Contrastando con la modernidad que exhibe, en Buenos Aires existen muchas villas miseria, como se llama a esos asentamientos informales formados por viviendas precarias, similar a las favelas de Rio, a los cantegriles de Uruguay, a las chabolas de España o a las callampa de Chile, que en Kenya se llaman shanty town, en Argelia, bidonville, y en Sudáfrica, township. Una muestra de lo mundial que es este fenómeno que demuestra la magnitud de la pobreza urbana. Pero las villas de Buenos Aires tienen algo que las diferencian del resto porque allí nació un nuevo género musical: la cumbia villera.
Entrevista a Cristian Alarcón, autor de “Cuando me muera quiero que me toquen cumbia”, un relato magistral que reconstruye la vida y la muerte de los jóvenes lúmpenes del conurbano bonaerense. Por este libro Cristian Alarcón, redactor de Página/12, fue distinguido por el Congreso Norteamericano para Latinoamérica, que le entregó en Nueva York el premio Samuel Chavkin a la integridad en el periodismo latinoamericano, un premio que se otorga a los periodistas cuyos trabajos reflejan un compromiso con la justicia social de la región.

29 de julio de 2007
| Duración: 56:31

Según la docente de la Universidad de Buenos Aires Catalina Sosa, la denominación "cumbia villera" surge en Argentina, para identificar a una música cuyos intérpretes y letras pertenecen al mundo de las "villas de emergencia", grupos poblacionales que se caracterizan por el bajo nivel socio-económico. Es un género musical que comienza a escucharse alrededor de 1996, pero ni bajo ese rótulo, ni con esa temática, sino como cumbia. En eso se encontraban los grupos "Amar azul" y "Ráfaga", e intérpretes como Gilda, entre otros. Pablo Lescano, quien aparece como el iniciador de la cumbia villera, nació, se crió y vive en una villa de emergencia. Era integrante de "Amar azul" y en esa época tuvo una idea lógica, básica y perfecta. Si la cumbia era el género más escuchado en la villa, ¿por qué no describir lo que se vive dentro de ella? Así, compuso letras descarnadas y directas, con la autoridad que le da ser parte activa de ese mundo. Su idea fue todo un éxito y cuenta en su haber con la creación de cuatro grupos musicales, entre ellos "Damas gratis". Después de la enorme repercusión que tuvo el estilo, surgieron muchos grupos más como "Metaguacha", "Jalá-Jalá", y "Yerba brava" entre tantos otros.
Los cantantes sostienen que ellos sólo hablan de lo que pasa en las villas. Muestran la realidad, le hacen las canciones a sus amigos que están presos, a sus mujeres que se entregan sólo por placer, a sus vecinos que deambulan todo el día por los pasillos de la villa, drogados, borrachos y esperando el momento de poder robarle a alguien para comprarse droga y alcohol; hablan de su enemigo
mortal y despreciable: la policía.
Es una realización de Jorge Laraia.

Radio Universidad Calf FM 103.7 en la ciudad de Neuquén, Rep. Argentina. es una radio comunitaria, sin fines de lucro, propiedad de CALF Cooperativa Provincial de Servicios Públicos y Comunitarios (...)
Archivos anuales
Canal RSS/Podcast

ÚLTIMAS EDICIONES



201446Planeta_Musical_Sur.mp3
MP3 |53.4 MB




201445Planeta_Musical_Sur.mp3
MP3 |52.6 MB




201444Planeta_Musical_Sur.mp3
MP3 |53.7 MB