dos lados. Al final, el Palenque fue destruido por los cañones. En 1695, en el bosque, Zumbí intenta reorganizar el ejército. Fue visto en Alagoas, como jefe de un grupo, buscando armas y municiones, ya que había varios grupos de negros armados en la selva. Uno de ellos era comandado por Antônio Soares, que fue capturado por los bandeirantes paulistas. Estos atacaron, y los negros resistieron, prefiriendo morir antes que rendirse. Así, el 20 de noviembre de 1695 es asesinado Zumbí. Ahora nos vamos a referir a Binkos Biohó, una figura emblemática en la historia de Colombia. Benkos Biohó, también conocido como Domingo Biohó, fue un líder de esclavos cimarrones en Colombia durante el siglo XVII. Nació en la región de Biohó, Guinea Bissau, África Occidental, donde fue secuestrado por el traficante portugués Pedro Gómez Reynel, vendido al comerciante Juan de Palacios y revendido por este como esclavo al español Alonso del Campo en 1596, en Cartagena de Indias. Fue colocado como remero en el río Magdalena y la embarcación donde viajaba se hundió y él aprovechó para huir. Lo recapturaron, pero tres años después escapó nuevamente, y se internó en los terrenos cenagosos alejándose hacia el suroriente de Cartagena. Allí organizó un ejército que logró dominar todas los Montes de María. También conformó una red de inteligencia que le daba información sobre los sucesos que acontecían en la ciudad, y organizaba las fugas de más esclavos cimarrones hacia el territorio liberado, llamado palenque o quilombo. Era llamado rey de Arcabuco, y el nombre Benko corresponde a un lugar al oriente del río Senegal. Como no pudo derrotar a los cimarrones, el Gobernador de Cartagena Gerónimo de Suazo y Casasola ofreció el 18 de julio de 1605 un tratado de paz a Benkos Biohó, reconociendo la autonomía del Palenque de la Matuna y aceptando que Biohó entrara a la ciudad armado y vestido a la española, en tanto que en el palenque se comprometían a no recibir más cimarrones ni a estimular nuevas fugas ni a usar título de rey. La paz sólo se concretó en 1612 bajo la gobernación de Diego Fernández de Velasco. El tratado fue violado por los españoles siete años después cuando andando descuidadamente, Biohó fue sorprendido por la guardia de la muralla y apresado: lo ahorcaron y descuartizaron el 29 de marzo de 1621. La historia de estos hechos constituye un hito en la historia de América como una historia de resistencia, de búsqueda de libertad y de lucha contra la esclavitud. Es la historia de todos los que no quisieron perder su identidad y trajeron a este nuevo mundo su sentir y su modo de ver el mundo. El ejemplo que dejaron estos rebeldes fue rápidamente enterrado en el olvido para que no se propague eso de sacudirse de encima los amos y los yugos, para que no circule el cuento de que hay paraísos idílicos donde se puede ser realmente libre, en fin, para que no abandonemos todo y nos vayamos al quilombo a vivir nuestras vidas. Pero en sus respectivos países, afortunadamente, se han revalorizado sus luchas libertarias, como la celebración que en Colombia se realiza anualmente para recordar a Benkos Biohó. Comentarios basados en un artículo de David Raimundo Dos Santos publicado en el sitio servicioskoinonía.org, del sitio Taringa.net y de Wikipedia. En cuanto a los audios y los temas musicales que nos acompañaron durante el programa fueron extraídos de distintos videos disponibles en Youtube, entre ellos temas interpretados por Mestre Barraõ, Caetano Veloso con Mª Bethânia, Cardo Peixoto y Luiz Carlos Santos, Leci Brandão, el grupo Oriki Tabalá, y cerraremos el programa con Rigo Ruiz y su Bomba Caribe. Es una realización de Jorge Laraia.

Planeta Musical Sur
Radio Universidad Calf FM 103.7 en la ciudad de Neuquén, Rep. Argentina. es una radio comunitaria, sin fines de lucro, propiedad de CALF Cooperativa Provincial de Servicios Públicos y Comunitarios de Neuquén, y de la Universidad Nacional del Comahue. Su programación general está orientada a la buena música, y a las noticias, principalmente del ámbito local y regional, con un marcado sentido social y popular. En el marco de dicha programación, desde el año 2003 Planeta Musical Sur se emite todos los sábados de 19 a 20 horas, y está dedicado a difundir la música de los diversos países del mundo, exceptuando generalmente a los anglosajones. Los temas musicales son acompañados por comentarios sobre (...) Ver más

Canal RSS/Podcast de Planeta Musical Sur

RSS/Poscast
http://audio.urcm.net/spip.php?page=backend

Archivos anuales:
2014
2013
2012
2011
2010
2009
2008
2007
2006


Esta web es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid (URCM) www.urcm.net