25 de febrero de 2011
| Colectivo: URCM
| Duración: 00:15:00

Se repite la crisis alimentaria de 2008La especulación financiera en los mercados de futuros ha vuelto a desencadenar una subida de los precios de los alimentos básicos.
Según Ferrán García, de Veterinarios sin Fronteras, después de la crisis de 2008 no se ha hecho nada para evitar que volviera a ocurrir.
Las principales causas que se repiten, junto a la inversión en este sector, que es seguro y rentable, son la dependencia que la industria agrícola tiene del petróleo, la fluctuación del dólar y el incremento de la demanda de carne en India y China. Mientras, en el Estado español, el primer sector en pagar las consecuen-cias de la inflación es el ganadero.
Según diferentes especialistas, 2010 ha sido el año con una de las mejores cosechas de la historia. Sin embargo las materias primas básicas como el trigo, el maíz o el azúcar subieron de media un 25%. Las causas hay que buscarlas en la especulación bursátilcon estas materias primas y en un modelo de alimentación industrial dependiente del petróleo.
Naciones Unidas ya habla de una situación “muy preocupante”. Túnez prendió la mecha, y las revueltas ya se han extendido a Egipto o Yemen entre otros. En el Estado español, el sector ganadero es El más afectado por la subida de los cereales.
Junto a la especulación financiera encontramos otra causa en la escalada del valor de las materias primas: es el crecimiento de población. Según la FAO se espera que el número de personas en los países en vías de desarrollo crezca un 70% entre 2007 y 2050. Este aumento, que ya se está dando en algunos países, está incrementando la demanda de cereales.
Según Ana Etchenique, vicepresidenta de la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU), “la visión intensiva e industrial de la ganadería hace que se fomente mucho el consumo de carne y que, por lo tanto, el grano vaya a alimentar al ganado en vez de a las personas. Esto está pasando en los países en desarrollo y en Europa. Comer tanta carne nunca ha sido habitual en ninguna cultura”.
(Audio Ana)
Las movilizaciones del pueblo egipcio consiguen acabar con 30 años de dictadura de Mubarak.
El hasta entonces vicepresidente egipcio, Omar Suleiman, anunciaba el 11 de febrero que la dictadura del Partido Nacional Democrático, con el presidente Mohamed Hosni Mubarak a la cabeza, había llegado a su fin.
El hecho de que Mubarak se hubiera aferrado a la presidencia durante tres semanas ha servido para elevar las reivindicaciones del movimiento revolucionario. Se han disuelto las dos cámaras parlamentarias y se ha anulado la constitución; además la continuidad de las reivindicaciones abren el camino a cambios sociales.
Está previsto que el poder (de facto) quede en manos del Consejo Supremo de las Fuerzas (CSFA) armadas durante seis meses, para después elegirse por la población un gobierno civil, y votar en referéndum una nueva Carta Magna.
La coalición de la revolución Jóvenes del 25 de enero levantó el campamento de la plaza de Tahrir como muestra de confianza en el Ejército. No obstante, cantidad de ciudadanos han tratado de permanecer en las calles mientras no se cumplan todas las demandas ciudadanas, entre las que estaba: la derogación inmediata de la Ley de Excepción (vigente desde 1981) y la liberación de todos los presos políticos.
El profesor de lengua árabe Javier Barreda cree que el aspecto más preocupante es el autoritarismo y el mantenimiento en el poder de personajes del régimen de Mubarak también en CSFA, como Tantawi ministro de defensa desde 1991 y que hoy preside dicho Consejo. Las élites del ejército han disfrutado grandes beneficios; controlan la exportación y parte de la producción de alimentos del país.
Pero la sociedad civil egipcia no está dispuesta a perder el terreno ganado. El viernes 18 de febrero ha sido declarado día de movilización bajo el lema Marcha de la victoria. Al mismo tiempo, cientos de conflictos de carácter laboral se extienden por todo Egipto, y a pesar de las amenazas del poder militar se piensa en convocar más manifestaciones.
El caso de los niños robados llega a la Fiscalía

Las denuncias sobre los casos de niños robados durante el franquismo han llegado a la Fiscalía General del Estado. Este delito fue una práctica habitual durante la guerra civil. Miles de madres republicanas encarceladas sufrieron el robo de sus bebés antes de ser fusiladas, como han documentado las investigaciones de Tomasa Cuevas y Ricard Vinyes, entre otros.

Esta práctica, con el paso de los años, se convirtió en un negocio que afectó a madres sin filiación política y que duró hasta entrada la democracia. Tras la difusión en los medios de comunicación, los testimonios de supuestos robos de bebés se han multiplicado. DIAGONAL cuenta el caso de una mujer que prefiere no identificarse y que dio a Luz en el hospital de La Paz de Madrid en 1974.

Su bebé nació sano y sin ningún problema pero, según las enfermeras que le atendieron, el niño murió horas después y fue incinerado, por lo que la mujer nunca llegó a ver su cuerpo. Años después consiguió un documento del hospital firmado por un doctor. El facultativo afirmaba en él que la mujer tuvo un aborto a los tres meses de estar embarazada.

