T
 
Amnistía Internacional, informativo semanal a 11 de abril de 2013

11 de abril de 2013. Esta semana, en nuestro boletín informativo haremos un balance de la situación de la pena de muerte durante el pasado año. Al menos 682 personas fueron ejecutadas en 21 países en 2012. A pesar de varios retrocesos, hubo un acercamiento para acabar con esta práctica en todo el mundo. Hablaremos también de Afganistán, donde todas las partes del conflicto deben proteger a la población civil. Por último, Israel debe tomar medidas urgentes para garantizar que sus fuerzas en Cisjordania limitan el uso de fuego real a situaciones en las que sus propias vidas o las de terceros están realmente en peligro



201315informativoAI.mp3
::DESCARGAR::


Producción: URCM   |   Relacionado con : Amnistía Internacional   |  

Pena de muerte: Pese a los retrocesos, hubo un acercamiento a un mundo sin pena de muerte

Arrancamos esta semana con el examen anual de Amnistía Internacional respecto a la pena de muerte. A pesar de varios decepcionantes retrocesos en 2012, continuó la tendencia mundial hacia el fin de la pena de muerte. Sin embargo, se reanudaron las ejecuciones en varios países que llevaban tiempo sin aplicar la pena de muerte y hubo un alarmante aumento de las ejecuciones en Irak.

Al menos 682 personas fueron ejecutadas en 21 países en 2012. La mayoría de ellas tuvieron lugar en China, Irán, Irak, Arabia Saudí, Estados Unidos y Yemen, por este orden. Estas cifras no incluyen los miles de ejecuciones que Amnistía Internacional cree que se llevaron a cabo en China, que mantiene los datos bajo secreto de estado.La aplicación de la pena capital continúa restringida a un grupo aislado de países, y en todas las regiones del mundo se han observado avances hacia su abolición.

Si nos detenemos por regiones, en Asia y Oceanía hubo algunos retrocesos decepcionantes en 2012 como la reanudación de las ejecuciones en India, Japón y Pakistán tras un largo periodo sin aplicar la pena de muerte. Amnistía Internacional ha lanzado una ciberacción dirigida a India para presionar a sus autoridades con el objetivo de que den marcha atrás en su reanudación de ejecuciones. Por otro lado, también hubo algunos avances en la región. Vietnam no ejecutó ninguna condena a muerte, Singapur mantuvo una moratoria de las ejecuciones y Mongolia ratificó un tratado internacional clave por el que el país se comprometía a abolir la pena capital.

En Oriente Medio y el Norte de África la aplicación de la pena capital en la región sigue siendo motivo de gran preocupación. En Arabia Saudí, Irak, Irán y Yemen continuaron los altos índices de aplicación de la pena de muerte. Irán volvió a ocupar el segundo lugar en cuanto a mayor número de ejecuciones, después de China. En cuanto a Siria, el conflicto que vive el país impidió confirmar si se había aplicado la pena de muerte.

Si nos detenemos en América, Estados Unidos siguió siendo el único país que aplicaba la pena de muerte. Connecticut se convirtió en el 17º estado abolicionista en abril, mientras que el referéndum sobre la abolición de la pena de muerte celebrado en California fracasó por un estrecho margen en noviembre. Por su parte, en Europa, Bielorrusia siguió siendo el único país de la región que aplicaba la pena de muerte, y lo hacía en estricto secreto, con la ejecución de al menos tres hombres en 2012.

Por último, en África subsahariana continuaron los avances hacia la abolición. Benín adoptó medidas legislativas para eliminar las disposiciones pertinentes de su legislación y Ghana tiene previsto abolir la pena de muerte en su nueva Constitución. En Sierra Leona ya no hay ninguna persona condenada a muerte. Sin embargo, de 2011 a 2012 creció considerablemente el número de ejecuciones y sentencias de muerte dictadas en la región, debido a las cifras más elevadas recibidas de Sudán y Gambia.

Amnistía Internacional se opone a la pena de muerte en todos los casos sin excepción, con independencia del carácter o las circunstancias del delito, de las características y la culpabilidad o inocencia del acusado y del método utilizado por el Estado para llevar a cabo la ejecución. La pena de muerte viola el derecho a la vida y es la máxima pena cruel, inhumana y degradante.

