T
 
Amnistía Internacional, informativo semanal a 12 de octubre de 2011

14 de octubre de 2011. En nuestro boletín de esta semana hablaremos del Día Mundial contra la Pena de Muerte, la forma más extrema de pena cruel, inhumana y degradante. Según Amnistía Internacional, la falta de humanidad de su aplicación se pone de manifiesto en casos de todo el mundo. Hablaremos también del Premio Nobel de la Paz, que en su última edición reconoce el trabajo por la lucha de los derechos de las mujeres. Nos trasladaremos hasta Libia, donde la organización ha solicitado al Consejo Nacional de Transición que ponga fin a la detención arbitraria y el maltrato. Y terminaremos nuestro repaso informativo en Afganistán, donde 10 años después de la invasión militar quedan aún muchas cosas por hacer en materia de derechos humanos.



201141informativoAI
201141informativoAI.mp3
::DESCARGAR::


Producción: URCM   |   Relacionado con : Amnistía Internacional   |  Duración aproximada: 00:07:00

Día Mundial contra la Pena de Muerte: La pena de muerte es la forma más extrema de tortura

Comenzamos nuestro boletín hablando del Día Mundial contra la Pena de Muerte, celebrado el pasado 10 de octubre. Una cita con la que Amnistía Internacional ha recordado que la pena de muerte es la forma más extrema de tortura. También ha destacado los vínculos que existen entre la pena de muerte y el uso de los malos tratos y la tortura, prohibidos por las normas internacionales de derechos humanos y el derecho internacional humanitario.

Activistas de la organización de todo el mundo han exigido el fin de las ejecuciones en Bielorrusia, único país de Europa donde todavía se llevan a cabo. Además, Amnistía Internacional ha mostrado su preocupación por la salud del japonés Hakamada Iwao condenado a muerte durante 43 años. Es el preso que lleva más tiempo esperando ser ejecutado en todo el mundo. La organización ha abierto una ciberacción para solicitar a las autoridades japonesas que Hakamada Iwao sea puesto en libertad en consideración a su edad avanzada y a la enfermedad mental que padece, y que se revise su caso por ser declarado culpable en un juicio sin las debidas garantías.

Amnistía Internacional registra habitualmente casos de personas condenadas a muerte o ejecutadas tras haber sido declaradas culpables sobre la base de “confesiones” obtenidas bajo tortura o coacción en países como Arabia Saudí, China, Emiratos Árabes Unidos, Guinea Ecuatorial, Irán, Japón, Sudán, Taiwan y Yemen. A finales de 2010 había al menos 17.800 personas condenadas a muerte en el mundo, a la espera que los gobiernos las mataran.

Premio Nobel de la Paz: El galardón reconoce la lucha por los derechos de las mujeres

Cambiamos la cara a nuestro boletín para hablar ahora del Premio Nobel de la Paz, que este año reconoce el trabajo de los activistas que defienden los derechos de las mujeres en todo el mundo. El Comité Nobel ha dividido el galardón en tres y ha premiado a la presidenta de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf; la activista Leymah Gbowee, también liberiana, y la activista yemení Tawakkul Karman.

Johnson Sirleaf es la primera mujer elegida democráticamente presidenta en un país africano. Gbowee movilizó a mujeres de todas las etnias y confesiones para contribuir a poner fin a la guerra en Liberia y garantizar la participación de las mujeres en las elecciones. Karman, activista yemení de los derechos humanos, es una destacada figura de las multitudinarias manifestaciones antigubernamentales de 2011.

Para Amnistía Internacional, con este galardón se reconoce algo que los activistas de los derechos humanos saben desde hace muchos años: la promoción de la igualdad es esencial para crear sociedades justas y pacíficas en todo el mundo.

Por otro lado, la activista siria Razan Zaitouneh, que se vio obligada a ocultarse tras desafiar la represión ejercida por las autoridades de su país contra la disidencia, ha sido galardonada con el Premio Anna Politkovskaya 2011. Este premio se otorga a una defensora de los derechos humanos que haya defendido a las víctimas en una zona de conflicto.

