T
 
En el Día Internacional del Jazz, la historia de su promotor, el pianista Herbie Hancock

9 de mayo de 2013. Desde sus orígenes y a la largo de los años, el jazz ha tenido un impacto importante en casi todos los países que de una u otra manera, se vieron rozados por su magia. “El jazz ha sido la voz de la libertad en muchas naciones en el último medio siglo”, manifestó Herbie Hancock, uno de los músicos más importantes del género. Es verdad que quedan pocos como el, pero a pesar de ello, y con el peso de historias que cargan sobre sus espaldas, siguen sembrando semillas de libertad para que la sangre nueva pueda escuchar a través de su mensaje musical, por donde continúa el camino.



201318Planeta_Musical_Sur.mp3
::DESCARGAR::


Producción: Radio Calf-Universidad FM 103.7   |   Duración aproximada: 58:20

En julio de 2011, el gran pianista Herbie Hancock fue nombrado por la UNESCO “Embajador de buena voluntad”, y su primer gran iniciativa fue la de establecer el Día Internacional del Jazz, propuesta que no fue difícil que haya sido aprobada por los 195 miembros de la ONU, ya que el jazz se encuentra dentro de todos ellos. Fue así que en noviembre de ese mismo año, durante la Conferencia General de la UNESCO, se proclamó el 30 de abril como el Día Internacional del Jazz. Fue una sesión que consiguió en dos horas lo que diplomáticos, políticos, y miles de millones de dólares no logran desde hace mucho tiempo: colmar de melodía, armonía y placer, un escenario de inacabables debates y repetitivos discursos plagados de retórica. No hubo discursos de jefes de Estado, primeros ministros o cancilleres. Ni siquiera del secretario general de la ONU, quien se encontraba en uno de sus constantes viajes por el mundo. Se habló un solo idioma y se escuchó un mismo lenguaje, sin confrontaciones, reclamos ni hegemonismos. Nada de armas de ningún tipo. Solo trompeta, saxofón, piano, guitarra, contrabajo y percusión. Únicamente Jazz. Herbie Hancock, nacido en Chicago en 1940, es un pianista, teclista y compositor estadounidense de jazz. Excepto free jazz, ha tocado prácticamente todos los estilos jazzísticos surgidos tras el bebop: hard bop, fusión, jazz modal, funk jazz, jazz electrónico, y todas sus variantes. Habiendo estudiado ingeniería, Hancock estuvo siempre perfectamente preparado para la era electrónica: fue uno de los primeros maestros en el piano eléctrico Rhodes y en el clavinet Hohner. En todo caso, el piano ha sido siempre su instrumento preferido. Además, Hancock ha reconocido a Miles Davis como su músico preferido porque "defendía el principio básico del jazz, que consiste en tocar el momento, no el pasado". Fue autor de dos de las composiciones jazzísticas más populares de la historia, "Watermelon Man", y "Cantaloupe Island", que 32 años después de su creación tendría un gran éxito popular cuando el grupo de hip hop británico US3 la sampleó. Aprendió a tocar el piano a la edad de siete años y pronto se convirtió en un prodigio, tocando como solista el primer movimiento de un concierto para piano de Wolfgang Amadeus Mozart a los once años con la Orquesta Sinfónica de Chicago. Tras estudiar en el Grinnell College (época en la que escucha a Oscar Peterson y Bill Evans), Hancock fue invitado en 1961 por su descubridor Donald Byrd a unirse a su grupo en Nueva York, y más tarde, el legendario sello discográfico de jazz Blue Note le ofreció un contrato individual. En su álbum de debut, Takin’ Off grabó la canción Watermelon Man (‘el hombre sandía’). En mayo de 1963, Miles Davis le pidió que se uniese a su banda para las sesiones de Seven Steps to Heaven; se quedó con él durante cinco años, lo que le hizo perder parte de su estilo en favor de una absorción de las directrices musicales de Davis (importancia del silencio y el espacio, y concepto del tempo como algo esencial al jazz), quien incluso le sugirió pasarse al piano eléctrico Rhodes. Por su parte, Hancock aportó a la música de Davis un sonido amplio, audaz y a la vez agradable, con marcadas