T
 
Agresiones en el Cie de València. Alternativas al oligopolio energético:SOM ENERGIA.

25 de octubre de 2013. Hablamos con Stéphanie (comisión interna de acompañamiento de la campaña x el cierre d los Cie) nos acerca las denuncias d varios inmigrantes argelinos sobre agresiones e insultos recibidos x la policía a raíz de una huelga de hambre y posteriormente un intento de fuga en el Cie de Zapadores-València, esta última la madrugada del 18 al 19 d Octubre. En la segunda parte del programa Maribel y Andrés nos presentan la cooperativa Som Energia, una propuesta de otro modelo energético frente al oligopolio de las multinacionales hidroeléctricas.



Agresiones en el Cie de València. Alternativas al oligopolio energético:SOM ENERGIA.
DenunciaCieSomEnergia.mp3
::DESCARGAR::


Duración aproximada: 1:35:00

Enlaces d interés: http://ciesno.wordpress.com/

http://www.somenergia.coop/es/

http://www.somenergia.coop/nota-de-premsa-levantandonos-contra-la-nueva-reforma-electrica

OTROS DOS INMIGRANTES DENUNCIAN PALIZAS DE LA POLICÍA TRAS UN INTENTO DE FUGA EN EL CIE DE ZAPADORES‏ Publicado: 21/10/2013 en Sin categoría 0 Aseguran que la policía trata de implicar a las ONG en la tentativa

Dos inmigrantes de origen argelino han denunciado que varios internos sufrieron insultos racistas, vejaciones y agresiones físicas de la policía en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Valencia, tras el intento de fuga de uno de ellos en la madrugada del viernes 18 de octubre al sábado 19. Asimismo, aseguran que la policía ha intentado que impliquen a las ONG que realizan tareas de acompañamiento a los inmigrantes del CIE en el intento de fuga ofreciéndoles trato de favor a cambio de acusar a los voluntarios de introducir objetos peligrosos.

Según las denuncias que Sekkal Mohamed Nouredine, de 20 años de edad, y Amine Mourdani, de 22, interpusieron en el juzgado de instrucción ayer domingo, 20 de octubre, ambos recibieron patadas, puñetazos e insultos como “moro de mierda” o “hijo de puta” tras la voz de alarma de la policía por un intento de fuga.

Los dos inmigrantes relatan que los agentes de policía, tras descubrir que el primero había intentado huir, comenzaron a golpear a sus compañeros -entre los que se encontraba Mourdani-. Cuando Nouredine volvió a su celda por sí mismo, los policías se tiraron sobre él y le mantuvieron en el suelo mientras le daban puñetazos, le escupían y le insultaban y, uno de ellos, le ponía la bota en el cuello hasta dificultarle la respiración, según consta en la denuncia. Más adelante, le llevaron a la celda de aislamiento donde durmió en el suelo sin más ropa que unos pantalones cortos.

Por otra parte, Mourdani explica en su denuncia que, tras la alerta por la fuga de su compañero de habitación, los agentes le pegaron en el hombro, le sacaron de la cama y le tiraron al suelo y le pisaron el cuello mientras le gritaban “te mato, te mato”.

El joven argelino asegura, además, que, al día siguiente, un agente de policía le pidió que acusara a las ONG que visitan el CIE periódicamente de introducir unos alicates y una cuchilla para que los internos se fugaran y, que, si así lo hacía, “me ayudarían a salir”.

Tanto Nouredine como Mourdani han solicitado en sus denuncias que se investiguen los hechos, que se estudien las grabaciones del sistema de video vigilancia en las horas señaladas, que se identifique a los agentes que cometieron las agresiones y que se llame a declarar tanto a los testigos como a ellos mismos.

Estas denuncias se producen días después de que otros dos internos de origen argelino hicieran público que habían recibido agresiones los pasados días 12 y 13 de octubre tras un intento de huelga de hambre pacífica para protestar por su privación de libertad.

Por todo ello, la Campaña por el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros manifiesta, de nuevo, su profunda preocupación por los hechos alegados en las denuncias presentadas que atribuyen a agentes de policía agresiones y tratos vejatorios a los internos del CIE. Así mismo, la Campaña exige que se abra una investigación que permita esclarecer los hechos denunciados y que se respete el trabajo de las ONGs que realizan tareas de acompañamiento a los internos. También reclama que no se ejecuten las órdenes de expulsión de las víctimas, pues se impediría que la justicia pueda actuar para determinar las responsabilidades de estos sucesos.

VARIOS INMIGRANTES DENUNCIAN AGRESIONES DE LA POLICÍA TRAS UNA HUELGA DE HAMBRE PACÍFICA EN ZAPADORES Un grupo de inmigrantes de origen argelino han denunciado que recibieron intimidación, vejaciones y agresiones físicas por parte de la policía en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Valencia, tras iniciar una huelga de hambre pacífica en protesta por su privación de libertad.

