T
 
Amnistía Internacional, resumen 2010: La situación de los DD.HH. en el mundo

31 de diciembre de 2010. Miles de activistas de Amnistía Internacional han trabajado en 2010 duramente para defender los derechos humanos en todo el mundo. La organización se distingue por actuar por personas con nombres y apellidos que protagonizan sus campañas. Estos son algunos de los nombres que han marcado su agenda.



201052informativoAI
201052informativoAI.mp3
::DESCARGAR::


Producción: URCM   |   Relacionado con : Amnistía Internacional   |  

En 2010 todavía seguía de actualidad la vuelta a casa de Amineotu Haidar, activista saharaui por los derechos humanos, que logró- tras un mes de huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzorote- torcer la voluntad de las autoridades marroquíes y ejercer su derecho a regresar a El Aaiún, donde ha continuado su trabajo como activista saharaui, en un contexto de hostigamiento y represión cada vez más elevado. Precisamente, en noviembre de este año, el Sáhara Occidental volvía a acaparar la atención internacional. Las fuerzas de seguridad marroquíes desmantelaron por la fuerza el campamento de Gdim Izik, levantado por la población saharaui en las afueras de El Aaiún, para protestar contra la marginación que sufren, y la falta de acceso a trabajo y vivienda. Amnistía Internacional envió una misión al terreno y constató numerosas violaciones de derechos humanos. La organización ha pedido a las autoridades marroquíes una investigación imparcial e independiente de todos los abusos cometidos y que los responsables sean puestos a disposición judicial. Más de 100.000 activistas han apoyado esta petición.

En 2003 fueron arrestados 75 disidentes cubanos en lo que se conoce como la primavera negra, la mayor oleada de represión sufrida en Cuba en los últimos tiempos. En febrero de 2010 moría en prisión tras una huelga de hambre de 86 días el preso de conciencia Orlando Zapata, lo que desató un movimiento internacional de protesta. Tras su muerte, más de 50 disidentes han sido liberados y, en su mayoría, trasladados a España junto a sus familias. A pesar de este avance, aún permanecen numerosos presos de conciencia en las cárceles cubanas. Amnistía Internacional sigue reclamando su libertad inmediata y sin condiciones, es decir, que la salida de Cuba sea voluntaria y no un requisito para recobrar la libertad.

En septiembre pasado, las comunidades indígenas del estado indio de Orissa lograron una importante victoria frente a la empresa Vedanta Aluminio, del Reino Unido. Esta empresa pretendía poner en marcha dos proyectos que amenazaban con contaminar las tierras y vulnerar el derecho a la salud de las personas de estas comunidades. La presión internacional contribuyó a que el Gobierno frenara la acción de la empresa, lo que significa un importante hito en la lucha contra los abusos que agravan la pobreza.

En Irán, un nombre ha destacado por encima de todos los demás este año: Sakineh Mohammadi Ashtiani. Una mujer condenada en 2006 a 10 años de prisión por participar presuntamente en el asesinato de su marido. A raíz de las investigaciones, fue acusada también de “adulterio durante el matrimonio” y fue condenada a morir lapidada. Aunque la lapidación ha sido suspendida, actualmente la vida de Sakineh pende de un hilo y podría morir en cualquier momento. Amnistía Internacional ha exigido reiteradamente al gobierno iraní que anule la condena a muerte, que aclare la situación legal de Sakineh, que asegure que no van a presentarse nuevos cargos en su contra en relación con el asesinato de su marido -puesto que ya fue juzgada por ello-, que promulgue una legislación que prohíba la lapidación como un castigo legal y que impida el uso de cualquier forma de pena de muerte o castigo para los condenados por "adulterio". Amnistía Internacional ha recogido 400.000 firmas por este caso y de momento la sentencia no se ha llevado a cabo.

