Parece ser el momento propicio para replantear una discusión acerca de la ética del creador. Las palabras respeto y apropiación adquieren una vigencia compleja, y los límites no parecen tan obvios. El problema afecta tanto a los inescrupulosos como a quienes - en el extremo opuesto - desean rendir homenaje a los "olvidados" de siempre. Y tanto a los compositores metropolitanos como a los de los países del Tercer Mundo.
Podemos preguntarnos ¿Qué quisiéramos para el futuro de las músicas de América Latina? ¿Qué quisiéramos para el futuro de las músicas de las distintas culturas del mundo? ¿Qué quisiéramos para el futuro de todos aquellos aspectos de las sociedades que pueden ser afectados de un modo u otro por la acción de los músicos?

29 de mayo de 2007
| Duración: 53:58

Cuando uno fuerza la lógica de un instrumento o de un gesto musical de la propia sociedad, en principio está actuando dentro de un mecanismo normal de la dinámica histórica. Pero cuando se piensa en hacer eso mismo con otra cultura, se debe cuidar especialmente de no caer en la soberbia del poderoso que despoja al débil. La diferencia entre una y otra situación es sociocultural, por supuesto, pero es sobre todo es ética.
Antes hay otro problema: en principio, es muy difícil que uno, desde otra cultura, esté en condiciones de conocer a fondo la lógica de ese otro instrumento, de dominar su comportamiento, el comportamiento que su sociedad le ha estado imprimiendo durante siglos (o quizás sólo durante décadas). Una potencial soberbia puede verse reforzada por la subestimación del otro y la sobreestimación de uno mismo, es decir por la soberbia de quien se cree habilitado a conocer instantáneamente un instrumento o un gesto musical de otra cultura.
Pero el juego es más complicado aún. En toda estructura imperialista en la que se ha producido una colonización cultural, el papel de la música impuesta desde los centros de poder es claramente distinto, y hasta opuesto, al de la música que resiste en las áreas colonizadas.
La tecnología facilita hoy día la apropiación, debida e indebida, de las tradiciones propias y ajenas, ya sea en fragmentos de productos terminados, ya en el mero sonido de los instrumentos musicales. Las revistas anuncian colecciones enteras de muestras de "sonidos del mundo" guardadas en cientos de megabytes dentro de discos compactos que pueden ser comprados a buen precio.
Mientras tanto, los países poderosos presionan ferozmente para imponer nuevas leyes de derecho autoral que consagran el despojo. Y la música popular tecnologizada del primer mundo nos lanza estructuras electroacústicas hechas a partir de muestras de materiales ajenos, a menudo tomadas de quienes jamás tendrán derecho a reclamar paternidad.
Es una realización de Jorge Laraia.

Radio Universidad Calf FM 103.7 en la ciudad de Neuquén, Rep. Argentina. es una radio comunitaria, sin fines de lucro, propiedad de CALF Cooperativa Provincial de Servicios Públicos y Comunitarios (...)
Archivos anuales
Canal RSS/Podcast

ÚLTIMAS EDICIONES



201446Planeta_Musical_Sur.mp3
MP3 |53.4 MB




201445Planeta_Musical_Sur.mp3
MP3 |52.6 MB




201444Planeta_Musical_Sur.mp3
MP3 |53.7 MB