T
 
En adhesión al Día de la Libertad Musical

8 de marzo de 2012. que les proponemos compartir música que algunos tienen prohibido escuchar, o realizada por intérpretes que en muchos casos, han sido prohibidos, encarcelados u obligados al exilio. En Costa de Marfil los músicos están sufriendo privaciones, luchando por sobrevivir. Si bien esta realidad no esta sujeta a mecanismos oficiales de censura, los músicos están restringidos por mecanismos informales del estado, sólo los suficientes para evitar que funcionen en forma habitual y profesional. Mientras, la guerra interna de Pakistán entre los desarmados amantes de la música y los militantes religiosos que usan mortíferas armas y bombas para detener toda la actividad de la música, ha entrado en una nueva fase en el año 2012, según informa Javed Aziz Khan.



201210Planeta_Musical_Sur.mp3
::DESCARGAR::


Producción: Radio Calf-Universidad FM 103.7   |   Duración aproximada: 58:31

En el mismo momento en que los militantes religiosos en Waziristán del Sur estaban ocupados quemando grabadoras de cinta, computadoras y teléfonos celulares por ’difusión obscena ", ya que estaban siendo utilizados para escuchar música, una audiencia de más de 600 personas en el Salón de Nishtar en la capital de la provincia, Peshawar, estaba aplaudiendo cada verso del poema del legendario poeta pashtun, Rahman Baba, cantado por Fayaz Kheshgi en una obra de teatro sobre la vida del poeta sufí que retrata al mundo la imagen suave de los pastunes. Estos incidentes muestran los contrastes de Pakistán en la actualidad. Por un lado, en el mes de Diciembre de 2011 los militantes talibanes lograron destruir más de 500 aparatos electrónicos en Waziristán del Sur, una región montañosa del noroeste de Pakistán que linda con Afganistán, cuyos habitantes son históricamente conocidos como "étnicamente afganos". Además, en otra campaña a mediados de enero de 2012, se destruyó aún más. Por otro lado, el 16 de enero de 2012, la primera obra de teatro sobre la vida de Rahman Baba en más de 350 años, estaba recibiendo aplausos de los amantes de la música sufí en todo el cinturón pashtún. El hecho es que a los pastunes, un grupo etnolingüístico que se caracteriza por su idioma propio y la observancia tanto del pashtunwali (un código de honor religioso y cultural, preislámico) como del islam, les encanta la música y el entretenimiento. Las danzas Khattak y Attanr, así como la forma Tappa de canciones, son ejemplos del amor de los Pastunes por la música. Además, hay que tener en cuenta que las melodías místicas, o la música sufí, son famosas en todo Pakistán, donde la gente la canta y baila en los santuarios sagrados y ciertas reuniones religiosas. Por otro lado, el género de música sufí llamado Qawwali está comenzando a ser escuchado por una secta de los musulmanes como parte del culto, en el que son cantados los poemas de Allama Mohammad Iqbal, de Maulana Rumi y de otros poetas y líderes espirituales. Pero en la última década, los habitantes de la mayoría de las áreas tribales en el norte de Pakistán y algunas regiones de la provincia de Jáiber Pastunjua , antes conocida como Frontera del Noroeste, han sido privados de la música debido a una prohibición de los talibanes, que creen que tocar y escuchar música de cualquier tipo está en contra de las enseñanzas del Islam. Los ataques con bombas en tiendas de música y las amenazas a los músicos son menos frecuentes hoy en día, pero los incidentes siguen en todo Jáiber Pastunjua y sus regiones contiguas. Pero existe una aplastante mayoría de la gente que no está de acuerdo con la prohibición de la música por parte de los talibanes. Por eso, los amantes de la música, y no los talibanes, están ganando esta guerra ", dijo desde Peshawar el periodista Delawar Jan. El se basa en que la industria de la música está floreciendo en todo Pakistán, y agrega: "Usted puede ver el aumento del número de bandas de música en pashtún y otros idiomas, el aumento del número de gente que se acerca a la profesión, así como el máximo número histórico de oyentes de música en todo Pakistán, especialmente de Jáiber Pastunjua. Si los talibanes estuvieran ganando, el número de músicos, cantantes y oyentes se hubiese reducido. Mientras tanto, la crisis de las elecciones del 2010 en Costa de Marfil, país ubicado en Africa Occidental sobre el golfo de Guinea, en la que el expresidente Laurent Gbagbo se negó a ceder el poder al ganador reconocido por la Comisión Electoral Independiente, terminó con la muerte de 3.000 personas y el desplazamiento de medio millón, según la ONG Human Rights Watch. También se vieron afectados durante el conflicto de seis