T
 
Canciones sobre Moscú para todos los gustos

11 de abril de 2014. Si bien algunas canciones soviéticas sobre Moscú suenan algo falsas porque son tan ideológicas que sus autores sabían poco de la ciudad y las compusieron para dar un empujón a su carrera, todas estas canciones merecen ser analizadas ya que, después de todo, también forman parte de la historia de Rusia. En Estados Unidos la gente dice: Si quieres hacer carrera en política debes ir a Washington DC. Si quieres hacer carrera en los negocios o en las finanzas debes ir a Nueva York. Si quieres hacer carrera en la música, el cine o la televisión debes ir a Los Angeles. En Rusia, si quieres hacer carrera en cualquier profesión, debes ir a Moscú, la ciudad de los sueños para muchas generaciones de rusos, incluida la actual.



201413Planeta_Musical_Sur.mp3
::DESCARGAR::


Producción: Radio Calf-Universidad FM 103.7   |   Duración aproximada: 58:19

Muchas canciones rusas han sido dedicadas a la capital y a sus zonas más emblemáticas como Arbat. Una de las primeras canciones populares sobre Moscú en la historia moderna de Rusia fue compuesta cuando las películas, la televisión y la radio se convirtieron en parte de la vida diaria, y pertenece a la banda sonora de la comedia romántica Svinarka i pastuj (Porquera y pastor) de 1941. El argumento de esta película gira en torno a la amistad entre dos jóvenes que se fragua en una feria agrícola de Moscú. Al mirar retrospectivamente esta canción se puede identificar cómo funcionaba la política de Stalin, en lo que se denominaba “la amistad de los pueblos” de la Unión Soviética. Es un intento de crear una historia de amor entre una chica rusa de un pueblo del norte y un pastor de Daguestán, utilizando Moscú como una especie de pegamento de la felicidad. Estas políticas tienen ecos en el Moscú actual. Actualmente se repiten los problemas sociales con los inmigrantes de las repúblicas musulmanas del Cáucaso Norte, como Daguestán, tanto que durante las últimas elecciones a la alcaldía de la capital, la inmigración ha sido uno de los temas más candentes. La marcha de los defensores de Moscú, que estábamos escuchando, fue hecha con el fin de motivar a la población moscovita ante el inminente ataque alemán a Moscú a mediados de octubre de 1941. Esta hermosa marcha es una muestra de que los rusos tienen un excelente gusto musical. Tiene música de Mokrousov, y la letra de Surkov, dice cosas como estas: Es imposible destruir nuestra fuera, nunca retrocederemos en la batalla por nuestra ciudad, Moscu, nuestro querido hogar. Como una pared indestructible, un baluarte de acero, detendremos y abatiremos al enemigo. En busca de paz, con nuestras manos, construimos esta ciudad. Y a continuación, una canción también compuesta durante la Segunda Guerra Mundial, titulada Mi querida capital, que se convirtió en el himno oficial de Moscú en 1995. Esta canción la creó uno de los compositores favoritos de Stalin, Isaak Dunayevsky, con letra de Lisyansky y Agranyan. Durante el breve periodo conocido como “la primavera de Jruschov”, a finales de la década de 1950 y a principios de la de 1960, cuando se permitió algo de democratización y de libertades civiles en la Unión Soviética, se grabaron varias canciones nuevas sobre Moscú. Un ejemplo de canción sentimental acerca de Moscú, ésta que estamos escuchando lleva por título Hasta la vista, Moscú y se compuso para la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de verano de 1980 de la capital rusa. Miles de ciudadanos soviéticos lloraron ante sus aparatos de televisión durante la emisión en directo desde el estadio olímpico de Moscú, cuando el símbolo de las Olimpiadas, el oso Misha, que parecía de juguete, salió volando, elevado por globos, hacia el cielo nocturno de Moscú. Un ejemplo de canción sentimental acerca de Moscú, ésta que estamos escuchando lleva por título Hasta la vista, Moscú y se compuso para la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de verano de 1980 de la capital rusa. Miles de ciudadanos soviéticos lloraron ante sus aparatos de televisión durante la emisión en directo desde el estadio olímpico de Moscú, cuando el símbolo de las Olimpiadas, el oso Misha, que parecía de juguete, salió volando, elevado por globos, hacia el cielo nocturno de Moscú. Dado que Moscú es una gigantesca urbe habitada por más de 12 millones de ciudadanos, muchas canciones han homenajeado ciertas zonas de la ciudad. Arbat una de las principales atracciones turísticas del Moscú actual, es un área histórica del centro de la capital y, como tal, son muchas las canciones