T
 
Amnistía Internacional a 9-Nov-2005, informativo semanal

14 de noviembre de 2005. Esta semana hablamos sobre derechos humanos en la pasada Cumbre de las Américas, presos políticos en Siria y reparación a víctimas de la violencia contra la mujer en Japón, entre otros.



boletinAI_9-11-2005
boletinAI_9-11-2005.mp3
::DESCARGAR::


Producción: Radio Vallekas - 107.5 FM, Madrid , URCM   |   Relacionado con : Amnistía Internacional   |  Duración aproximada: 5:34

Empezamos con la pasada Cumbre de las Américas, celebrada en Mar del Plata, Argentina, el primer fin de semana de noviembre. En dicha Cumbre se han aprobado varias medidas para fomentar el empleo y hacer frente a la pobreza.

Estas medidas no tendrán ningún sentido a menos que se garanticen todos los derechos humanos, incluidos el derecho a la vida, a la igualdad de género, a la atención médica básica y a la libertad de circulación.

La cumbre, bajo el lema "Crear Trabajo para Enfrentar la Pobreza y Fortalecer la Gobernabilidad Democrática", ha tratado de abordar el desempleo, así como alcanzar niveles salariales adecuados, pero según Amnistía Internacional, es un error pensar que la creación de empleo solucionará automáticamente los otros graves problemas que afectan a millones de personas en toda la región.

La Cumbre brinda a los dirigentes gubernamentales una oportunidad clave para afirmar de forma inequívoca que los derechos humanos pueden y deben ser, y serán, siempre lo primero. Esa es la clave para la seguridad, la prosperidad y la dignidad básica de todas las personas que habitan América.

Sólo mediante la adopción de un enfoque integrado de los derechos humanos será posible luchar contra la pobreza y garantizar una buena gobernabilidad basada en el Estado de derecho.

Nos trasladamos ahora hasta Siria, donde Amnistía Internacional ha expresado su satisfacción por la decisión del gobierno sirio de poner en libertad a 190 presos políticos, algunos de ellos presos de conciencia, en virtud de una amnistía presidencial dictada para celebrar el final de la festividad musulmana del ‘Eid.

Entre los liberados hay presos de conciencia que llevan largo tiempo encarcelados y cuya puesta en libertad incondicional ha pedido Amnistía Internacional durante años, así como otros presos políticos condenados a prisión tras juicios sin las menores garantías.

Las autoridades sirias siguen teniendo recluidos al menos a cientos de presos políticos. Entre ellos hay presos de conciencia, personas detenidas por motivos políticos y no juzgadas y presos condenados tras juicios sin garantías.

Aunque satisfecha por las excarcelaciones, Amnistía Internacional ha pedido al gobierno sirio que ponga en libertad al resto de los presos de conciencia y que se asegure de que otros presos políticos son juzgados con garantías o puestos en libertad.

Vamos ahora hasta Japón, donde nuestra organización ha pedido al gobierno nipón que asuma la plena responsabilidad por los crímenes cometidos contra las mujeres condenadas a la esclavitud sexual por sus captores japoneses antes de la Segunda Guerra Mundial y durante su transcurso.

Estas mujeres, también llamadas las “mujeres de solaz”, son el objeto de un informe que expone el brutal trato sufrido por ellas, así como las excusas dadas a lo largo de los años para negar la responsabilidad de su sufrimiento.

Hasta 200.000 mujeres -muchas de ellas menores de 20 años, (algunas de tan sólo 12) fueron convertidas en esclavas sexuales por el ejército japonés antes y durante la Segunda Guerra Mundial.

Las supervivientes del sistema de “mujeres de solaz” son ya ancianas, y un número indeterminado de ellas ha muerto sin recibir justicia, una disculpa pública adecuada o una compensación directa del gobierno japonés.

Se trata de una cuestión actual de derechos humanos que no debe relegarse al pasado. La reparación en este caso no es sólo una obligación moral. Todo Estado que cometa crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad tales como la violación y la esclavitud sexual tiene también la obligación legal de proporcionar plena reparación y garantías de no repetición directamente a las supervivientes.

El gobierno japonés debe enmendar finalmente los errores de más de 60 años brindando algo más que una disculpa vaga e inaceptable. Desde Amnistía Internacional hemos realizado un llamamiento al gobierno japonés para que ofrezca a las “mujeres de solaz” una plena reparación de este terrible sistema de esclavitud sexual.

Recordamos que podéis firma para pedirle al presidente de los Estados Unidos, George Bush, el cierre de Guantánamo, donde cientos de personas siguen encerradas en un limbo jurídico después más de tres años.

Esta acción se enmarca dentro de la campaña mundial contra la tortura que Amnistía Internacional lanzó el pasado 26 de junio. Hasta la fecha, son más de 79.000 personas las que han pedido a Bush el cierre definitivo de Guantánamo.

Amnistía Internacional, informativo semanal
En Amnistía Internacional trabajamos en todo el mundo para luchar contra los abusos de los derechos humanos y para cambiar las leyes que en algunas ocasiones tratan de legitimarlos. Somos un movimiento independiente de cualquier gobierno, ideología política o credo religioso. Contamos con cerca de un millón y medio de personas afiliadas en todo el mundo y más de 4.000 grupos locales integrados por voluntarios. La visión de Amnistía Internacional es la de un mundo en el que todas las personas disfrutan de todos los derechos humanos proclamados en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en otras normas internacionales de derechos humanos. Nuestra misión consiste en realizar labores de (...) Ver más
Esta web es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid (URCM) www.urcm.net