En el último boletín del año repasaremos cómo en 2019 activistas de derechos humanos se han movilizado para dar un paso adelante y luchar en favor de nuestros derechos, logrando triunfos y avances.

20 de diciembre de 2019
| Producción: URCM
| Duración: 00:06:00

2019: Activistas de derechos humanos en un mundo peligroso logran triunfos durante todo el año

Durante el mes de enero al fin hubo servicios legales de aborto a disposición de las mujeres en Irlanda, lo que allanó el camino para un avance igualmente inspirador en Irlanda del Norte más adelante en el año. Por otro lado, el Parlamento de Angola aprobó una reforma del Código Penal para eliminar una disposición que penalizaba las relaciones entre personas del mismo sexo y la discriminación de las personas por su orientación sexual, convirtiendo al país en el primero que tomaba esta decisión en 2019 y que adoptaba una medida tan radical y esperanzadora en África.

En febrero el futbolista refugiado Hakeem al Araibi pudo regresar a su casa tras pasar 76 días detenido debido a una notificación roja cursada por error por la Interpol. Además, gracias a la atención internacional y las acciones de Amnistía, las autoridades saudíes anularon una petición de la fiscalía para que una activista saudí fuera ejecutada por cargos relacionados con su participación pacífica en protestas.

En marzo la concentración con motivo del Día Internacional de la Mujer al oeste de Ucrania se desarrolló pacíficamente y contó con la protección de la policía. Un cambio respecto a otros años en los que sufrieron ataques y no contó contaron con la protección policial. Por otro lado, AFRICOM admitió por primera vez que sus ataques aéreos habían matado o herido a civiles en Somalia tras la publicación de un informe de Amnistía. Otro de los hitos en marzo fue la firma de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad en Kirguistán.

En abril triunfó el amor cuando se levantó la prohibición general de actos LGBTI en Ankara, Turquía. También en abril el presidente de Guinea Ecuatorial anunció que su gobierno aprobaría legislación destinada a abolir la pena de muerte. Además, Amnistía siguió apoyando la causa Kiobel contra la petrolera Shell en la Haya.

Taiwán se convirtió en el primer lugar de Asia que legalizaba el matrimonio entre personas del mismo sexo en mayo. Un mes en el que Qatar prometió más reformas en su legislación laboral antes de la Copa Mundial de Fútbol de 2022.

En junio Grecia aprobó legislación para reconocer que el sexo sin consentimiento constituye violación y Dinamarca se comprometió a hacer lo mismo. En Burkina Faso los métodos anticonceptivos y las consultas médicas de planificación familiar pasaron a ser gratuitas. Además, la activista por el cambio climático Greta Thunberg y el movimiento escolar “Viernes por el Futuro” recibieron el premio Embajador/a de Conciencia de Amnistía Internacional en 2019.

El Parlamento británico aprobó en julio en votación una ley histórica que legalizaba el matrimonio entre personas del mismo sexo en Irlanda del Norte. También en julio, un alto ejecutivo de Google confirmó que la empresa había “cancelado” el proyecto Dragonfly, su programa secreto para desarrollar un motor de búsqueda que facilitaría al gobierno chino la vigilancia represiva y la censura de Internet.

En agosto Arabia Saudí anunció importantes reformas que suavizarían algunas de las graves restricciones impuestas a las mujeres por su represivo sistema de tutela masculina, entre ellas el reconocimiento del derecho a obtener un pasaporte que les permitiera viajar sin el permiso de un tutor masculino. Los cambios también incluyen el reconocimiento del derecho de las mujeres a registrar matrimonios, divorcios, nacimientos y fallecimientos, y a solicitar el libro de familia.

En septiembre nada menos que 24.000 personas se sumaron a la campaña #BringAhmedHome, en la que se pedía a Chipre que se permitiera a este ciudadano sirio volver con su familia tras haber estado encarcelado y después recluido en un centro de detención para inmigrantes en Hungría durante más de cuatro años.

Otro hito del año lo vimos en octubre, cuando el matrimonio entre personas del mismo sexo quedó legalizado en Irlanda del Norte, mientras que el aborto fue despenalizado. Todas las actuaciones penales fueron sobreseídas, incluido el proceso abierto contra una madre por comprar píldoras abortivas por Internet para su hija de 15 años.

En la recta final del año Scott Warren, voluntario humanitario, fue declarado inocente en noviembre de cargos relacionados con ayudar a personas migrantes en la frontera de México con Estados Unidos.

Y en diciembre, el nuevo president de Argentina, Alberto Fernández, anunció que presionaría en favor de la legalización del aborto en cuanto tomara posesión de su cargo. Por otro lado, la Comisión de Derechos Humanos de Filipinas comunicó que se podían exigir responsabilidades a 47 importantes empresas de combustibles fósiles y emisoras de carbono por la violación de los derechos de la ciudadanía a través de los daños causados por el cambio climático. Además, el Tribunal de Justicia de la Comunidad Económica de Estados del África Occidental rechazó la prohibición de que las niñas embarazadas se presenten a exámenes y asistan a las escuelas públicas impuesta en 2015 por el gobierno de Sierra Leona y ordenó revocar la norma con efecto inmediato.

En Amnistía Internacional trabajamos en todo el mundo para luchar contra los abusos de los derechos humanos y para cambiar las leyes que en algunas ocasiones tratan de legitimarlos. Somos un (...)
Archivos anuales
Canal RSS/Podcast

ÚLTIMAS EDICIONES



202024informativoai.mp3
MP3 |2.8 MB




202023informativoai.mp3
MP3 |3.2 MB




202022informativoai.mp3
MP3 |2.9 MB

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | ... | 237