Esta semana hablaremos de cómo las armas llegan a manos de grupos armados sin haber sido controladas, denunciaremos una vez más cómo se está presionando a los defensores de derechos humanos en Rusia, y señalaremos como la milicia yanyawid ha reanudado los ataques contra la población civil sudanesa en el este del Chad.

20 de octubre de 2006
| Producción: URCM
| Duración: 05:45

Comercio de Armas

Empezamos hablando de balas fabricadas en Grecia, China, Rusia y Estados Unidos que han sido encontradas en manos de grupos rebeldes en el distrito de Ituri, al este de la República Democrática del Congo, una zona sometida a un embargo de armas de las Naciones Unidas. También se han encontrado armas pequeñas fabricadas en Rusia, China, Serbia y Sudáfrica. La investigación realizada por la Campaña Armas Bajo Control, que pone de manifiesto la urgente necesidad de un Tratado Internacional sobre el Comercio de Armas para detener la afluencia de armas a zonas de conflicto, se publica una semana antes de la votación en la ONU de una resolución que comenzará a trabajar sobre dicho Tratado.

Es la primera vez que se han recuperado balas de Grecia y Estados Unidos de manos de grupos rebeldes en el este de la República Democrática del Congo, lo cual pone de manifiesto el origen global de las armas que exacerban los combates en la región. La Campaña Armas Bajo Control cree que es muy poco probable que estas armas y balas hayan sido vendidas directamente a los rebeldes en la República Democrática del Congo, violando así el embargo de las Naciones Unidas. Parece más probable que hayan entrado en el distrito de Ituri desde países vecinos, lo cual muestra la necesidad de un Tratado Internacional sobre el Comercio de Armas que establezca unas normas globales, basadas en el derecho internacional, para las ventas de armas.

Y en relación con el Tratado Internacional sobre el Comercio de Armas, 77 países han respaldado la resolución de Naciones Unidas para trabajar en su elaboración. El dato esperanzador es que países que se iniciaban en la exportación de armas, como Serbia, Rumanía y Bulgaria han prometido su apoyo al tratado. Otros, como Colombia, Liberia, Timor Oriental, Haití y Ruanda, todos países devastados por la violencia, también han apoyado esta resolución. Además, se espera que muchos otros países se sumen a esta iniciativa en los próximos días.

Acoso a los defensores de los derechos humanos en la Federación Rusa

Cambiamos de asunto, y volvemos a habar una semana más de la presión que están sufriendo los defensores de derechos humanos en la Federación Rusa, Amnistía Internacional deplora la decisión de clausurar la Sociedad para la Amistad Ruso-Chechena. Un tribunal ha ordenado esta semana el cierre de esta organización no gubernamental que vigila las violaciones de derechos humanos que se cometen en Chechenia.

El tribunal se apoyó en una nueva ley que prohíbe que una organización no gubernamental sea dirigida por una persona a la que se haya declarado culpable de actividades "extremistas". El director ejecutivo de la Sociedad para la Amistad Ruso-Chechena, Stanislav Dmitrievskii, fue declarado culpable el 3 de febrero del 2006 de "odio racial", por haber publicado artículos de líderes separatistas chechenos en los que no se propugnaba la violencia. Amnistía Internacional considera que lo condenaron por el ejercicio pacífico de su derecho a la libertad de expresión, y que no debía haber sido sometido a juicio en primer lugar. Por ello, nuestra organización considera que dicha sentencia contra Dmitrievskii debe ser anulada, y alerta sobre las amenazas de muerte que han recibido Stanislav y otros miembros de la organización.

Sudán y Chad

Terminamos hablando de Sudan, donde la falta de medidas para evitar nuevos ataques de la milicia yanyawid en el este del Chad ha causado muertes y desplazamientos entre la población civil de la región. Como muchos temían, se están reanudando los ataques a poblados del este del Chad al terminar la estación de lluvias. Los yanyawid están cruzando una vez más la frontera con Sudán y atacando a los poblados del este del Chad, donde al menos 12 personas han perdido la vida y decenas han resultado heridas.

Amnistía Internacional denuncia una vez más que el gobierno sudanés no ha hecho nada para impedir estos ataques transfronterizos contra la población civil, y ha permitido a los yanyawid asaltar, saquear y matar en el Chad como lo han hecho en Darfur.

La Resolución 1706 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas establecía entre las funciones del mandato de la fuerza de mantenimiento de la paz en Darfur la de "vigilar las actividades transfronterizas de grupos armados a lo largo de las fronteras del Sudán con el Chad y con la República Centroafricana". Hasta ahora el gobierno de Sudán se ha negado a dar su consentimiento al despliegue de una fuerza de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas en Darfur.

En Amnistía Internacional trabajamos en todo el mundo para luchar contra los abusos de los derechos humanos y para cambiar las leyes que en algunas ocasiones tratan de legitimarlos. Somos un (...)
Archivos anuales
Canal RSS/Podcast

ÚLTIMAS EDICIONES



202022informativoai.mp3
MP3 |2.9 MB




202021informativoai.mp3
MP3 |2.7 MB




202020informativoai.mp3
MP3 |2.9 MB

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | ... | 235