T
 
Elza Soares, la cantante brasilera que es un ejemplo de lucha ante las adversidades que le tocó vivir.

12 de enero de 2012. Nacida en una favela carioca, madrina del seleccionado campeón del mundo en 1962, expulsada del Brasil por los militares, redescubierta por Caetano Veloso en los ‘80 y considerada la cantante del milenio por la BBC. También, hija de Louis Armstrong por un día y mujer de Garrincha por tres lustros. Esto y mucho más, se puede decir de Elza Soares, un mito que recorre de la gloria a la tristeza, y de la tristeza a la gloria, casi medio siglo de música brasileña.



201202Planeta_Musical_Sur.mp3
::DESCARGAR::


Producción: Radio Calf-Universidad FM 103.7   |   Duración aproximada: 58:20

Nacida hace unos setenta años según su biografía autorizada editada a fines de los ‘90, y hace unos sesenta y cinco según los años que confesó en muchas de las entrevistas que le realizaron, Elza da Conceiãço Soares es hija de una pareja entre una lavandera y un operario, fue criada en la favela Agua Santa (del barrio carioca Engenho de Dentr) y si a los doce estaba casada, a los trece ya era madre, a los quince vio morir de hambre a su segundo hijo, a los veinte tuvo el quinto, y a los veintidós quedó viuda de un marido que una noche le disparó en un brazo por considerar que todas las cantantes eran prostitutas, dejándole una cicatriz que la acompañó durante toda su vida. Y ése es apenas el comienzo de una historia que la transformó en sinónimo de samba desde su primer álbum en los años ‘60, pero también la convirtió para casi todo Brasil en la malvada de su telenovela de quince años de amor junto a Garrincha, el ídolo con alma de pájaro atrapado por la diosa zulú. Una historia que, más allá de las idas y vueltas de su carrera musical, le escamoteó un reconocimiento masivo que recién ahora percibe en toda su magnitud. “¿Que ya es tarde? No, nada es tarde en esta vida, todo tiene su tiempo”, asegura ella. Y agrega: “Ahora Brasil me está devolviendo lo que me debe, pero aún le queda mucho por devolverme”. “Me gusta la cocina, me gusta muchísimo la cama, pero mi lugar decididamente es el escenario. Allí arriba todo es más intenso”, explica Elza Soares, que subió por primera vez en su vida a un escenario a los dieciséis años, cuando se presentó en el programa de premios del animador Ary Barroso. Al ir a anotarse, le dijeron que el único requisito era que debía lucir bonita. “¿Bonita cómo?”, se preguntó Elza, que siempre ha dicho que aprendió a cantar haciendo “scat”, como los grandes vocalistas de jazz, al subir cargando los baldes de agua en su cabeza por las calles de su favela. Pensando sólo en ganar el primer premio para alimentar a sus hijos, Elza se puso un vestido de su madre, veinte kilos más grande que ella, utilizando alfileres para disimular los lugares donde sobraba tela. Sin embargo, cuando le tocó su turno sobre el escenario, al ver a esa pequeña de pelo alborotado y ropa mucho más grande que ella, el público rompió en una humillante carcajada. “Pero... ¿de qué planeta viene?”, cuenta la leyenda que preguntó el animador. “Del mismo lugar que usted, señor Barroso. Del planeta hambre”, respondió la joven. “Fue un momento muy humillante”, recuerda Elza. Y sigue recordando: “Pero cuando canté mi canción con la voz ronca y arrastrada, como siempre me gustó hacer cargando mi balde con agua, la gente que se estaba riendo comenzó a callarse, y finalmente terminó aplaudiendo. Esa fue la primera vez que sentí que me llenaba de odio. Por toda la hipocresía de la situación, porque era una madre que estaba exponiéndome a todo aquello sólo porque necesitaba dinero para darles de comer a mis hijos. Sin embargo, allí fue donde todo comenzó. Ary Barroso me llamó a su lado, me abrazó y me dijo aquello de que había nacido una estrella. Y yo era tan ingenua que no dejaba de buscarla en el cielo”, dice la cantante. Víctima de un Brasil católico e hipócrita, que justifica el adulterio pero no perdona que el marido abandone el hogar, la pareja entre la cantante y el futbolista fue una polémica permanente. Cuando Garrincha dejó a su mujer y a sus hijas para ir a vivir con Elza la prensa los atacó permanentemente, las radios dejaron de pasar sus temas y la gente llegó a perseguirla por la calle y apedrear su casa más de una vez. Estaba claro que la suya estaba lejos de ser una pareja idílica. “Fue muy difícil, porque ni siquiera sabíamos