Libia: Se debe poner fin a la detención arbitraria y el maltrato

Continuamos en Libia, donde las nuevas autoridades del país deben acabar con la detención arbitraria y el abuso a los detenidos. Un informe de Amnistía Internacional hecho público esta semana revela el uso habitual de malos tratos contra personas supuestamente leales a Gaddafi y presuntos mercenarios a su servicio en el oeste del país. En algunos casos hay pruebas evidentes de tortura para extraer confesiones o como castigo.

Según la organización, las autoridades de transición en Libia deben tomar medidas para romper con el pasado y evitar que se repita el maltrato a los detenidos. Desde finales de agosto, los milicianos armados han detenido y encarcelado hasta 2.500 personas en Trípoli y Zawiya. Según la organización, fueron detenidas sin órdenes legales, muchos fueron secuestrados en sus casas, y la gran mayoría golpeados y maltratados.

Amnistía Internacional también ha mostrado su preocupación por las personas del África Subsahariana que se encuentran en Libia pues en muchos casos han sido detenidos tras ser acusados de mercenarios. Es el caso de un joven de 17 años del Chad que fue secuestrado de su casa y golpeado. La organización ha solicitado al Consejo Nacional de Transición que tome más medidas para proteger a estas personas frente a represalias, así como que se ponga fin a la detención arbitraria y el maltrato.

Afganistán, diez años después: progresos lentos y promesas incumplidas

Terminamos nuestro boletín semanal en Afganistán haciendo un balance de los diez años transcurridos de la invasión militar, encabezada por Estados Unidos, que expulsó a los talibanes del poder. En esta última década el gobierno afgano y sus aliados internacionales han incumplido muchas de las promesas que hicieron al pueblo afgano. Según AI, lo que aún deben respaldar las esperanzas de cambio con medidas concretas para defender esos derechos.

El examen llevado a cabo por Amnistía Internacional sobre el estado de los derechos humanos en el país ha detectado algunos progresos en la promulgación de leyes relativas a los derechos humanos, la reducción de la discriminación contra las mujeres y el acceso a educación y atención sanitaria. Sin embargo, los progresos respecto a la justicia y la labor policial, la seguridad humana y los desplazamientos se han estancado o incluso han experimentado un retroceso, según las observaciones de la organización. Además, las condiciones de quienes viven en áreas muy afectadas por la insurgencia han sufrido un grave deterioro. La violencia contra periodistas y trabajadores de medios de comunicación también ha aumentado. En las zonas muy afectadas por la actividad de los talibanes y otros grupos insurgentes, la libertad de expresión y opinión está severamente limitada.

En la última década, el número de civiles afganos heridos durante el conflicto armado ha ido en aumento. Durante los últimos tres años, unas tres cuartas partes de las bajas civiles han sido causadas por ataques de grupos insurgentes, y el resto por ataques de fuerzas internacionales y afganas.

Amnistía Internacional, informativo semanal
En Amnistía Internacional trabajamos en todo el mundo para luchar contra los abusos de los derechos humanos y para cambiar las leyes que en algunas ocasiones tratan de legitimarlos. Somos un movimiento independiente de cualquier gobierno, ideología política o credo religioso. Contamos con cerca de un millón y medio de personas afiliadas en todo el mundo y más de 4.000 grupos locales integrados por voluntarios. La visión de Amnistía Internacional es la de un mundo en el que todas las personas disfrutan de todos los derechos humanos proclamados en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en otras normas internacionales de derechos humanos. Nuestra misión consiste en realizar labores de (...) Ver más

Canal RSS/Podcast de Amnistía Internacional, informativo semanal

RSS/Poscast
http://audio.urcm.net/spip.php?page=backend

Archivos anuales:
2017
2016
2015
2014
2013
2012
2011
2010
2009
2008
2007
2006
2005


Esta web es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid (URCM) www.urcm.net