T
 
Amnistía Internacional a 16-Nov-2005, informativo semanal

18 de noviembre de 2005. Esta semana hablamos sobre Estados Unidos, Francia y los Países Bajos, nos detendremos también en la visita del Presidente Chino a España.



boletinAI_16-11-2005
boletinAI_16-11-2005.mp3
::DESCARGAR::


Producción: Radio Enlace 107.5 FM, Madrid , URCM   |   Relacionado con : Amnistía Internacional   |  Duración aproximada: 5:46

Empezamos con la publicación de un nuevo informe de Amnistía Internacional en el que se detalla la detención de tres ciudadanos yemeníes que habían “desaparecido” en 2003 en centros secretos de detención gestionados por Estados Unidos.

Estos tres hombres permanecieron en régimen de total aislamiento, sin revisión judicial, sin que se notificara su detención a su familia y sin contacto con el mundo exterior.

Cada uno de estos hombres describe centros y procedimientos que no pueden haberse creado y mantenido exclusivamente para tres sospechosos de bajo nivel, motivo por el que tememos que lo escuchado de boca de estas tres personas sea sólo una pequeña porción de la imagen, mucho más amplia, de los centros secretos de detención que Estados Unidos mantiene en todo el mundo.

En el informe, Amnistía Internacional pide al gobierno estadounidense que aclare su postura sobre la situación legal de los tres ciudadanos yemeníes. Asimismo, nuestra organización también le pide que haga pública la ubicación de los centros de detención donde estuvieron recluidos estos tres hombres, y que desvele la identidad de todas las demás personas recluidas en estos lugares; así como que permita al Comité Internacional de la Cruz Roja y a otras organizaciones de derechos humanos independientes a visitar periódicamente y con pleno acceso a los detenidos.

Nos trasladamos ahora hasta Francia, donde a raíz de los graves disturbios que se suceden en muchas ciudades francesas, el gobierno galo declaró al pasado 9 de noviembre el estado de emergencia en París y otras localidades.

Entre las medidas adoptadas, figuran la declaración de toque de queda en zonas limitadas y a determinadas horas, la posibilidad de registros sin orden judicial, el cierre de lugares de reunión pública de cualquier clase o la imposición de arrestos domiciliarios.

También autoriza a proceder a la expulsión inmediata de quienes sean declarados culpables de cometer actos delictivos durante los disturbios, con independencia de que hayan regularizado o no su condición administrativa e incluso si tienen permiso de residencia

Amnistía Internacional teme que se niegue a las personas amenazadas con la expulsión el acceso a una vista pública y justa ante un tribunal independiente e imparcial para impugnar dicha decisión.

Aunque Amnistía Internacional reconoce el deber del Estado francés de proteger a su población de actos delictivos violentos, la organización teme que algunas de las medidas adoptadas sean causa de violaciones de derechos humanos, como por ejemplo, la posibilidad de que algunos de los expulsados sean solicitantes de asilo.

No dejamos Europa. El pasado 10 de noviembre, la ministra de Inmigración e Integración Holandesa anunció que iniciaría próximamente la expulsión de los supervivientes del incendio que se produjo el 27 de octubre en el aeropuerto de Ámsterdam.

Amnistía Internacional quiere mostrar su preocupación por este anuncio y ha pedido a las autoridades holandesas que no se les expulse hasta que termine una investigación minuciosa sobre las causas del incendio.

Además, también pide que se aseguren de que todos los supervivientes detenidos quedan en libertad y se les facilite otro lugar donde alojarse, así como asesoramiento, mientras dura la investigación.

Y acabamos esta semana en España, donde el presidente del gobierno chino está realizando una visita de carácter oficial.

La Sección española de Amnistía Internacional ha expresado por carta al Rey y al Presidente del Gobierno sus preocupaciones sobre la situación de los derechos humanos en China, que continúa siendo extremadamente grave.

Nuestra organización ha solicitado a las autoridades españolas mayor coherencia y firmeza en la defensa y la promoción de los derechos humanos en sus relaciones bilaterales con China; lo que incluye información sobre los posibles acuerdos entre ambos países en materia de justicia y de extradición.

Decenas de miles de personas continúan siendo detenidas o encarceladas y corren un riesgo serio de sufrir tortura o malos tratos cada año. Miles de personas son condenadas a muerte o ejecutadas, muchas de ellas tras juicios sin las debidas garantías. La libertad de expresión y de religión continúan gravemente limitadas.

Hasta la fecha, el gobierno español parece obviar que China es uno de los países donde se producen mayores violaciones de derechos humanos y se vulneran tratados internacionales. Unos hechos que contradicen otros pronunciamientos públicos de las autoridades españolas en las que hacen alarde de su compromiso en la defensa de los derechos humanos. Por eso, Amnistía Internacional le pide coherencia y firmeza al Gobierno español.

Amnistía Internacional, informativo semanal
En Amnistía Internacional trabajamos en todo el mundo para luchar contra los abusos de los derechos humanos y para cambiar las leyes que en algunas ocasiones tratan de legitimarlos. Somos un movimiento independiente de cualquier gobierno, ideología política o credo religioso. Contamos con cerca de un millón y medio de personas afiliadas en todo el mundo y más de 4.000 grupos locales integrados por voluntarios. La visión de Amnistía Internacional es la de un mundo en el que todas las personas disfrutan de todos los derechos humanos proclamados en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en otras normas internacionales de derechos humanos. Nuestra misión consiste en realizar labores de (...) Ver más
Esta web es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid (URCM) www.urcm.net