T
 
Amnistía Internacional, informativo semanal a 15 de marzo de 2013

15 de marzo de 2013. Esta semana, hablaremos de la necesidad de adoptar un Tratado que regule el Comercio de Armas con garantías de protección de los derechos humanos. Viajaremos hasta Irak, donde tras diez años de la invasión del país por parte de Estados Unidos, las autoridades locales siguen cometiendo abusos contra los derechos humanos. Además, nos detendremos en Siria, donde la ONU debe actuar urgentemente para que las víctimas de graves abusos, cometidos tanto por las autoridades como por grupos de la oposición, obtengan justicia. Por último, acabaremos este repaso en Afganistán para mostrar la preocupación de tortura que suscita la transferencia de reclusos de la custodia estadounidense a la afgana.



201311informativoAI.mp3
::DESCARGAR::


Producción: URCM   |   Relacionado con : Amnistía Internacional   |  Duración aproximada: 00:08:00

Naciones Unidas: Se insta a las potencias mundiales a apoyar un Tratado sobre el Comercio de Armas sólido

En esta ocasión, empezamos nuestro boletín solicitando a las grandes potencias mundiales el apoyo al Tratado sobre el Comercio de Armas que elabora Naciones Unidas. Los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU –China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia– son responsables de más de la mitad del comercio mundial de armas convencionales. De esta forma, contribuyen a que se pierdan cientos de miles de vidas y se arruine el sustento de millones de personas todos los años.

Estos mismos cinco Estados serán fundamentales a la hora de conseguir la elaboración de un Tratado sobre el Comercio de Armas efectivo y con firmes garantías de protección de los derechos humanos en la conferencia que va a celebrarse en la ONU del 18 al 28 de marzo.

Durante los días previos a tan histórica reunión, los activistas y simpatizantes de Amnistía Internacional están celebrando una “Semana Mundial de Acción” para pedir a los líderes mundiales que aprueben un Tratado sobre el Comercio de Armas efectivo y con firmes garantías de protección de los derechos humanos.

Estados Unidos es el mayor comerciante de armas en el mundo y figura entra los países que han intentado debilitar el texto del proyecto de Tratado sobre el Comercio de Armas pidiendo que no se incluyan en su ámbito de aplicación determinados tipos de armas y municiones. Amnistía Internacional está presionando para que el tratado final abarque todos los tipos de armas y municiones utilizadas en operaciones militares y de seguridad interna, así como el equipo, piezas y tecnología conexos.

Irak: Se sigue pagando un alto precio tras una década de abusos

Nos detenemos ahora en Irak. Diez años después de la invasión encabezada por Estados Unidos que derrocó al brutal régimen de Sadam Husein, el país continúa enredado en un sombrío círculo de abusos contra los derechos humanos, que incluyen ataques contra civiles, tortura de detenidos y juicios injustos detenidos a manos de las fuerzas de seguridad iraquíes y tropas extranjeras tras la invasión de 2003.

Es la principal conclusión del último informe de Amnistía Internacional sobre el país en el que también se pone de manifiesto el incumplimiento continuado por parte de las autoridades iraquíes de su obligación de proteger los derechos humanos y respetar el Estado de derecho ante los persistentes y mortales ataques de grupos armados, que muestran un cruel desprecio por la vida civil.

La organización ha denunciado que la tortura es una práctica generalizada e impune de las fuerzas de seguridad gubernamentales, especialmente contra personas detenidas en virtud de la legislación antiterrorista, que son torturadas mientras permanecen recluidas en régimen de incomunicación para interrogatorio. Los detenidos han denunciado haber sido torturados para obligarlos a “confesar” delitos graves o incriminar a otros mientras permanecían recluidos en esas condiciones.

La pena de muerte se suspendió tras la invasión de 2003, pero fue restaurada rápidamente por el primer gobierno iraquí a su llegada al poder, y las ejecuciones se reanudaron en 2005. Desde entonces, al menos 447 presos han sido ejecutados. Amnistía Internacional ha señalado que las autoridades iraquíes deben poner fin a este espantoso círculo de abusos y que declaren una suspensión de las ejecuciones, como primer paso hacia la abolición de la pena de muerte para todos los delitos.