Siguiendo con la cuestión de la pena de muerte, recientemente Naciones Unidas ha respaldado mayoritariamente una nueva resolución contra la pena capital. Esto supone un paso más en el camino hacia la abolición. Amnistía Internacional ha aprovechado la ocasión para reiterar a todos los Estados que mantienen la pena de muerte, que establezcan una moratoria inmediata de las ejecuciones como adelanto hacia la abolición total. En la actualidad, hay 139 países países abolicionistas en la ley o en la práctica en todo el mundo. Sólo una minoría de los países retencionistas (58) sigue ejecutando.

En noviembre, Aung San Suu Kyi –la dirigente de Myanmar que lucha por la democracia–, recobró su libertad tras pasar bajo arresto domiciliario más de 15 de los últimos 21 años. Su liberación fue una gran noticia para quienes trabajan por defender los derechos humanos en todo el mundo, ya que además de Premio Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi es un símbolo de la resistencia pacífica frente a los abusos. Pero todavía queda mucho por hacer en Myanmar, donde hay aún más de 2.200 personas injustamente encarceladas por defender sus ideas.

Otro de los nombres propios este año, aunque con menor notoriedad pública, es Raúl Hernández, activista arrestado injustamente y acusado de asesinato en enero de 2008 en el Estado de Guerrero, México. La organización consideró que su condena era una represalia por parte de las autoridades por sus actividades legítimas de promoción de los derechos de los indígenas y por denunciar los abusos cometidos por los caciques locales, los militares y las autoridades. En agosto de 2010, Hernández fue liberado, gracias, entre otros motivos, a la presión ejercida por miles de activistas de derechos humanos.

En diciembre, el intelectual chino Liu Xiabo recibió el Premio Nobel de la paz, aunque no pudo recogerlo porque está encarcelado. Desde el año 2009 cumple 11 años de condena por “incitar a la subversión contra el poder del Estado” tras tener un juicio sin garantías. Su delito: pedir una reforma democrática en China y respeto a los derechos humanos. Su caso es ejemplo de la lucha de miles de activistas por las libertades en el gigante asiático y ha logrado avergonzar a su Gobierno, situando las violaciones que comete China en el centro de la actualidad mundial.

Terminamos este breve repaso internacional del año 2010 con otro nombre propio: Femi Peters. Se trata de un político de la oposición en Gambia, que cumplía una condena de un año de cárcel por organizar una manifestación pacífica en octubre de 2009. Fue liberado el pasado 10 de diciembre. Peters era una de las personas protagonistas de la maratón global de envío de cartas que organizó Amnistía Internacional para celebrar el día internacional de los derechos humanos. Activistas de más de 50 países y de más de 50 ciudades españolas participaron en esta iniciativa, y la liberación de Peters es su primera victoria.

En 2011 nos esperan nuevos retos y nuevos nombres propios por los que trabajar. Seguiremos alzando nuestra voz para exigir respeto a los derechos humanos en todo el mundo. Feliz año 2011.

Amnistía Internacional, informativo semanal
En Amnistía Internacional trabajamos en todo el mundo para luchar contra los abusos de los derechos humanos y para cambiar las leyes que en algunas ocasiones tratan de legitimarlos. Somos un movimiento independiente de cualquier gobierno, ideología política o credo religioso. Contamos con cerca de un millón y medio de personas afiliadas en todo el mundo y más de 4.000 grupos locales integrados por voluntarios. La visión de Amnistía Internacional es la de un mundo en el que todas las personas disfrutan de todos los derechos humanos proclamados en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en otras normas internacionales de derechos humanos. Nuestra misión consiste en realizar labores de (...) Ver más

Canal RSS/Podcast de Amnistía Internacional, informativo semanal

RSS/Poscast
spip.php?page=backend&id_rubrique=1

Archivos anuales:
2019
2018
2017
2016
2015
2014
2013
2012
2011
2010
2009
2008
2007
2006
2005


Esta web es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid (URCM) www.urcm.net