Esta semana iremos a Sudán y Somalia, donde la población civil aún sufre las consecuencias de los recientes conflictos armados, que siguen sin resolverse. Hablaremos sobre la necesidad de que la justicia inglesa investigue las circunstancias de la muerte del joven brasileño Jean Charles de Menezes. Y terminaremos con una buena noticia, la aprobación por parte de la ONU de un Tratado para promover los derechos de las personas con discapacidad.

22 de diciembre de 2006
| Producción: URCM

Crímenes contra la humanidad en Sudán

Estos días el Fiscal de la Corte Penal Internacional ha informado al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre la situación nada alentadora que se vive en Sudán. El informe del fiscal denuncia que el Gobierno sudanés no está colaborando como debiera con la Corte Penal Internacional para que los crímenes que se están cometiendo en el país sean atajados. Sudán está viviendo un conflicto que se ha saldado con el asesinato de más de 85.000 civiles, la violación de miles de mujeres y el desplazamiento de más de dos millones de personas; mientras que el Gobierno sudanés no está haciendo nada para proteger a la población civil y llevar a los responsables ante la justicia.

Amnistía Internacional pide al gobierno de aquel país su plena implicación y pide al Consejo de Seguridad de la ONU y a la Unión Africana que tome medidas para que la acción que se lleva a cabo en Sudán sea concertada y eficaz. Hay que tener en cuenta que el de Darfur no es un conflicto cerrado, sino que se siguen cometiendo atentados contra los derechos humanos. Las violaciones, asesinatos y desplazamientos masivos de la población se están extendiendo también a países vecinos como Chad y la República Centroafricana.

Conflicto entre Somalia y Etiopía

Nos trasladamos a Somalia, donde la frágil paz alcanzada hace dos años, tras 13 de conflicto armado, amenaza con romperse. Se están recrudeciendo los enfrentamientos entre una gran fuerza etiope, partidaria del Gobierno Federal de Transición, y las fuerzas del Consejo de Tribunales Islámicos Somalíes. Estos últimos ya han dicho incluso que están dispuestos a enfrentarse a la fuerza de paz que la ONU tiene previsto desplegar próximamente. Amnistía Internacional advierte de que la intensificación de los combates puede dar lugar a violaciones graves y generalizadas de los derechos humanos por parte de todos los bandos.

Amnistía Internacional insta a todas las partes en conflicto y a la comunidad internacional a que presten especial atención a la protección de los civiles, y que se les permita el acceso a la asistencia humanitaria de emergencia. La organización ha reiterado que la protección de los derechos humanos debe ser parte integrante de la resolución del conflicto de Somalia, y del diálogo entre las partes implicadas, que está previsto se reanude en breve en Jartum.

Jean Charles de Menezes

Miramos hacia Reino Unido. Amnistía Internacional está muy preocupada por la ausencia de una investigación que aclare el fallecimiento en 2005 del ciudadano brasileño Jean Charles de Menezes, muerto en el metro londinense a manos de la policía, pocos días después de los atentados del 7-J en la capital británica. Hace unos días el Tribunal Superior de Justicia inglés desestimó la impugnación que los familiares de Menezes había hecho sobre la decisión de la Fiscalía de no presentar cargos penales contra ninguna persona en relación con ese homicidio.

Amnistía Internacional considera que la Fiscalía debe reconsiderar su decisión, y explicar por qué no se han presentado cargos contra las personas que dieron las órdenes que propiciaron aquella muerte. La organización considera que el hecho de que hasta la fecha no se haya acusado a ningún particular en relación con el homicidio de Menezes, mina la confianza en el Estado de derecho y la credibilidad de los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley.

Derechos de las personas con discapacidad

Para terminar, Amnistía Internacional quiere manifestar su alegría por la que consideramos una buena noticia: la aprobación por parte de la ONU hace unos días de un nuevo tratado básico de derechos humanos para promover y proteger los derechos de las personas con discapacidad. Se trata de una herramienta fundamental para ayudar a las personas con discapacidad a lograr su reconocimiento y la protección efectiva de sus derechos. La nueva convención prohíbe la discriminación en la educación, el empleo, la salud y el acceso a la información y a las instalaciones públicas. El tratado además expone las medidas específicas que deben tomar los estados para hacer realidad los derechos de las personas con discapacidad, haciendo hincapié en las necesidades especiales de los niños y niñas con discapacidad.

Amnistía Internacional pide a todos los Estados miembros de Naciones Unidas que ratifiquen la nueva Convención cuanto antes, para que los derechos que en ella se consagran sean pronto una realidad.

En Amnistía Internacional trabajamos en todo el mundo para luchar contra los abusos de los derechos humanos y para cambiar las leyes que en algunas ocasiones tratan de legitimarlos. Somos un (...)
Archivos anuales
Canal RSS/Podcast

ÚLTIMAS EDICIONES



202242informativoai.mp3
MP3 |3.4 MB




202241informativoai.mp3
MP3 |3.9 MB




202240informativoai.mp3
MP3 |3.8 MB