T
 
Casi música de cámara, en una fusión de ritmos de Africa y Europa

25 de abril de 2013. Ballaké Sissoko, originario de la República de Malí, en el Africa Occidental, es uno de los más prestigiosos intérpretes de la kora, ese instrumento generalmente de 20 o 21 cuerdas. Tres hombres de realidades aparentemente muy distanciadas se encuentran en pleno desierto. Dos, habitantes privilegiados del Primer Mundo, Ludovico Einaudi y Vincent Segal, se unen con la música del otro, el de Malí. Sin embargo, la disparidad de lenguas y culturas no impide su comunicación. Con la ayuda de un piano, un contrabajo y una kora, los tres consiguen dialogar más allá, mucho más allá de las palabras.



201316Planeta_Musical_Sur.mp3
::DESCARGAR::


Producción: Radio Calf-Universidad FM 103.7   |   Duración aproximada: 58:32

El sonido de las 21 cuerdas de su kora identifica a Ballake Sissoko. Ballake es hijo de Jelimady Sissoko, gran maestro de la kora mandinga, un arpa con veintiún cuerdas cuyo sonido cristalino se ganó al público en todo el mundo. Con Toumani Diabate, su "hermano mayor", el hijo de Sidiki Diabate, otra figura ilustre de la tradición jeli (la de los historiadores orales y músicos), Ballake es considerado uno de los mejores intérpretes de kora de la nueva generación. Él aprendió el instrumento desde muy temprano en la escuela de su padre, y a los 14 años, lo reemplazó en el Conjunto Instrumental Nacional. Ballake recuerda la dificultad inicial de tocar con virtuosos guitarristas como Bouba Sacko y Jeli Madi Tounkara, que habían recogido las técnicas del ngoni, pero también utilizaban las escalas occidentales y los riffs de rock. A esa altura del desafío, fue el primer intérprete local de kora en dominar los modos occidentales que todavía le proporcionan la estructura rítmica para acompañar a los cantantes. Después de realizar giras con el prestigioso Ensemble Instrumental National de Malí, y acompañando a muchos cantantes de su país, alcanzó la fama realizando trabajos en solitario o en dueto, como con Toumani Diabate, Taj Mahal y muchos otros músicos. Abierto a cada nueva aventura y encuentro, Ballake Sissoko es un instrumentista dotado, que inspirado por la tradición, fue capaz de forjar un estilo personal. Una figura visionaria y buen melodista, un excelente acompañante y compositor excepcional. En la primer parte del programa, compartimos temas del disco Diario Malí, que interpretan Ballake Sissoko con su kora, junto al pianista italiano Luodovico Einaudi. Si hacemos un breve perfil de Ludovico Einaudi, podemos decir que nació en Turín (Italia), y empezó a estudiar y tocar el piano a los seis años, muy influenciado y alentado por su madre, igualmente pianista. A los 10 años comenzó a tocar la guitarra y a los 16 entró en el Conservatorio de Turín para estudiar composición, estudios que continuó posteriormente en el prestigioso Conservatorio Giuseppe Verdi de Milán, en donde se graduó en composición clásica. En 1982 le fue concedida una beca para el renombrado Festival de Tanglewood (EE.UU). Einaudi empezó su carrera musical componiendo música de cámara, para banda y coreografías para teatro y danza, que inmediatamente alcanzaron un gran éxito y fueron interpretadas en los más famosos escenarios internacionales como el Teatro de La Scala, Mayo Musical Florentino, Festival de Tanglewood, Centro UCLA para las artes, el Ircam de Paris y el Festival de Cine de Budapest. Pocos compositores abarcan tantos estilos musicales como Einaudi. Dentro de esta gran variedad, su música frecuentemente se describe como minimalista, clásica contemporánea, impresionista, new-age, ambiente, espiritual, improvisación, vanguardismo, música del mundo, introspectiva,... y así podríamos seguir. Trasfondo de música de Malí, ecos de blues, ritmos caribeños y armonías renacentistas europeas, este disco que disfrutamos durante la primer parte del programa, titulado Diario Malí, es el resultado de la unión entre Ludovico Einaudi y Ballaké Sissoko, el diálogo entre dos virtuosos de diferentes