raíces en el blues. Tocó también para el productor Creed Taylor y compuso la banda sonora para la película Blow Up de Michelangelo Antonioni, (1964), que le abrió las puertas a futuras colaboraciones con el mundo del cine. Luego, Hancock participaría en In A Silent Way y Bitches Brew, discos originarios de la fusión jazz-rock. En 1968 abandonó a Miles Davis y grabó un disco de funk, Fat Albert Rotunda, y al año siguiente formó un sexteto que causó sensación. Fuertemente empapado de la era electrónica, añadió a su piano eléctrico y a su clavinet el sintetizador de Patrick Gleeson, y las grabaciones se volvieron más complejas rítmicas y estructuralmente, creando su propia visión de la vanguardia. Hacia 1970, añadió a su nombre, como otros muchos músicos de jazz, su nombre africano: Mwandishi. Disolvió su banda en 1973 y, tras estudiar budismo, decidió que su objetivo debía ser hacer feliz a su público. El siguiente paso fue un grupo de funk cuyo primer disco, Head Hunters, se convirtió en el mayor éxito de ventas de jazz de la historia. En este disco se produjo la explosión de la fusión en su vertiente más funky y negra, un disco rítmico y muy bailable, lleno de alusiones a Sly Stone y James Brown, abundante en sintetizadores y sonidos eléctricos. Hancock continuó con su inquieta trayectoria en los ochenta: consigue un éxito en la MTV en 1983 con el sencillo Rockit (acompañado de video); se une al virtuoso de kora gambiana Foday Musa Suso, dando como fruto un disco en directo de 1986 Jazz Africa; sigue componiendo bandas sonoras para películas y tocando en festivales y giras con George Benson, con Michael Brecker y con los hermanos Marsalis, entre muchos otros. Herbie llegó en el 2010 a los 70 años y decidió celebrarlo con todo. Una de esas fiestas musicales está representada en el disco The Imagine Project, en el que el autor de "Cantaloupe Island" y colaborador de Miles Davis, eligió una estructura de dúos con artistas de la world music, del pop y del rock, una docena de superestrellas de todas las regiones del planeta, donde se utiliza el lenguaje universal de la música para expresar los temas centrales de la paz y la responsabilidad global, en un disco que combina la visión de Herbie para la música, con las identidades locales musicales de las culturas de todo el mundo. Comentarios extraídos de Jazzeando.com, de una nota de Mónica Maristain para Rolling Stone, y del blog de Ladislao Aguado. Durante el programa se escuchan los siguienes temas: 01 - Speak Like a Child, 02 - con Norah Jones - Court And Spark, 03 - Cantaloupe Island, 04 - Watermelon Man, 05 - con Miles Davis - Seven steps to heaven, 06 - Wiggle Waggle, 07 - Sly, 08 - You’ll Know When You Get There (VOSP), 09 - con Wynton Marsalis - Round Midnight, 10 - When Love Comes to Town (con Jonny Lang y Joss Stone), 11 - Imagine (con Oumou Sangare, Pink, Seal, India Arie y Jeff Beck) y 12 - Herbie Hancock - The songs goes on (con Chaka Khan, Anoushka Shankar y Wayne Shorter). Es una realización de Jorge Laraia.

Planeta Musical Sur
Radio Universidad Calf FM 103.7 en la ciudad de Neuquén, Rep. Argentina. es una radio comunitaria, sin fines de lucro, propiedad de CALF Cooperativa Provincial de Servicios Públicos y Comunitarios de Neuquén, y de la Universidad Nacional del Comahue. Su programación general está orientada a la buena música, y a las noticias, principalmente del ámbito local y regional, con un marcado sentido social y popular. En el marco de dicha programación, desde el año 2003 Planeta Musical Sur se emite todos los sábados de 19 a 20 horas, y está dedicado a difundir la música de los diversos países del mundo, exceptuando generalmente a los anglosajones. Los temas musicales son acompañados por comentarios sobre (...) Ver más

Canal RSS/Podcast de Planeta Musical Sur

RSS/Poscast
http://audio.urcm.net/spip.php?page=backend

Archivos anuales:
2014
2013
2012
2011
2010
2009
2008
2007
2006


Esta web es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid (URCM) www.urcm.net