consagradas a ella. El famoso poeta y escritor ruso Bulat Okudzhava vivió durante muchos años en la zona de Arbat y a menudo expresó su amor por ese rincón moscovita en sus canciones. Su voz entrañable y a veces muy sentimental, al igual que sus letras sensibles, eran muy del gusto del público soviético, que intercambiaba grabaciones en cintas con su música. Una de las canciones de todos los tiempos sobre Moscú , que más fastidia a sus habitantes es la que vamos a escuchar, se titula precisamente Moscú y pertenece a un cantante pop, llamado Oleg Gazmanov. El responsable de que se aborreciera esta canción fue el antiguo alcalde de Moscú, Yuri Luzhkov, un gran admirador de la música de Gazmanov, que hizo que fuera obligatorio que sonara esta canción cada vez que un tren llegara a una de las nueve estaciones de Moscú. Dado que muchos trenes llegaban diariamente a la capital, esta canción suena un sinfín de veces a través de los sistemas de megafonía en las estaciones de tren. Hoy se pueden encontrar muchísimas canciones rusas sobre Moscú compuestas en los últimos setenta años y que abarcan temas muy amplios, desde el amor incondicional hasta el humor negro y la humillación. Pero sólo una de ellas puede calificarse de campeona indiscutible entre las canciones moscovitas. Es “Noches de Moscú”, una canción escrita por el compositor Vasili Soloviev-Sedói y el letrista Mijaíl Matusovski. Además, debido a su gran popularidad en Rusia, es la única canción rusa que han interpretado muchos solistas extranjeros traducida a diferentes lenguas. Pero no sólo en Rusia o en la Unión Soviética se compusieron e interpretaron canciones relacionadas con Moscú. En muchos otros países la atracción de esta bella e histórica ciudad, llevó a distintos aristas y creadores ha considerarla en sus composiciones, como el grupo alemán Scorpions, el francés Georgie Dann y hasta el mismísimo rey del pop Michael Jackson. Pero les propongo dos temas desde España. El primero es Suena en Moscú del cantautor de Galicia Amancio Prada. Cuenta Amancio que hace unos años fue invitado a dar un recital en la sede de los “Niños Españoles de la Guerra” en Moscú, donde se reúnen desde hace muchos años aquellos niños y niñas que llevaron de España a Rusia para ponerlos a salvo de los desastres de la guerra. Niños que ahora tienen más de ochenta años casi todos. Y allí se encontró con Josefina Iturrarán, que le contó entre sollozos que, nacida en Madrid, se había educado en Santander, y de allí la llevaron a Bilbao, donde coincidió un tiempo con Dolores Ibárruri, la Pasionaria, en un mismo colegio. Josefina hablaba torrencialmente y se agarraba a el cada vez más fuerte. Entonces le pidió a un periodista presente que la grabara y esta mujer recitó unos versos que Amancio llevó a esta canción. Es una canción inédita y debo agradecer a Amancio Prada que ante mi pedido me la haga hecho llegar gentilmente vía correo electrónico. Y el otro ejemplo es el de Esplendor Geométrico, un grupo español de música industrial. El grupo se formó en 1980 con Arturo Lanz, Gabriel Riaza y Juan-Carlos Sastre, todos ellos ex miembros de El Aviador Dro y sus Obreros Especializados. Tomaron el nombre de Esplendor Geométrico de un poema futurista del escritor italiano Filippo Tommaso Marinetti. Comentarios basados en una nota de Vasily Shúmov, para el sitio Rusia Hoy. En cuanto a la música escuchamos interpretaciones, entre otros, de Alexandra, Muslim Magomaiev, el grupo Zoopark, Bulat Okudzhava, Oleg Gazmanov, el Coro del Ejercito Rojo, Amancio Prada y Esplendor Geométrico. Es una realización de Jorge Laraia.

Planeta Musical Sur
Radio Universidad Calf FM 103.7 en la ciudad de Neuquén, Rep. Argentina. es una radio comunitaria, sin fines de lucro, propiedad de CALF Cooperativa Provincial de Servicios Públicos y Comunitarios de Neuquén, y de la Universidad Nacional del Comahue. Su programación general está orientada a la buena música, y a las noticias, principalmente del ámbito local y regional, con un marcado sentido social y popular. En el marco de dicha programación, desde el año 2003 Planeta Musical Sur se emite todos los sábados de 19 a 20 horas, y está dedicado a difundir la música de los diversos países del mundo, exceptuando generalmente a los anglosajones. Los temas musicales son acompañados por comentarios sobre (...) Ver más

Canal RSS/Podcast de Planeta Musical Sur

RSS/Poscast
http://audio.urcm.net/spip.php?page=backend

Archivos anuales:
2014
2013
2012
2011
2010
2009
2008
2007
2006


Esta web es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid (URCM) www.urcm.net