Afganistán: Se debe proteger de forma urgente a los civiles tras los últimos ataques

Nos quedamos ahora en Afganistán. Un país en el que el aumento del número de víctimas civiles pone de manifiesto la necesidad urgente de que todas las partes del conflicto tomen mayores medidas de precaución para la protección de civiles.

El pasado lunes, al menos nueve personas murieron y 20 resultaron heridas después de que una bombara explotara un autobús en el este del país. Se cree que los talibanes son los responsables del ataque. Un día antes, al menos 12 civiles, entre ellos 10 niños, resultaron muertos en ataques aéreos de la OTAN lanzados durante un tiroteo entre la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF) y las fuerzas afganas y los talibanes.

Amnistía Internacional ha señalado que es necesario que la OTAN investigue a fondo todas las denuncias de víctimas civiles como resultado de sus operaciones. Asimismo, debe proporcionar una compensación antes de retirar las tropas el próximo año, para evitar un legado de reclamaciones no resueltas. La organización ha vuelto a recalcar que todas las partes en el conflicto deben hacer una distinción entre civiles y combatientes. Las leyes de la guerra prohíben los ataques indiscriminados y ataques deliberados contra la población civil.

De acuerdo con la Misión de Asistencia de la ONU en Afganistán, 2.754 civiles murieron en el conflicto en 2012, con las fuerzas internacionales y afganas responsables del ocho por ciento de dichas muertes. Los grupos insurgentes talibanes y otros fueron responsables de 2.179 muertes de civiles el año pasado. Amnistía Internacional ha reiterado su llamamiento a la Corte Penal Internacional para investigar presuntos crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad por todas las partes en el conflicto de Afganistán.

Israel y Territorios Ocupados: Stop al uso excesivo de la fuerza contra la población civil palestina en Cisjordania

Por último, nos detenemos en Israel y los territorios ocupados. Amnistía Internacional ha señalado que la respuesta del ejército israelí a las protestas en Cisjordania no respeta los derechos humanos de la población palestina. El número de civiles palestinos muertos por fuego israelí en la zona desde comienzos de 2013 asciende a ocho.

Las protestas palestinas contra la ocupación israelí se han intensificado aún más en los últimos días al renovarse la indignación por las condiciones de detención de los detenidos y presos políticos palestinos con la muerte bajo custodia de Maysara Abu Hamdiyeh, que padecía cáncer y llevaba detenido por Israel desde 2002.

Durante años, Amnistía Internacional y otras organizaciones de derechos humanos han documentado el uso excesivo de la fuerza por parte del ejército de Israel contra manifestantes en los Territorios Palestinos Ocupados, que a menudo ha tenido como consecuencia homicidios ilegítimos y lesiones. Israel debe tomar medidas urgentes para garantizar que sus fuerzas en Cisjordania limitan el uso de fuego real a situaciones en las que sus propias vidas o las de terceros están realmente en peligro.

La organización también ha planteado en anteriores ocasiones su preocupación por que las investigaciones del ejército israelí no cumplen las normas internacionales y como consecuencia la impunidad de los responsables de homicidios ilegítimos es casi total. Cualquier homicidio o lesión grave de un civil por las fuerzas armadas de Israel debe ser investigado sin demora de forma independiente e imparcial, para poder exigir a los responsables cuentas de sus actos y que las víctimas y sus familiares puedan solicitar reparación.

Amnistía Internacional, informativo semanal
En Amnistía Internacional trabajamos en todo el mundo para luchar contra los abusos de los derechos humanos y para cambiar las leyes que en algunas ocasiones tratan de legitimarlos. Somos un movimiento independiente de cualquier gobierno, ideología política o credo religioso. Contamos con cerca de un millón y medio de personas afiliadas en todo el mundo y más de 4.000 grupos locales integrados por voluntarios. La visión de Amnistía Internacional es la de un mundo en el que todas las personas disfrutan de todos los derechos humanos proclamados en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en otras normas internacionales de derechos humanos. Nuestra misión consiste en realizar labores de (...) Ver más

Canal RSS/Podcast de Amnistía Internacional, informativo semanal

RSS/Poscast
http://audio.urcm.net/spip.php?page=backend

Archivos anuales:
2017
2016
2015
2014
2013
2012
2011
2010
2009
2008
2007
2006
2005


Esta web es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid (URCM) www.urcm.net