Siria: la ONU debe actuar urgentemente para que las víctimas de graves abusos obtengan justicia

De Irak nos trasladamos a Siria. Dos años después de la sublevación de la población contra su gobierno mediante la protesta pacífica, el país está inmerso en un sangriento conflicto en el que ambas partes son responsables de crímenes de guerra. Amnistía Internacional ha señalado que las fuerzas gubernamentales continúan bombardeando indiscriminadamente a la población civil, a menudo con armas prohibidas por el derecho internacional, arrasando barrios enteros. Estas fuerzas someten por sistema a tortura, desaparición forzada o ejecución extrajudicial a las personas que detienen.

La organización también ha denunciado la escalada de abusos cometidos por grupos armados de oposición. Éstos recurren cada vez más a la toma de rehenes, así como a la tortura y ejecución sumaria de soldados, combatientes de milicias afines al gobierno y civiles que han capturado o secuestrado.

Miles de personas han perdido la vida en todo el país en los últimos meses y los bombardeos causan cada vez más muertes y mutilaciones entre los niños. Según testigos, hay una zona en el sur de Damasco, que denominan el “agujero de la muerte”, en la que, al parecer, fuerzas armadas de oposición han arrojado los cadáveres de combatientes progubernamentales o presuntos informantes ejecutados.

Según la ONU, hay más de dos millones de civiles internamente desplazados. Muchas de estas personas, que ya tuvieron que huir de sus hogares, han vuelto a sufrir bombardeos en las zonas donde habían buscado refugio y han tenido que desplazarse por segunda vez. Turquía ha cerrado parcialmente su frontera, por lo que miles de desplazados internos han quedado abandonados a su suerte en el lado sirio, en condiciones atroces.

Afganistán: La transferencia de reclusos de la prisión de Bagram suscita preocupación por tortura

Nuestra última parada es Afganistán. Amnistía Internacional ha señalado que la transferencia de cientos de reclusos de la prisión de Bagram de la custodia estadounidense a la afgana suscita profunda preocupación por el riesgo de tortura. La organización considera que no se deben llevar a cabo las transferencias antes de abordar eficazmente estos motivos de preocupación.

El gobierno de Estados Unidos tiene la obligación jurídica de abstenerse de transferir personas a lugares donde correrían peligro de sufrir tortura y otros malos tratos. Cargos militares de la administración del presidente del país han afirmado que el traspaso de entre 400 y 500 afganos completará el proceso de transferencia de detenidos de Bagram iniciado hace exactamente un año en virtud de un memorando de entendimiento entre Estados Unidos y el gobierno de Afganistán.

De acuerdo con el memorando de entendimiento firmado por ambos países, Estados Unidos también “tiene intención” de transferir a la custodia de Afganistán a los afganos que siga capturando. Además, el ejército estadounidense mantendrá el control exclusivo e indefinido sobre unos 50 ciudadanos no afganos actualmente recluidos en Bagram, algunos de los cuales llevan más de un decenio bajo custodia estadounidense privados de libertad sin cargos ni juicio.

Amnistía Internacional y la Misión de Asistencia de la ONU en Afganistán (UNAMA), entre otros, ya han denunciado con anterioridad el uso generalizado de la tortura y otros malos tratos, con impunidad, por parte de la Dirección Nacional de Seguridad de Afganistán y otras autoridades afganas en los centros de detención. La organización considera que ahora es fundamental que las autoridades afganas actúen a partir de estas conclusiones y lleven a todos los responsables ante la justicia, con independencia de su rango o cargo oficial. Además, el ejecutivo debe reformar el sistema de detención para evitar la comisión de tortura y otros malos tratos, así como reparar a las víctimas.

Amnistía Internacional, informativo semanal
En Amnistía Internacional trabajamos en todo el mundo para luchar contra los abusos de los derechos humanos y para cambiar las leyes que en algunas ocasiones tratan de legitimarlos. Somos un movimiento independiente de cualquier gobierno, ideología política o credo religioso. Contamos con cerca de un millón y medio de personas afiliadas en todo el mundo y más de 4.000 grupos locales integrados por voluntarios. La visión de Amnistía Internacional es la de un mundo en el que todas las personas disfrutan de todos los derechos humanos proclamados en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en otras normas internacionales de derechos humanos. Nuestra misión consiste en realizar labores de (...) Ver más

Canal RSS/Podcast de Amnistía Internacional, informativo semanal

RSS/Poscast
http://audio.urcm.net/spip.php?page=backend

Archivos anuales:
2017
2016
2015
2014
2013
2012
2011
2010
2009
2008
2007
2006
2005


Esta web es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid (URCM) www.urcm.net