Comenzamos este espacio informativo recordando la dramática situación de las personas homosexuales en Irán, a pesar de que su presidente haya negado de forma absurda su existencia en el país. Continuamos celebrando la extradición de Alberto Fujimori desde Chile a Perú, lo que supone un gran paso para la justicia. Os alertamos sobre la situación de los refugiados en Irak, cuyas circunstancias son cada vez peores. Y terminamos en Myanmar donde reclamamos el envío urgente e inmediato de una Misión del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

28 de septiembre de 2007
| Producción: URCM
| Duración: 00:05:40

Homosexualidad en Irán

El pasado 24 de septiembre el presidente de Irán dijo en un discurso pronunciado en la Universidad de Columbia de Estados Unidos que no había homosexuales en Irán. Amnistía Internacional considera absurdas estas declaraciones, ya que tanto en Irán como en cualquier otro lugar del mundo hay personas con diferentes orientaciones sexuales.

Negar una evidencia así es negar el derecho de las personas iraníes a elegir su propia orientación sexual. Amnistía Internacional recuerda además que el código penal islámico, vigente en Irán, condena el lesbianismo y otras prácticas sexuales con la cárcel e incluso con la aplicación de pena de muerte. La organización se opone a esta ley que atenta contra los Derechos Humanos de las personas y muestra su rechazo a las represalias que se toman contra este colectivo.

Amnistía Internacional hace un llamamiento a las autoridades iraníes para que garanticen que nadie sufrirá discriminación en Irán a causa de su orientación sexual.

Extradición de Alberto Fujimori

Continuamos en Chile, donde el 21 de septiembre la Corte Suprema aprobó la extradición de Alberto Fujimori a Perú para que sea juzgado por los crímenes cometidos durante su mandato al frente del gobierno peruano.

Para Amnistía Internacional, esta decisión es un paso muy importante en la búsqueda de justicia de las miles de víctimas de tortura, asesinatos, desapariciones forzadas y otras violaciones de derechos humanos cometidas durante el gobierno de Fujimori.

Las autoridades peruanas deben ahora llevar adelante esta decisión y asegurarse que todas las victimas de violaciones a los derechos humanos tienen acceso a verdad, justicia y reparación, de acuerdo a lo que marca la legislación internacional.

Refugiados irakíes en Siria y Jordania

Nos desplazamos hasta Irak donde denunciamos el aumento del número de refugiados frente a la apatía mundial. La comunidad internacional no está afrontando adecuadamente la espiral en que ha entrado la crisis de los refugiados de Irak, al dejar que los principales países de acogida, Siria y Jordania, carguen con demasiada responsabilidad.

La consecuencia es que ambos países están reforzando los controles fronterizos y cortando así las principales vías de escape de las personas que huyen de la violencia, sectaria y de otro tipo, que se produce en Irak.

Amnistía Internacional elogia a los gobiernos de Siria y Jordania por mantener la apertura de la mayoría de sus fronteras hasta la fecha, pero acusa a otros Estados de contribuir muy poco a ayudarlos a hacer frente a las inmensas exigencias que supone cubrir las necesidades de estas personas.

Actualmente hay al menos 4 millones de iraquíes desplazados, cifra que, según los cálculos, sigue aumentando a un ritmo de 2.000 personas diarias, lo cual convierte la situación en la crisis de desplazamiento que crece con mayor velocidad en el mundo. Siria acoge ya a 1,4 millones de refugiados y refugiadas iraquíes, y se calcula que en Jordania la cifra asciende al menos a 500.000. Además, hay más de 2,2 millones de personas desplazadas que continúan en el territorio iraquí.

Crisis en Myanmar

Y Terminamos en Myanmar, donde el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas debería enviar una misión de forma urgente e inmediata, para resolver la crisis desatada en el país, dado el riesgo inminente de que se desate un clima de violencia.

La misión debería también dialogar con las autoridades de Myanmar y encontrar soluciones a los problemas de derechos humanos, incluyendo la situación de los presos de conciencia y los presos políticos, como la Premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi.

Amnistía Internacional ha documentado en los últimos años numerosas violaciones de derechos humanos en Myanmar. La organización reconoce más de 1.160 presos de conciencia en el país y denuncia la utilización de niños soldados. Además, la tortura y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes son comunes, especialmente durante los interrogatorios y los pasos previos al encarcelamiento.

En Amnistía Internacional trabajamos en todo el mundo para luchar contra los abusos de los derechos humanos y para cambiar las leyes que en algunas ocasiones tratan de legitimarlos. Somos un (...)
Archivos anuales
Canal RSS/Podcast

ÚLTIMAS EDICIONES



202148informativoai.mp3
MP3 |4.3 MB




202147informativoai.mp3
MP3 |3.6 MB




202146informativoai.mp3
MP3 |3.6 MB