Esta semana hablamos sobre brutalidad policial en Italia, tortura en Jordania y acabaremos hablando de la nueva campaña de nuestra organización por la libertad de expresión.

28 de julio de 2006
| Producción: URCM
| Duración: 05:12

Brutalidad policial en Italia

Comenzamos en Italia. Cinco años después de las operaciones policiales de la cumbre del G-8 celebrada en Génova en julio de 2001, las autoridades italianas siguen sin tomar medidas que promuevan de manera efectiva la rendición de cuentas de la policía.

En julio de 2001, Génova acogió una cumbre del G-8. Más de 200.000 personas participaron en manifestaciones contra la globalización. La gran mayoría de ellas lo hicieron pacíficamente, pero algunas de las manifestaciones degeneraron en protestas violentas, en las que resultaron heridas un considerable número de personas y se causaron numerosos daños materiales.

Inmediatamente después se tuvo noticia de numerosos casos de violaciones de derechos humanos, cometidas por agentes encargados de hacer cumplir la ley, personal médico y funcionarios de prisiones contra ciudadanos italianos y extranjeros, y desde entonces se han seguido conociendo nuevos casos.

Italia, que carece aún de una institución nacional de derechos humanos independiente, no ha establecido ninguna comisión pública e independiente para investigar lo sucedido durante la cumbre del G-8.

Amnistía Internacional ha pedido a las autoridades italianas que lleven a cabo un examen exhaustivo de las prácticas de mantenimiento del orden público y las normas sobre el uso de la fuerza y de armas de fuego por los agentes encargados de hacer cumplir la ley, así como para erradicar la impunidad entre los agentes encargados de hacer cumplir la ley, entre ellas la tipificación de la tortura como delito en el Código Penal, para evitar sucesos como los acaecidos en 2001.

Represión en Jordania

Viajamos ahora hasta Jordania para denunciar la existencia de una agencia de seguridad militar que recluye, interroga y tortura a las personas detenidas por motivos políticos y de seguridad, tanto ciudadanos jordanos como de otros países que han sido trasladados a ese país en aparente coordinación con Estados Unidos.

Esta información se deriva de un nuevo informe de Amnistía Internacional, publicado esta semana, en el que se exponen los casos de decenas de personas sometidas a tortura y malos tratos, 10 de las cuales parecen haber sido víctimas del “programa de entregas extraordinarias”.

El informe destaca métodos de tortura y malos tratos como la “falaqa”, que consiste en golpear repetidamente las plantas de los pies de la víctima con un bastón; y el “shabeh”, que consiste en suspender a la víctima durante varias horas por las muñecas esposadas y golpearla después.

El gobierno de Jordania tiene la responsabilidad de mantener la seguridad pública y de poner a disposición judicial a los autores de ataques contra la población civil. Si bien se han producido algunos avances encaminados a reducir la incidencia de la tortura, Amnistía Internacional declara que éstos se han mostrado eficaces.

El informe finaliza con una serie de recomendaciones al gobierno jordano, como poner fin al uso de la detención secreta y en régimen de incomunicación, investigar de forma inmediata e independiente todas las denuncias de tortura o malos tratos, o poner fin a la participación de Jordania en las “entregas extraordinarias”.

Libertad de expresión

Llegamos al final, y esta semana nos despedimos invitándoos a participar en la nueva campaña de Amnistía Internacional sobre la libertad de expresión. Desde Irán hasta las Maldivas, desde Cuba hasta Vietnam, los gobiernos reprimen a las personas que usan Internet para comunicar sus opiniones y niegan a sus ciudadanos el acceso a la abundancia de información en internet.

Esta campaña tiene como objetivo recuperar internet como fuerza para el cambio ante la creciente disposición de las compañías de tecnología a ayudar en la censura y la represión. Sun Microsystems, Nortel Networks, Microsoft, Cisco Systems, Yahoo! o Google son algunas de las compañías que ayudan a los gobiernos a censurar Internet. Para terminar con esta censura os pedimos que entréis en irrepressible.info y firméis el compromiso que pide a todos los gobiernos y empresas que respeten la libertad en Internet.

En Amnistía Internacional trabajamos en todo el mundo para luchar contra los abusos de los derechos humanos y para cambiar las leyes que en algunas ocasiones tratan de legitimarlos. Somos un (...)
Archivos anuales
Canal RSS/Podcast

ÚLTIMAS EDICIONES



202148informativoai.mp3
MP3 |4.3 MB




202147informativoai.mp3
MP3 |3.6 MB




202146informativoai.mp3
MP3 |3.6 MB