T
 
A ritmo de tambor cubano, con el grupo folklórico Afrocuba de Matanzas y la agrupación Rumbatá, de Camaguey

17 de octubre de 2013. Luego de cinco jornadas de presentaciones de espectáculos folklóricos en espacios abiertos y teatros, se cerraron el 15 de septiembre pasado en la ciudad de Camaguey, a unos 565 kilómetros al este de La Habana, las cortinas imaginarias del VI Festival Olorum 2013, un evento consagrado a la danza y la música folklórica cubana, dedicado este año a la cultura yoruba. El Ballet folklórico camagüeyano (que festejó el 12 de septiembre su XXII Aniversario de fundación), alternó en la gala de clausura con la agrupación Rumbatá de esa ciudad, que defiende un repertorio lleno de rumbas en todas sus variantes, género que forma parte indisoluble de la esencia de la identidad de la isla, y es Patrimonio Cultural de Cuba.



201340Planeta_Musical_Sur-2.mp3
::DESCARGAR::


Producción: Radio Calf-Universidad FM 103.7   |   Duración aproximada: 58:28

La Tradición religiosa de los Orishas Yorubas, extendida popularmente en América como la Regla Ocha o Santería, se origina en el Oeste de África, en la región conocida actualmente como Nigeria y Benin, y es la religión tradicional del pueblo Yoruba. La trata de esclavos trajo muchos de estos Yorubas a las costas de Cuba, Brasil, Haití, Trinidad, Puerto Rico y Santo Domingo, entre otros sitios del Caribe, y con estas personas vino su religión. La Santería es una religión considerada como las primeras conocidas por el hombre. Los Yorubas son un pueblo muy civilizado con una rica cultura y un sentido muy profundo de la ética. Creen en Dios, que en el idioma yoruba se conoce como Olodumare que es la fuente del ashe, la energía espiritual de la que se compone el universo. Olorun interactúa con el mundo y la humanidad a través de emisarios, los Santos y los Orishas, que viven en cada una de las fuerzas de la naturaleza, e influyen al humano en cada aspecto de la vida. La comunicación con los humanos se logra a través de toques de tambores batá y posesiones por trance (bajar el santo), ritos, rezos, y ofrendas. En el Nuevo Mundo, la mayor parte de su religión fue ocultada detrás de una fachada donde los orishas fueron representados por santos católicos, de donde nace el sincretismo o la comparación de los santos católicos con los yorubas. Los dueños de esclavos prohibían la celebración de ceremonias africanas, pues estaban consideradas como brujería, por eso los esclavos veneraban los santos católicos y a través de ellos llamaban a sus orishas, así los esclavistas no los molestaban y así fue como la religión llego a ser conocida como Santería. El recuerdo de este periodo de la historia cubana, es la razón por lo que, dentro de la religión muchos consideran el termino Santería como degradante; pero el nombre se hizo tan popular, que hoy el pueblo cubano ha decidido aceptarlo con orgullo. Las tradiciones de la Santería son celosamente preservadas, y el conocimiento completo de sus ritos, canciones y lenguaje es un requisito previo a cualquier participación profunda dentro de la religión. Los iniciados deben seguir un régimen estricto, y responden por sus acciones ante Olorun y los Santos u Orishas. A medida que una persona pasa a través de cada iniciación, sus conocimientos se vuelven más profundos, y sus habilidades y responsabilidades aumentan en conformidad. De hecho, en el primer año que sigue a su iniciación dentro del sacerdocio, el nuevo iniciado (Iyawo) debe vestir de blanco durante el año completo. Un Iyawo debe seguir un número de reglas de santo para purificarse y sintonizarse con su ángel de la guardia. Algunas de estas reglas son: no puede tomar licor, ni trasnocharse en fiestas o en la calle, no usar ropa de colores, no usar maquillaje durante el año, no fumar, ser fiel, etc. Lo que parece difícil a primera vista, es más bien bello y muy sano. Después de todo la palabra hacerse el santo lo abarca todo, es volver a nacer, comenzar una nueva vida. La percusión que hemos estado escuchando en estos temas, proviene de los tambores batá, el instrumento más representativo de la música yoruba. La palabra batá identifica en Cuba como genérico a todos y a cada uno de los tres tambores integrantes del conjunto, independientemente de su tamaño y registro. Es común tanto la referencia en plural los batá, o en singular el batá, ya se trate del conjunto o de uno en particular. En lengua yoruba tiene diferentes significados, pero en relación con el instrumento de música, los más afines son aquellos que se refieren al tambor usado por los fieles de