mundos que se encuentran en el desierto y se regalan los sonidos de sus instrumentos, el piano y la kora. En Diario Malí, grabado en el Teatro Petrella, de Longiano en la Emilia-Romagna italiana, encontramos kora y piano, piano y kora, interrelacionados, formando una melodía donde todo es cálido y sensual, donde las sensaciones nos conducen a los grandes desiertos y la sabana africana. Calma nostálgica y desértica, con una enorme sonrisa iluminada que trasluce más allá del tiempo. Un disco intimista y excepcional. Y en la segunda parte del programa Ballake Sissoko, nos brinda ahora una excelente colaboración con el cellista francés Vincent Segal, en un disco titulado “Chamber Music”, del que difundiremos algunos temas. Como el anterior, lamentablemente no se pueden escuchar en su propio país. Las recientes noticias que llegan del norte de Malí no podrían ser peores. Una de las principales canteras musicales del planeta está siendo acallada por la interpretación fundamentalista de la sharía. Sin embargo, la música de Malí, subsiste y llega a Occidente, como es el caso de este disco que compartimos en esta segunda parte. La kora del maliense Ballaké Sissoko y el chelo del francés Vincent Ségal dialogan serena y deliciosamente en Chamber Music, con canciones del guitarrista y cantante John Pizzarelli, de la cantante y compositora caboverdiana Mayra Andrade, de la brasileña Beatriz Azevedo, y del dúo de guitarra y clarinete formado por los brasileños Guinga y Paulo Sérgio Santos. Grabado en tres sesiones nocturnas, en el estudio de Salif Keita en Bamako, en mayo de 2009, el resultado es una pequeña joya, fruto de la complicidad de dos virtuosos. Por un lado, Ballaké Sissoko, experimentador de la kora, un fascinante instrumento transmisor de la cultura de los pueblos del África occidental, y por el otro, Vincent Ségal, un excelente chelista de formación clásica, avalado por un largo currículum como colaborador y músico de estudio de múltiples grabaciones, como con Sting, Cesaria Evora, Carlinhos Brown, Mayra Andrade y muchos otros más. Así, pues, en Chamber Music, el disco del que hoy estamos difundiendo algunos temas, se demuestra que la unión de culturas norte-sur es posible en un ejercicio de esmero, en donde los instrumentos aparecen limpios y sin aditivos, salvo alguna que otra sutil percusión y espléndidas colaboraciones, como la voz de Awa Sangho, el ngoni de Mahamadou Kamissoko, el balafón de Fassery Diabate, y el bolon y el karignan de Demba Camara. A pesar de todas las prohibiciones, África en forma de música de cámara, es absolutamente cautivadora. Comentarios basados en una nota de Yerko Fuenzalida, de Afrocubanlatinjazz, del sitio worldmusiccentral.org y una nota de Diego Manrique para El País, de Madrid, publicada el 29 de Diciembre pasado. Y la música que hoy compartimos corresponde a dos discos de Ballake Sissoko: Diario Mali, con Ludovico Einaudi (Ponderosa Music, (2005) y Chamber Music, junto a Vincent Segal (Universal France, 2009). Es una realización de Jorge Laraia.

Planeta Musical Sur
Radio Universidad Calf FM 103.7 en la ciudad de Neuquén, Rep. Argentina. es una radio comunitaria, sin fines de lucro, propiedad de CALF Cooperativa Provincial de Servicios Públicos y Comunitarios de Neuquén, y de la Universidad Nacional del Comahue. Su programación general está orientada a la buena música, y a las noticias, principalmente del ámbito local y regional, con un marcado sentido social y popular. En el marco de dicha programación, desde el año 2003 Planeta Musical Sur se emite todos los sábados de 19 a 20 horas, y está dedicado a difundir la música de los diversos países del mundo, exceptuando generalmente a los anglosajones. Los temas musicales son acompañados por comentarios sobre (...) Ver más

Canal RSS/Podcast de Planeta Musical Sur

RSS/Poscast
http://audio.urcm.net/spip.php?page=backend

Archivos anuales:
2014
2013
2012
2011
2010
2009
2008
2007
2006


Esta web es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid (URCM) www.urcm.net