La huelga de hambre comenzó el pasado viernes 11 de octubre, en la hora de la cena, cuando cuatro personas se negaron a comer con el objetivo de llamar la atención para que les liberaran o les enviaran a sus países de origen. Según relata en su denuncia Yossaf Alwalid, uno de los ciudadanos argelinos que iniciaron la protesta, su finalidad era salir de “un centro donde las condiciones provocan tensiones entre la gente, humillaciones y enfermedades por el agua fría de la ducha y el aire acondicionado”. En ese momento, la policía tomó nota inmediatamente de los nombres de las personas que se negaban a comer.

Al día siguiente, durante la hora del desayuno y de la comida, se unieron nuevos internos a la protesta y el grupo que se negaba a comer era de veinte personas.

Ese día, durante la hora de la siesta, entre las 14.30 horas y las 17.00 horas, la policía cerró con llave las habitaciones de los internos, cuando normalmente permanecen abiertas. Tras este período, reunieron a todos los retenidos del CIE en el comedor, en presencia de quince policías antidisturbios y los cinco guardias del turno del centro. Éstos hicieron salir a los que no estaban en huelga de hambre, intimidaron a los que mantenían la protesta y les comunicaron “que no lo consideraban una huelga de hambre, sino un motín”, tal como relató la víctima.

Entre las 20.00 horas y las 20.30, llevaron a cenar a los internos en huelga de hambre aparte de los demás. Todos comieron, a excepción de cuatro que mantenían la huelga. Justo después de cenar, les encerraron de nuevo en las habitaciones, sin dejarles ir al baño a hacer sus necesidades o fumar en todo este tiempo.

Después, uno de los retenidos pidió ir al baño y se le negó. Sobre las 23.30, Alwalid denuncia que la policía le agredió a él y a otros internos, tras descubrir que había encendido un papel para mantener el fuego y poder fumar más adelante.

Tras descubrir el olor a quemado, los cinco guardias entraron en la habitación, se pusieron guantes y obligaron a todos los internos a colocarse contra la pared. Todos obedecieron y los guardias registraron la sala hasta encontrar el papel. Preguntaron de quién era y Alwalid –según explica en su denuncia- contestó que suyo. Le hicieron girarse y habló cara a cara “de forma tranquila” con los guardias, con las manos en la espalda en todo momento. Entonces, uno de los guardias –identificado con su número de placa por el denunciante-, de repente, le comenzó a golpear ambos lados de su cara, provocándole un hematoma en el ojo. Otro de los internos se giró para ver qué sucedía y el mismo guardia le insultó y le golpeó repetidamente en la espalda, ante el miedo de éste por tener una lesión en la pierna. Después, se volvió hacia Alwalid y continuó propiciándole varios puñetazos en la cara.

Ante estos hechos, el joven argelino solicitó atención médica, pero no se atendió su petición hasta cuatro días después, relata Alwalid.

Por otra parte, el ciudadano de origen argelino Redouane Badrdine, que también participó en la huelga de hambre, denunció el pasado martes, 15 de octubre, ante el juzgado de instrucción haber sufrido malos tratos y vejaciones por parte de un policía del Centro de Internamiento de Extranjeros de Valencia donde actualmente se encuentra retenido.

Según Badrdine, los hechos tuvieron lugar el pasado domingo, 13 de octubre, durante la hora del desayuno cuando uno de los agentes que custodiaban a los internos le llamó con gestos. Tras obedecerle y acercarse, el agente le introdujo en el cuarto de baño y cerró la puerta con llave. Entonces, comenzó a llamar para quejarse y que le abrieran. En ese momento, pasó el Jefe de Servicio, quién, al verle encerrado sin motivo alguno, le abrió la puerta y le dejó volver al comedor para continuar desayunando.

Dos o tres minutos más tarde, el policía que le había encerrado volvió a llamarle y pidió a otro agente que le avisara si venía de nuevo al Jefe de Instrucción. Badrdine obedeció sus órdenes y se volvió a dirigir al cuarto de baño. Una vez dentro, el policía le golpeó con el puño cerrado en su pómulo izquierdo, ante lo que Badrdine intentó defenderse muy asustado, según relata. Después, el agente le cogió del hombro fuertemente y le obligó a abrir la boca, le escupió dentro y se marchó.

El joven argelino explica que se sintió vejado y humillado e incluso vomitó “por el asco que le daba” y no pudo dormir aquella noche.

Por otra parte, la denuncia recoge que el agente no llevaba placa identificativa, aunque Badrdine asegura poder reconocerlo con facilidad y detalla una descripción física del policía.