Shangó y Egungun, o al tambor para Ori Shangó. Se trata de membranófonos de definida connotación ritual relacionados con estas deidades en Africa. En Cuba tienen un uso ritual en el sentido más ortodoxo, pero no de forma tan restringida, y aunque se les reconoce su relación con Shangó, se emplean en cultos diversos de la santería y con ellos se toca para todas las deidades. El grupo folclórico Afrocuba de Matanzas, que compartimos en esta primera media hora, fue fundado en 1957 en Cuba, en la ciudad de Matanzas, con el objetivo de rescatar y mantener la raíces africanas más puras del Panteón yoruba, arará, bantú, brinkamo, yyesá y abakuá. Interpretan de manera muy actual la rumba en todas sus variantes conocidas como el yambú, la columbia y el actual guaguancó. En 1973 crean el ritmo batarrumba, que como bien dice la palabra, es la mezcla de los religiosos tambores batá y las profanas congas (tumbadores) en la rumba. Con 24 integrantes entre percusionistas, pareja de bailes y cantantes, Afrocuba de Matanzas ha desarrollado una descollante trayectoria no solo en Cuba donde ha ganado numerosos premios, sino también en el extranjero con la mejor crítica. Además, ha realizado diferentes documentales en Cuba y en otros países para el cine y la televisión, y tiene grabado cinco CD y una multimedia. Alcanzar sonoridades contemporáneas sin perder el concepto y las raíces de la rumba, género musical danzario declarado Patrimonio Cultural de la nación cubana, resulta ser la propuesta del disco “La rumba del siglo”, del que en esta segunda parte del programa estamos compartiendo algunos de sus temas. Producido por el director, músico y compositor Manolito Simonet, el disco perteneciente al sello discográfico Bis Music de ARTex, muestra el quehacer de Rumbatá, agrupación creada en Camagüey en el año 1996, liderada por el cantante y compositor Wilmer Joel Ferrán Jiménez, quien además de ser graduado en la escuela Nacional de Ballet, asume la dirección general y la firma autoral de 8 de los 14 temas que integran el disco. Clásicos versionados en Guaguancó e interpretados de manera magistral, dado el trabajo vocal que los distinguen, prestigian esta producción, en la que con gran acierto, los arreglos fusionan la rumba con el son, el guaguancó y el Latin jazz, sin dejar de exponer variantes como Yambú , Columbia y la Rumba flamenca. Intérpretes y músicos de gran prestigio como Mayito Rivera quien canta la versión de Wilmer Ferrer del poema de Nicolás Guillén “Songoro Cosongo”, Vania Borges, en el próximo tema “Veinte años” y Andrés Correa Borges en “Marinero”, a los que se suman Roberto Vázquez en el bajo eléctrico, Miguel Ángel del Armas en el piano, autor de “¿Güine qué le pasa a Tata?” título que cerrará nuestra propuesta sonora, Javier Barroso, en la guitarra flamenca y José Alberto Álvarez en el cajón flamenco, respectivamente, unidos a Santiago Garzón y Eddy de los Santos, ambos percusionistas a cargo del cajón Quinto, conforman la nómina de invitados especiales. Ciertamente, la suerte de Rumbatá está echada en el ámbito cubano; toca ahora trascender las fronteras, conquistar al público extranjero que respeta el arte cubano, y poner en un pedestal a la vasta cultura camagüeyana, de la cual, son herederos. Comentarios basados en notas del sitio orishasplace.com, de lajiribilla.cu, de cubanacan.tumblr.com, de cubadebate.cu y cadenagramonte.cu, y en cuanto a la música, como ya dijimos fueron interpretaciones del Grupo Folklórico Afrocuba de Matanzas y de la agrupación Rumbatá desde su disco “La rumba del siglo”. Es una realización de Jorge Laraia.

Planeta Musical Sur
Radio Universidad Calf FM 103.7 en la ciudad de Neuquén, Rep. Argentina. es una radio comunitaria, sin fines de lucro, propiedad de CALF Cooperativa Provincial de Servicios Públicos y Comunitarios de Neuquén, y de la Universidad Nacional del Comahue. Su programación general está orientada a la buena música, y a las noticias, principalmente del ámbito local y regional, con un marcado sentido social y popular. En el marco de dicha programación, desde el año 2003 Planeta Musical Sur se emite todos los sábados de 19 a 20 horas, y está dedicado a difundir la música de los diversos países del mundo, exceptuando generalmente a los anglosajones. Los temas musicales son acompañados por comentarios sobre (...) Ver más

Canal RSS/Podcast de Planeta Musical Sur

RSS/Poscast
http://audio.urcm.net/spip.php?page=backend

Archivos anuales:
2014
2013
2012
2011
2010
2009
2008
2007
2006


Esta web es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid (URCM) www.urcm.net