En los últimos días los medios de comunicación han difundido la noticia, con final feliz, de que un galgo pasó sus primeros tres años de vida atado, y posteriormente fue abandonado, vagando durante un mes por la estepa castellana, herido y hambriento. Consecuencias del cautiverio: su cuello apenas tiene musculatura para sostener su propia cabeza. De nombre Cisne, y actualmente Cora, merced a sus nuevos dueños, Teresa y Antonio, que lo han adoptado en la Asociación El Refugio, cuyos miembros lograron rescatarlo de tan indigna vida para cualquier ser vivo. Como este caso, en España hay miles de animales maltratados, confinados y abandonados cada año; hasta ser necesario que algunas protectoras de animales y plantas han tenido que acordar con diversas asociaciones alemanas el traslado de animales abandonados a este país, porque los refugios de muchas protectoras españolas no pueden acoger a más animales abandonados debido a que sus instalaciones ya no permiten nuevos ingresos a causa de su capacidad. Esta semana, en un barrio marítimo de Valencia, ha tenido que intervenir la Policía Local porque ha recibido una denuncia de que en un inmueble semiderruido, con excrementos, basura, animales muertos, se desarrollaban peleas de gallos para el lucro de los apostantes. Corridas de toros, circos, carruseles de caballos en las ferias, zoológicos, fiestas populares, actividades cinegéticas. Parecería que en la octava potencia económica del mundo, España, cualquier motivo y circunstancia es bien recibido con tal de no respetar los derechos de los animales. Leyes contradictorias, que no se cumplen, castigos insuficientes a l@s infractor@s, beneficios económicos y comerciales. ¿Qué está sucediendo en este país que pleno siglo XXI para que se considera a las corridas de toros como un fenómeno cultural y artístico que hay que promocionar con fondos públicos?. La Organización de Naciones Unidas, de la que España forma parte, aprobó la Declaración Universal de los Derechos de los Animales, que en su artículo dos apartado C expresa lo siguiente: "Todos los animales tienen derecho a la atención, cuidados y a la protección del hombre". El cumplimiento de la normativa vigente, como medida punitiva y preventiva de la violación de los derechos de los animales y la educación medioambiental de la ciudadanía, son dos factores esenciales para lograr una convivencia armónica con el medio ambiente. Enrique Tébar

22 de agosto de 2007
| Producción: La Luna Sale a Tiempo
| Duración: 00:39:11

En el espacio de l@s jóven@s, No Problem, hemos tenido la oportunidad de entrevistar a la presidenta de la Asociación Valenciana Protectora de Animales y Plantas (AVPAP), con el objeto de analizar el grado de concienciación y sensibilización que se desarrolla en las aulas de nuestras escuelas y colegios con l@s alumn@s en el respeto a los derechos de los animales. La situación no es aceptable, aunque hay que reconocer que la sociedad española ha mejorado en cuanto a la defensa de los derechos de los animales. Otros países de nuestro entorno tienen una mayor sensibilización sobre este tema, debido a su larga trayectoria educativa sobre el medio ambiente. En estos instantes que redacto la presente introducción al audio que os presentamos, acabamos de recibir la revista de la SVPAP, titulada SVPAPIROS. En su apartado Campañas, y con el título No compres un amigo. ¡Adóptalo!, el equipo de redacción de la revista informa que "actualmente unos 300 perros y 250 gatos esperan ser adoptados en nuestras instalaciones", para concluir que, "al fin y al cabo, nuestra política de no sacrificio es posible gracias a las adopciones". E. T.

El formato radiofónico del espacio es el coloquio y la entrevista múltiple, alternándose ambos géneros. En el coloquio, nuestro equipo joven analiza el tema propuesto a través de un diálogo (...)
Archivos anuales
Canal RSS/Podcast

ÚLTIMAS EDICIONES



20130315LLSATR-no_problem.mp3
MP3 |8.8 MB




20121102LLSATR-no_problem.mp3
MP3 |11.5 MB




20120921LLSATR-no_problem.mp3
MP3 |10.4 MB

1 | 2 | 3 | 4 | 5