Existen, a lo largo y ancho de América Latina, muchos lugares en los que un buen número de partituras musicales espera que la mirada de algún investigador se pose pacientemente en ellas, y las haga revivir. Una gran parte procede del tiempo colonial, creadas en los propios países que hoy las atesoran, o llegadas desde la lejana España durante 300 años.

26 de diciembre de 2007
| Duración: 55:49

El acceso a estas colecciones suele ser extremadamente difícil, porque no todas se encuentran en lugares accesibles para el investigador, bien sea por su lejanía o por lo laborioso del trabajo a realizar, con hojas sueltas, inconexas a primera vista, muy alteradas por las condiciones climáticas y la mala conservación. Las catedrales de Guatemala, Santa Fe de Bogotá (Colombia) San Francisco (Quito), el Museo de Música de la Habana, el Arzobispado de Lima y Cochabamba en Bolivia, son nombres de grandes colecciones musicales conocidas hace años, aunque distan mucho de haber sido investigadas a fondo, y menos, dadas a conocer de manera práctica, utilizable para la ejecución musical. Sin embargo, además de estos archivos, existen otros que han sido menos explorados, y que contienen las mayores riquezas: son los Archivos Nacionales de Sucre, la antigua Chuquisaca, y los de Mojos en Bolivia; los de Santiago, en Cuba, los de Anda huaylillas y el de la Catedral de Cusco, en Perú. Y por encima de todos, en esa antiquísima ciudad andina, cabeza del Tahuantinsuyo de la historia de los incas, el del antiguo Seminario de San Antonio Abad. La sorpresa del musicólogo avanza ante cada nueva partitura descubierta, de las que este conjunto de colecciones posee unas 3.000 en su mayoría jamás estudiadas. Y su estudio permite conocer un mundo que se ignoraba, absolutamente distinto de lo que se tiene por música tradicional americana. En su mayoría son obras anónimas y fueron escritas sin duda, para los grandes templos de Cusco, Arequipa, Guayaquil y Lima, que tuvieron capillas musicales de grandes dimensiones, y para los templos mas modestos de Checaupe y Anda huaylillas, con una intensa actividad musical desde el siglo XVII y hasta la terminación del período colonial, ya entrado el siglo XIX. Realmente sorprende el lenguaje musical descubierto en estas músicas antiguas de Latinoamérica, con una creatividad y fuerza jamás imaginadas, de una frescura que hace pensar en Monteverde por citar a uno de los músicos mas conocidos, de escritura vigorosa y alegre que no desfallece en ningún momento de cada obra. Es una realización de Jorge Laraia.

Radio Universidad Calf FM 103.7 en la ciudad de Neuquén, Rep. Argentina. es una radio comunitaria, sin fines de lucro, propiedad de CALF Cooperativa Provincial de Servicios Públicos y Comunitarios (...)
Archivos anuales
Canal RSS/Podcast

ÚLTIMAS EDICIONES



201446Planeta_Musical_Sur.mp3
MP3 |53.4 MB




201445Planeta_Musical_Sur.mp3
MP3 |52.6 MB




201444Planeta_Musical_Sur.mp3
MP3 |53.7 MB