que su alcoholismo era una enfermedad”, recuerda Elza, a la que un Garrincha ebrio llegó a partirle los dientes con un zapato. Juntos, los dos debieron ir al exilio cuando la dictadura militar les dio veinticuatro horas para dejar el país, en 1970. Se dieron cuenta de que la amenaza iba en serio cuando su casa fue ametrallada, y partieron hacia Italia, de donde volvieron sólo para que Elza terminase abandonando a un Garrincha que no se dejaba ayudar, y que murió en 1983, a los 49 años. “Yo siempre me considero una pionera en eso de ser novia de un jugador de fútbol”, le dijo Elza al diario O Povo, de Fortaleza. “Pero hoy ser novia de un jugador de fútbol es fácil, porque están llenos de dinero. Me gustaría verlas entonces, cuando los jugadores eran tan pobres como lo fue Garrincha, pero valió la pena.” Elza revivió en el 2000, cuando pudo exhibir orgullosa el título a la mejor cantante del milenio que le otorgó la BBC luego de una exitosa gira por Inglaterra que la llevó a cantar en el Royal Albert Hall y a que la crítica del Time Out británico la comparara con Louis Armstrong, Tina Turner, Edith Piaf y Celia Cruz. “Ya perdí la cuenta de las veces que vi a Elza caer al fondo de un pozo para volver a salir, golpeando la cabeza contra el techo”, le confesó al Jornal do Brasil su amigo Xangô do Salgueiro.. “Sus ausencias pueden durar años, pero siempre se recompone como si no hubiese pasado nada. Si no fuese así, ya hubiese enloquecido. Es como una Garrincha del escenario, que gambetea con su voz.” A pesar de los elogios cosechados en Inglaterra, a Elza no le fue fácil construir su último regreso. “Ella es una de las grandes cantantes que existen y es absolutamente contemporánea, pero las discográficas la consideran una pieza de museo, y por eso no se dignaron a producir el disco que ella se merecía”, se quejaba en el 2002 el director artístico de su disco Da cóccix até o pescoço, celebrado unánimemente en Brasil como el disco del año, antes de que Carlinhos Brown le cediese su estudio y el sello independiente Maianga decidiese editarlo, poniéndolo en los quioscos de todo el país junto a una revista. “Finalmente Elza tiene un disco capaz de representarla”, se enorgulleció Caetano Veloso. “La música no tiene geometría, es simplemente música. O es buena o es una mierda”, dice Elza. “Así que lo que uno tiene que hacer es agarrar la música buena y sacar lo mejor de ella, hasta hacer una cosa como este disco”, resume la cantante, sobre la que se filmó un excelente documental dirigido por Izabel Jaguaribe y Ernesto Baldan, que fue estrenado este año. “Siempre digo que la fama y el hambre son las mismas palabras”, dice Elza, haciendo un juego de palabras con “fome”, “hambre” en portugués. “Uno duerme con la fama y se sueña con el hambre, duerme con hambre y sueña con la fama. Y cuando le hablan del poder negro que aparece en varias de sus canciones, explica que no fue algo que busca. Porque como dice siempre: “no quiero ser portavoz de nada, porque los portavoces terminan sin voz. Por eso mi música, a pesar de todo, es alegre, porque simplemente permite que todos recordemos que se puede vivir mejor.” Comentarios basados en un artículo de Martín Pérez para el Suplemento Radar de Pagina/12, mientras que los temas escuchados pertenecen principalmente a los discos Do Coccix Ate O Pescoco, del año 2002, y Vivo Feliz editado en el 2003. Es una realización de Jorge Laraia.

Planeta Musical Sur
Radio Universidad Calf FM 103.7 en la ciudad de Neuquén, Rep. Argentina. es una radio comunitaria, sin fines de lucro, propiedad de CALF Cooperativa Provincial de Servicios Públicos y Comunitarios de Neuquén, y de la Universidad Nacional del Comahue. Su programación general está orientada a la buena música, y a las noticias, principalmente del ámbito local y regional, con un marcado sentido social y popular. En el marco de dicha programación, desde el año 2003 Planeta Musical Sur se emite todos los sábados de 19 a 20 horas, y está dedicado a difundir la música de los diversos países del mundo, exceptuando generalmente a los anglosajones. Los temas musicales son acompañados por comentarios sobre (...) Ver más

Canal RSS/Podcast de Planeta Musical Sur

RSS/Poscast
http://audio.urcm.net/spip.php?page=backend

Archivos anuales:
2014
2013
2012
2011
2010
2009
2008
2007
2006


Esta web es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid (URCM) www.urcm.net