meses, muchos de los músicos del país, algunos de los cuales habían sido críticos con el régimen de Gbagbo en sus canciones, y otros que había dado apoyo musicalmente a las campañas oficiales como abanderados de uno u otro lado, y que sufrieron las repercusiones una vez que el poder cambió. Muchos músicos se fueron al exilio a los países vecinos, y muchos de ellos aún no han regresado. Mientras, los que se quedaron han tenido que sobrevivir en un clima altamente politizado, y en una industria que está muy deprimida. Sin embargo, en Costa de Marfil, la escena musical había estado sufriendo mucho antes de la crisis por el proceso electoral 2010-2011, ya que la industria ha estado en un estado de estancamiento desde los años 90, cuando la piratería se convirtió en algo plenamente integrado en el sistema, incluso institucionalizado. Además, un férreo control estatal de los medios de comunicación significó que la censura, tanto impuesta desde arriba como autoimpuesta por los mismos músicos, hizo que la vida sea peligrosa o extremadamente difícil para los músicos que deben sobrevivir financieramente. Además, el país carece de cualquier tipo de política cultural, lo que significa que no ha habido una visión a largo plazo de cómo puede desarrollarse su música. A pesar de que la cultura musical en Costa de Marfil, tanto tradicional como popular, es una de las más ricas de África, sus músicos son algunos de los menos representados en el circuito internacional. Si bien es imposible saber cuántos artistas huyeron o fueron atacados durante la crisis, es claro que no era seguro para cualquiera de ellos, especialmente los que habían tomado el lado de Gbagbo, una vez que su régimen cayó. Muchos músicos cantaron por la reconciliación durante el período de violencia, y Tiken Jah Fakoly y otro cantante de reggae Alpha Blondy, a quien estamos escuchando, han hablado abiertamente sobre la necesidad de la paz, al realizar una gira por todo el país con una serie de músicos populares africanos. En septiembre de 2011, abundaron los rumores en Abidján, la principal ciudad económica de Costa de Marfil, de que ciertos músicos habían huido del país, mientras que sobre muchos músicos que salieron durante la última crisis, era imposible decir si se habían ido a un viaje, o para escapar de la violencia por motivos políticos. Fadal Dey se fue a Malí por algunos meses por miedo a un ataque, pero Kajeem, quien interpreta el próximo tema, ya estaba fuera del país, en Suiza, y no lo consideraba seguro para regresar. El nuevo gobierno del presidente electo Alassane Ouatarra, sólo ha estado en el poder desde mayo de 2011, pero los músicos dicen que van a mirar y observar, y si es necesario, continuar con su música comprometida si no hay alguna mejora respecto al régimen anterior. Comentarios basados en un informe sobre Pakistán de Javed Aziz Khan, un ex presidente de la Unión de Periodistas de Jáiber Pastunjua, y otro sobre Costa de Marfil elaborado por Rose Skelton, un periodista independiente con sede en Dakar especializado en música de Africa Occidental. Estos informes son parte de una serie de artículos publicados por la ONG Freemuse, con motivo de que el 3 de marzo de 2012 se celebra un nuevo Día de la Libertad Musical. Más información puede ser encontrada en los sitios freemuse.org y musicfreedomday.org. En la primer parte hemos escuchado melodías de Pakistan interpretadas por Nusrat Fateh Ali Khan, Nazakat & Salamat Ali Khan, Abida Parveen, The Sabri Brothers y Haroon Bacha, mientras que los músicos de Costa de Marfil que nos acompañaron en la pare final fueron Tiken Jah Fakoly, Alpha Blondy, Fadal Dey y Kajeem. Es una realización de Jorge Laraia.

Planeta Musical Sur
Radio Universidad Calf FM 103.7 en la ciudad de Neuquén, Rep. Argentina. es una radio comunitaria, sin fines de lucro, propiedad de CALF Cooperativa Provincial de Servicios Públicos y Comunitarios de Neuquén, y de la Universidad Nacional del Comahue. Su programación general está orientada a la buena música, y a las noticias, principalmente del ámbito local y regional, con un marcado sentido social y popular. En el marco de dicha programación, desde el año 2003 Planeta Musical Sur se emite todos los sábados de 19 a 20 horas, y está dedicado a difundir la música de los diversos países del mundo, exceptuando generalmente a los anglosajones. Los temas musicales son acompañados por comentarios sobre (...) Ver más

Canal RSS/Podcast de Planeta Musical Sur

RSS/Poscast
http://audio.urcm.net/spip.php?page=backend

Archivos anuales:
2014
2013
2012
2011
2010
2009
2008
2007
2006


Esta web es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid (URCM) www.urcm.net