En marzo, la universidad europea “se levanta”
Diferentes movimientos universitarios definen acciones entre el 25 y el 27 de marzo, además de una reunión en Túnez para conectar con las luchas del mundo árabe.
Esta cita europea, ha sido originada por la red EDU-FACTORY, formada por educadores e investigadores precarios, que reunieron en París a 300 personas aproximadamente.
Algunas de las formas de lucha planteadas en estas reuniones fueron la ocupación de instituciones financieras e instituciones gubernamentales, como forma de reapropiación común de los espacios públicos y privados.
El encuentro contó con una gran presencia de los países donde actualmente hay mayor activismo de estudiantes, lo que conllevó escasa presencia española. Entre los principales problemas que se plantearon, fueron las altas subidas de las tasas o la precarización de los estudios.
Franco Berardi, escritor y media-activista, explica que “la lucha va más allá de los Gobiernos nacionales, contra el Banco Central Europeo y la dictadura financiera que nos gobierna”.
No es casualidad que el encuentro tuviese lugar en la Universidad de París VIII, en el departamento de Saint Denis, donde se relacionan la cultura universitaria radical, con las luchas de jóvenes procedentes de la inmigración.

Asamblea de parados en Barcelona
Hace dos años se formó en Barcelona una asamblea de parados a partir de una campaña contra la crisis, y con el referente de las asambleas de parados de Euskadi, con larga tradición reivindicativa. Su objetivo es claro: acabar con el paro, como efecto más directo y socialmente más dañino de la crisis y, por extensión, del actual sistema económico.
La asamblea de parados reclama a la Generalitat y al Ayuntamiento o bien trabajo, o bien prestaciones dignas. Sus propuestas son diversas: desde colectivizar las empresas como alternativa a los recortes de plantilla hasta el fin de los desahucios, pasando por un reparto del empleo reduciendo las jornadas laborales, una bolsa de trabajo de gestión pública, cobertura de servicios básicos como agua, electricidad o gas en las familias en las que todos sus miembros estén en el paro o la implementación de una renta básica autonómica.
Las personas que organizan y conforman la asamblea de parados de Barcelona son de distintas ideas, partidos y sindicatos. En un contexto catalán en el que en el último trimestre de 2010 se perdieron casi 18.000 puestos de trabajo, y en donde hay más de 300.000 parados, la asamblea pretende organizar un movimiento mediante convocatorias públicas, asambleas y acciones en el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat.
Se reúnen todos los martes en el carrer Sant Pere Mes Baix, número 70.

Y también en DIAGONAL…
CULTURAS: La revolución será festiva… o no será
Los agentes de la subversión han visto en el carnaval la potencia de un modo de pedir paso que combina la fiesta con la respuesta a un orden establecido con pinta de dueña Cuaresma.
En Toronto, una llamada a la radio de la policía intentaba aclarar la situación a las fuerzas de seguridad: No se estaba haciendo ninguna protesta, era una manifestación artística, donde había creatividad y alegría aunque también se rompieron escaparates y quemaron automóviles. De esta forma nació el carnaval contra el capitalismo. Algo similar ocurrió en Inglaterra cuando se prendió la chispa en un movimiento contra la construcción de una autopista.
Durante las últimas dos décadas, el movimiento antiglobalización ha sido el principal espacio de recuperación de las propuestas de la Internacional Situacionista, asó como de otros grupos como los yippies o los indios metropolitanos.
Ya han sido diversos colectivos los que han creado un lenguaje de desobediencia civil que no responde ni a la resistencia armada ni a la violenta, y ni siquiera a la revolución no violenta tradicional.
Si el poder banaliza lo político, el carnaval responde mostrando el verdadero rostro de quien nunca se quita el disfraz. Carnal como recuperación de lo real, como revolución.
Se debería decir que las revoluciones proletarias serán festivales o no serán.

Puedes encontrar más información en las páginas de Diagonal y en www.diagonalperiodico.net

DIAGONAL es un periódico de información de actualidad, debate, investigación y análisis que, desde Madrid y gracias a la participación de decenas de personas en diferentes partes del mundo, se edita (...)
Archivos anuales
Canal RSS/Podcast

ÚLTIMAS EDICIONES



201119diagonal.mp3
MP3 |7.6 MB

En el número 150 de Diagonal: 23 mayo, más gestión privada de la crisis, Aguirre privatiza el canal, manual de Desobediencia a la Ley Sinde, silencio institucional por la muerte de Patricia Heras. Y (...)



201117diagonal.mp3
MP3 |5.1 MB

En el número 149 de Diagonal: El 15 de mayo la indignación tiene un plan ‘No somos mercancía en manos de políticos y banqueros’. La sencilla proclama de Democracia Real ya se ha hecho fuerte en la (...)



201116diagonal.mp3
MP3 |6.4 MB

En el número 148 de Diagonal: Grandes niveles de polución en los alimentos Mercurio en el pescado o productos químicos como los plaguicidas en los cultivos, son algunas de las sustancias (...)