Empezamos el primer boletín del nuevo año con una gran noticia, para asegurarnos de que no todo ha sido malo en 2020: la victoria para las mujeres en Argentina, donde el pasado 30 de diciembre el Senado aprobó la legalización del aborto. También hablaremos de otra pequeña victoria, la de Julian Assange, después de que un tribunal británico decidiera esta semana no permitir su extradición a Estados Unidos. Sin embargo, también tenemos que lamentar dos noticias en este boletín: por un lado, la sentencia contra la activista saudí Loujain al-Hathloul, que aunque ha sido reducida, sigue siendo cruel. Y, además, hemos aprovechado el fin de año para recordar que a pesar de la última sentencia del Tribunal Constitucional, la denominada Ley Mordaza debe reformarse.

8 de enero de 2021
| Producción: URCM
| Duración: 00:07:00

 Reino Unido: La decisión sobre la extradición de Assange, satisfactoria pero que manifiesta un “proceso de motivación política”

Amnistía Internacional, informativo semanal a 8 de enero de 2021 - Reino Unido: La decisión sobre la extradición de Assange, satisfactoria pero que manifiesta un “proceso de motivación política”

Para Amnistía Internacional, la decisión del Tribunal Penal Central de Londres de no aprobar la extradición de Julian Assange a Estados Unidos, donde correría peligro de sufrir malos tratos en prisión, ha sido una buena noticia, pero no suficiente. Lo cierto es que nunca deberían haberse formulado cargos contra él, puesto que dichos cargos tenían motivación política. Nils Muižnieks, director de Amnistía Internacional para Europa, lamentaba que el gobierno británico nunca debería haber ayudado de tan buena gana a Estados Unidos en su implacable persecución de Assange.

La solicitud de extradición de Estados Unidos se basa en una serie de cargos directamente relacionados con la publicación de documentos clasificados filtrados como parte del trabajo de Assange con Wikileaks. La publicación de este tipo de información es una piedra angular de la libertad de prensa y del derecho de la ciudadanía a la información sobre las actuaciones indebidas de los gobiernos y está protegida por el derecho internacional de los derechos humanos, por lo que no debe ser criminalizada.

Si hubiera sido extraditado a Estados Unidos, Julian Assange podría haber sido juzgado por 18 delitos, 17 de ellos en aplicación de la Ley de Espionaje y uno en virtud de la Ley de Abuso y Fraude Informático. También correría un riesgo real de sufrir violaciones graves de derechos humanos a causa de unas condiciones de reclusión que podrían constituir tortura y otros malos tratos, entre ellas la reclusión prolongada en régimen de aislamiento. Julian Assange es el primer editor que se enfrenta a un enjuiciamiento en aplicación de la Ley de Espionaje.

Sin embargo, el miércoles tuvimos que lamentar la decisión de rechazar la solicitud de libertad bajo fianza de Assange, algo que para Amnistía Internacional agrava el hecho de que ha soportado condiciones de castigo en detención de alta seguridad en la prisión de Belmarsh durante más de un año

En Amnistía Internacional trabajamos en todo el mundo para luchar contra los abusos de los derechos humanos y para cambiar las leyes que en algunas ocasiones tratan de legitimarlos. Somos un (...)
Archivos anuales
Canal RSS/Podcast

ÚLTIMAS EDICIONES



202104informativoai.mp3
MP3 |2.8 MB




202103informativoai.mp3
MP3 |3.7 MB




202052informativoai.mp3
MP3 |3.2 MB

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | ... | 244