T
 
El ney es uno de los instrumentos musicales mas antiguos del mundo

3 de noviembre de 2011. Dicen los místicos musulmanes que sólo el sonido del ney, la flauta de caña, tiene el poder de transportarnos hacia el Dios Todopoderoso. Kudsí Erguner, arquitecto y musicólogo turco, intéprete del ney, que fundó en París la asociación Mewlana, donde enseña la tradición sufi y música culta turca, dice que «la voz del ney vuelve abrir en el individuo una cicatriz, la de un pasado en que se encontraba visceralmente unido a las plantas, las piedras, el agua, y las estrellas.



201144Planeta_Musical_Sur.mp3
::DESCARGAR::


Producción: Radio Calf-Universidad FM 103.7   |   Duración aproximada: 58:31

El Islam fue el crisol de un arte musical que se plasmó como fruto de una permanente interacción entre árabes, persas, turcos e hindúes. Este abarca una extensa área de Asia Occidental y el norte de Africa, cuya cultura musical está dominada por los pueblos islámicos, y está integrada por un sistema único aunque heterogéneo, en el que están incluidas la música litúrgica, clásica, folklórica y moderna, originado en una tradición que se remonta a sus orígenes abrahámicos y mosaicos. En su Elogio de los Gnósticos, uno de los cinco libros fundamentales de la tradición sufí, Shamsuddín Aflāki, verdadero historiador de dicha escuela ofrece, allá por el siglo catorce, una bella historia, a propósito del ney. Aflāki cuenta que un día el profeta Mohammad recitaba en privado a Alí, su primo, yerno y compañero espiritual más cercano, los secretos y misterios del Islam. Al acabar le advirtió que no los divulgase a nadie. Durante cuarenta días Alí cumplió la promesa del silencio hasta que, al parecer, no pudo más. Un día, desapareció en plena naturaleza hasta que por azar encontró un pozo, lugar idóneo para su desahogo. Alí introdujo su cabeza en él cuanto pudo, y gritó, uno por uno, los misterios transmitidos por su maestro. Con el exceso de excitación, la boca de Alí se llenó de espuma que escupió al interior del pozo. Lo cierto es que, al cabo de unos días, prosigue la historia, pudo verse cómo una larga y solitaria caña empezó a crecer desde el interior del pozo. Un joven pastor que pasaba por allí la cortó, y fabricó con ella un ney del que empezó a extraer las más bellas melodías jamás oídas antes en el lugar. La fama del joven neyzan (como se denomina al intérprete del ney) llegó a oídos del propio profeta Mohammad, quien mandó que le presentaran al músico. Cuando el profeta del Islam le oyó tocar ante sí afirmó: “Las notas de este ney son la interpretación de los misterios sagrados que le he transmitido a ‘Alí”. Humildes comienzos suelen tener los grandes fines, reza un adagio popular. Este viejo dicho resulta más que evidente en el caso del ney, la flauta sufí de caña. En efecto, el ney constituye uno de los instrumentos más humildes, si no el que más, de cuantos se utilizan en las músicas, músicas en plural, por su fértil pluralidad, interpretadas en los países islámicos, de Marruecos a Pakistán, de Turquía a Irán. Y es humilde por varias razones. En primer lugar, por la materia prima de la cual está hecho: un simple trozo de caña. Humildes son también sus orígenes, ligados, muy posiblemente, a la vida de anónimos pastores que mataban el lento transcurrir del tiempo, soplando melodías en una caña, eso sí, sabiamente agujereada. Y, por último, es humilde incluso hasta su propio timbre, volátil e intimista, capaz de hacer vibrar las fibras más esenciales de nuestro ser. En la actualidad, el ney se ha constituido en uno de los más antiguos instrumentos musicales todavía en uso, ya que existen pinturas de personas tocando el ney en los muros de las tumbas del Antiguo Egipto, y fueron encontrados neys en las excavaciones de Ur, una ciudad originada en el V milenio antes de Cristo, cuyas ruinas se encuentran en el actual Irak. Esto indica que el ney ha sido tocado continuamente durante 4.500 a 5.000 años, convirtiéndose en un precursor de la flauta moderna. Hoy, los intérpretes con los que musicalizamos el programa, como el sirio Ziad Qadí Amín, miembro del Ensemble al-Kindi, o los iraníes Hasan Kasaí y Mohammad Musaví, y principalmente los hermanos turcos Erguner, Kudsi y Suleiman, herederos de una añeja saga familiar de neyzanes, honran con su arte y sublime maestría, todo cuanto el ney atesora de la mejor tradición sufí. Desoués de toda su h istoria, no resulta extraño el papel que el ney ha jugado y juega en el contexto del misticismo islámico, y más concretamente en el ámbito del sufismo maulauí, aunque también fuera de él. En efecto, un escritor y pintor libanés moderno, Jalil Yubrán, nacido en el seno de una familia cristiana maronita, aunque profundamente atraído por la espiritualidad de corte sufí, sintió la fascinación por el ney. En su obra Las procesiones, escrita en el año 1918, se pueden leer esos famosos versos ampliamente popularizados a lo largo y ancho de todo el mundo árabe, por la voz cautivadora de la cantante y diva, también libanesa, Fayruz, cuando dice “Tráeme el ney y canta conmigo, que el cantar encierra en sí el secreto de la inmortalidad, y el rumor del ney perdurará, aún después de que todo se haya extinguido. Comentarios basados en un artículo de Hayyí Jalil Bárcena para la Revista "Sufi", otro de Kudsí Erguner para la revista El Correo de la UNESCO, y de un texto procedente del Instituto Argentino de Cultura Islámica. En cuanto a la música, se escuchan interpretaciones de grandes maestros del ney, como el sirio Ziad Qadí Amín, junto al Ensemble al-Kindi, los iraníes Hasan Kasaí y Mohammad Musaví, y el turco Kudsi Erguner. Es una realización de Jorge Laraia.

Planeta Musical Sur
Radio Universidad Calf FM 103.7 en la ciudad de Neuquén, Rep. Argentina. es una radio comunitaria, sin fines de lucro, propiedad de CALF Cooperativa Provincial de Servicios Públicos y Comunitarios de Neuquén, y de la Universidad Nacional del Comahue. Su programación general está orientada a la buena música, y a las noticias, principalmente del ámbito local y regional, con un marcado sentido social y popular. En el marco de dicha programación, desde el año 2003 Planeta Musical Sur se emite todos los sábados de 19 a 20 horas, y está dedicado a difundir la música de los diversos países del mundo, exceptuando generalmente a los anglosajones. Los temas musicales son acompañados por comentarios sobre (...) Ver más

Canal RSS/Podcast de Planeta Musical Sur

RSS/Poscast
http://audio.urcm.net/spip.php?page=backend

Archivos anuales:
2014
2013
2012
2011
2010
2009
2008
2007
2006


Esta web es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid (URCM) www.urcm.net