Esta semana dedicamos nuestro tiempo a la publicación de dos informes. Por un lado, hablaremos del informe de la Coalición para Acabar con la Utilización de Niños Soldados, en el que se denuncia como la respuesta internacional ha sido hasta el momento insuficiente para proteger a los menores. Y más tarde, hablaremos del informe anual de nuestra organización, en el que, como cada año, hacemos un repaso de la situación de los derechos humanos en todo el mundo.

30 de mayo de 2008
| Producción: URCM
| Duración: 00:06:08

Menores soldado

Comenzamos hablando de menores soldado. Pese a algunos avances, los esfuerzos para poner fin al reclutamiento y utilización de menores como soldados llegan demasiado tarde y son insuficientes para muchos niños y niñas. Esta información se desprende de la publicación del Informe Global 2008 de la Coalición para Acabar con la Utilización de Niños Soldados.

Según el informe, ni el consenso prácticamente universal de que los menores no deben ser utilizados como soldados, ni los enérgicos esfuerzos para poner fin al fenómeno, han logrado proteger a decenas de miles de niños y niñas de la participación en la guerra. Allá donde surge un conflicto armado es casi inevitable que los menores acaben participando en él como soldados.

El Informe de la Coalición también señala que en los últimos cuatro años se han producido cambios positivos. Por ejemplo, el número de conflictos armados en los que están involucrados menores ha descendido de 27 en el año 2004, a 17 al acabar 2007.

Pero no todas las noticias son buenas. A día de hoy, decenas de miles de niños y niñas continúan figurando en las filas de los grupos armados no estatales de por lo menos 24 países y territorios distintos. Además, se sigue detectando la presencia de menores en fuerzas armadas estatales. Myanmar es el país más persistente en esta práctica, si bien también se detectan menores en las fuerzas gubernamentales de Chad, la República Democrática del Congo, Somalia, Sudán, Uganda y Yemen, entre otros.

El año 2012 marcará el décimo aniversario de la promulgación del tratado internacional sobre niños y niñas. Por ello, a lo largo de los cuatro próximos años se abre un período muy importante para la comunidad internacional, para honrar su promesa de poner fin a la utilización de menores en todos los conflictos armados.

Informe Anual 2008 de Amnistía Internacional

Hablamos ahora del Informe Anual 2008 de Amnistía Internacional, en el que nuestra organización plantea a los gobiernos del mundo un doble desafío; pedir disculpas por seis décadas de fracaso en derechos humanos y renovar su compromiso para lograr mejoras concretas.

El informe pone de manifiesto, 60 años después de haber sido adoptada la Declaración Universal de Derechos Humanos por las Naciones Unidas, que en al menos 81 países todavía se infligen torturas o malos tratos a las personas, que en al menos 54 se las somete a juicios sin las garantías debidas, y que en 77 no se les permite hablar con libertad.

El año 2007 se caracterizó por la impotencia de los gobiernos occidentales y la ambigüedad o renuncia de las potencias emergentes a atajar algunas de las peores crisis mundiales de derechos humanos. Ahora, la mayor amenaza para el futuro de los derechos humanos es la ausencia de una visión compartida y de un liderazgo colectivo.

Además, los países tan poderosos como China, Estados Unidos, Rusia o la Unión Europea deben predicar con el ejemplo. China tiene que cumplir las promesas en materia de derechos humanos que formuló en torno a los Juegos Olímpicos y permitir la libertad de expresión y de prensa, y acabar con la práctica de la “reeducación por el trabajo”. Estados Unidos debe cerrar Guantánamo y demás centros secretos de detención, juzgar a los detenidos en procesos justos o ponerlos en libertad, y rechazar sin sombra de duda el uso de la tortura y los malos tratos. Rusia tiene que mostrar mayor tolerancia hacia la disidencia política, y acabar con la impunidad. Y la Unión Europea tiene que investigar la complicidad de sus Estados miembros en las “entregas extraordinarias” de personas sospechosas de terrorismo, y aplicar a sus propios miembros los mismos baremos en materia de derechos humanos que fija para terceros países.

El año 2008 ofrece una oportunidad sin precedente a los nuevos líderes que acceden al poder y a los países que emergen a la escena mundial para fijar nuevas orientaciones y rechazar las políticas y prácticas que en los últimos años han hecho del mundo un lugar más peligroso y dividido.

Ante esta situación, Amnistía Internacional ha lanzado un llamamiento a todos los gobiernos para demostrar hoy el mismo grado de amplitud de miras, coraje y compromiso que hace 60 años llevó a las Naciones Unidas a adoptar la Declaración Universal de Derechos Humanos.

La injusticia, la desigualdad y la impunidad son hoy las marcas distintivas de nuestro mundo. Los gobiernos tienen que actuar ya para acabar con el abismo que separa lo que se dice de lo que se hace.

En Amnistía Internacional trabajamos en todo el mundo para luchar contra los abusos de los derechos humanos y para cambiar las leyes que en algunas ocasiones tratan de legitimarlos. Somos un (...)
Archivos anuales
Canal RSS/Podcast

ÚLTIMAS EDICIONES



202021informativoai.mp3
MP3 |2.7 MB




202020informativoai.mp3
MP3 |2.9 MB




202019informativoai.mp3
MP3 |2.7 MB

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | ... | 235