Por todo ello, tanto Alwalid como Badrdine han solicitado en sendas denuncias que se investiguen las grabaciones del sistema de video vigilancia del día y las horas señaladas, que se llame a declarar a los agentes identificados, que se llame a los denunciantes a declarar y que testifiquen los internos que se encontraban en el lugar donde ocurrieron los hechos.

La Campaña por el cierre de los Centros de Internamiento para Extranjeros exige, una vez más, que se tomen medidas inmediatas para garantizar que hechos tan graves como éste no vuelvan a suceder y que se pongan en marcha los mecanismos necesarios para garantizar una investigación real de lo sucedido sin que se perjudique a la persona que ha interpuesto la denuncia, ni a los testigos presenciales.

Campaña por el cierre de los Cie

Nota de Prensa: Levantándonos contra la nueva reforma eléctrica

Madrid, 23 de julio de 2013

Las cooperativas de energía verde de nuestro país (Som Energia, Zencer, Goiener, Enerplus), junto con organizaciones que fomentan las inversiones limpias entre la ciudadanía (Viure de l’aire, Ecooo), junto con la organización decana en defensa de un modelo energético limpio y democrático (Fundación Terra) se han unido para trasladar a la opinión pública lo siguiente:

1. Que la reforma energética que ha aprobado en parte (y el resto en tramitación urgente) el gobierno constituye el ataque definitivo contra el modelo energético limpio y al servicio de la ciudanía que demanda el planeta y nuestra sociedad. Que los únicos que salen indemnes son, una vez más, las poderosas empresas que dominan el sector eléctrico. Por mucho que nos intenten convencer de que el sacrificio que se impone a los distintos agentes es equilibrado, es evidente que las compañías del lobby eléctrico van a acabar repercutiendo a los consumidores los recortes que ahora se les aplican. Serán esos mismos consumidores, junto con los contribuyentes vía Presupuestos Generales del Estado y, sobre todo, los productores de electricidad renovables los que sufrirán íntegramente el ajuste.

2. Que con la propuesta de regulación del autoconsumo, el gobierno manda una señal: no importa reducir nuestra dependencia de los combustibles fósiles, no importa el cambio climático, no importa el desempleo, ni importa hacer desaparecer un sector productivo en el que, por una vez, nuestro país se había colocado en una posición de vanguardia. Lo único que importa es acabar con el déficit de tarifa, afectando lo menos posible a la cuenta de resultados de las grandes eléctricas (cuando son estos grandes beneficios los auténticos culpables del déficit). No se van a poder montar los miles de pequeñas instalaciones ligadas al consumo, a pesar de no necesitar ya ningún tipo de apoyo económico, simplemente porque la producción de esas plantas, diseminadas por todo el territorio, compite con la electricidad generada por las centrales contaminantes propiedad de UNESA.

3. Que, como ha demostrado ya repetidamente este gobierno (que votó en contra de la Directiva europea en ese sentido), el ahorro y la eficiencia constituyen un problema y no una de las herramientas de solución de los graves problemas que enfrentamos en el ámbito energético. En esta ocasión, la propuesta de aumentar el término de potencia en nuestra factura de la luz (la cantidad fija que pagamos, con independencia de que el consumo sea menor o mayor) supone incentivar ese mismo consumo. No nos olvidemos: las grandes eléctricas tienen que vender electricidad para poner a funcionar a sus centrales de ciclo combinado que ahora están paradas.

4. Que, como se ha demostrado, el poder político y económico está en frente y no a favor del interés general. Que sólo nos queda movilizarnos, participando en las plataformas que defienden el cambio y presionando por todos los medios posibles a los que nos gobiernan.

Pero aún más importante, y este es el mensaje principal que queremos trasladar a la ciudadanía es que no basta con movilizarse, es necesario pasar a la acción. Las organizaciones aquí presentes representamos la vanguardia del hacer en el camino hacia un nuevo modelo energético. Apoyándonos, los ciudadanos van a conseguir mucho más y mucho antes el objetivo que perseguimos: un modelo energético basado en el ahorro, la eficiencia, las renovables y la soberanía energética.

No nos olvidemos que estas organizaciones representan, hoy en día, el auténtico enemigo a batir. Por eso, necesitamos el apoyo de la ciudadanía, reforzar estos brotes verdes (estos sí que lo son) del cambio de modelo energético (y también económico), porque no podemos salir de la crisis y no dejaremos de padecer crisis cada vez más profundas, sin cambiar estos modelos.

Voces Meridianas
Ver más

Canal RSS/Podcast de Voces Meridianas

RSS/Poscast
http://audio.urcm.net/spip.php?page=backend

Archivos anuales:
2017
2016
2015
2014
2013
2012
2011
2010


Esta web es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid (URCM) www.urcm.net