T
 
"Un grupo de jóven@s practican la agricultura ecológica en un huerto abandonado del barrio valenciano de Campanar". La Luna Sale a Tiempo. 20080219

19 de febrero de 2008. La especulación urbanística ha logrado en los últimos años, y aún está en plena expansión en España, especialmente en la Comunidad Valenciana, no sólo la ocupación del territorio con su correspondiente impacto ambiental; si no el uso de servicios públicos municipales, financiados con los impuestos de l@s contribuyentes, de los que algunas demarcaciones, como es el caso del recurso primario del agua, son deficitarias, impulsando así un modo de desarrollo insostenible. En la huerta de la ciudad de Valencia y su área metropolitana cada vez tiene menos presencia su fértil tierra, debido a los denominados PAI, Plan de Acción Integral, es decir, la construcción de numerosas viviendas unifamiliares, que no de Protección Oficial (VPO). Como ilustración de algunos de estos planes especulativos de próximo inicio tenemos la construcción de la urbanización de Catarroja o el traslado del centro comercial de Port Saplaya a la partida de Vera. ¿Qué sucede con la huerta con más tradición de Valencia? Me estoy refiriendo a la que aún pervive en el barrio de Campanar. El nuevo Plan General de Ordenación Urbana de Valencia reclasifica ocho áreas de suelo no urbanizable, y a Campanar le corresponden 366.841 m2. Con esta modificación urbana los especuladores compiten para adquirir terrenos para poder así generar grandes plusvalías. Mientras todo esto sucede, la histórica huerta de Valencia se muere a golpe de ladrillo. Apenas queda un tercio de su superficie después de 10 años de construcción masiva. Algunos expertos consideran que en tan solo dos años la huerta de Valencia quedará reducida a un 5%, y en otros cinco años desaparecerá para siempre. Enrique Tébar



20080125LLSAT-33_ventanas_al_mundo
20080125LLSAT-33_ventanas_al_mundo.mp3
::DESCARGAR::


Producción: La Luna Sale a Tiempo   |   Duración aproximada: 00:20:11

Un canto a la esperanza y un eco de denuncia ante el estado actual de la huerta de Valencia supone la práctica de la agricultura ecológica que un grupo de jóven@s está realizando en un huerto abandonado de la partida de Dalt, en el barrio Valenciano de Campanar. Esta experiencia se inció hace unos años con motivo de la enseñanza impartida en la Universitat d’Estiu en Campanar, que un grupo de asistentes a estas clases decidió continuar de forma independiente a esta organización, con la colaboración necesaria de un matrimonio mayor de campesinos. En el espacio de La Luna Sale a Tiempo, 33 Ventanas al Mundo, Enrique Tébar ha elaborado un reportaje en el que la agricultura ecológica es la protagonista, merced a una unidad de criterio intergeneracional que de forma pacífica muestra la voz de un patrimonio que se resiste a ser víctima de los especuladores, productos transgénicos, polución y ladrillos. Nuestro agradecimiento a los participantes en este reportaje: Eva Pérez, Manuela Molina, Guillem Martínez, Masel Cabrera, Héctor Martín, Jacobo Cogollos, Santi Mora, Juan Aguilar y Milagros Campos. E.T.

33 Ventanas al Mundo
Con 33 Ventanas al Mundo tenemos la oportunidad de no limitarnos exclusivamente a un área temática; sino que cualquier acontecimiento innovador, o de relevancia social, que desarrolle al ser humano y facilite su interacción, es motivo de interés para nuestro espacio. A esto hay que añadir su formato, reportaje, que permite ser creativo en la conformación del tema elegido, haciéndolo ameno y atrayente en su tratamiento para mantener la atención de nuestr@s escuchas. La frecuencia de emisión de 33 Ventanas al Mundo es mensual y su duración de unos 15 minutos, aproximadamente, siendo su director (...) Ver más
Esta web es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid (URCM) www.urcm.net