T
 
Amnistía Internacional, informativo semanal a 19 de mayo de 2011

21 de mayo de 2011. En el boletín informativo de esta semana haremos un repaso a la situación de las protestas antigubernamentales que viven países del Norte de África y Oriente Próximo como Libia, Siria, Bahréin o Yemen. También hablaremos con mayor detenimiento sobre Egipto. Tras tres meses de la caída de Mubarak, Amnistía Internacional pide justicia para las víctimas de las protestas contra el Gobierno que fueron objeto de represión violenta. Nos trasladaremos a Uganda, donde el proyecto de ley contra la homosexualidad ha quedado fuera de la mesa de debate tras la disolución del Parlamento. Terminaremos nuestro boletín con la petición de la puesta en libertad del periodista marroquí Rachid Nini, detenido el pasado 28 de abril por criticar la legislación antiterrorista y la corrupción en el país.



201120informativoAI
201120informativoAI.mp3
::DESCARGAR::


Producción: URCM   |   Relacionado con : Amnistía Internacional   |  Duración aproximada: 00:10:00

Norte de África y Oriente Próximo: Revueltas y represión

Empezamos hablando de Libia donde el pasado 16 de mayo el fiscal de la Corte Penal Internacional Luis Moreno-Ocampo pidió que se dictaran órdenes de detención contra Gadafi, su hijo Saif al Islam y el jefe de la inteligencia militar Abdallah al Sanussi por crímenes de lesa humanidad de dos clases: asesinato y persecución. Amnistía Internacional considera que esta decisión constituye un paso hacia la justicia para las víctimas de violaciones de derechos humanos en el país.

En Siria, la organización ha instado a las autoridades a que realicen una investigación inmediata e imparcial sobre los informes que indican que se han desenterrado varios cadáveres cerca de la ciudad de Deraa, centro de las protestas que vive Siria. Las circunstancias de las muertes y la cifra total de cadáveres no están claras. Algunos informes afirman que se han encontrado más de una veintena de cuerpos. Amnistía Internacional ha elaborado una lista de al menos 622 personas muertas a manos de las fuerzas de seguridad sirias en todo el país desde que comenzaron las protestas reformistas a mediados de marzo.

Las manifestaciones en contra del presidente de Yemen, reprimidas de forma violenta por las fuerzas de seguridad, se han saldado con más de 145 víctimas mortales desde mediados de enero. Amnistía Internacional ha pedido a las autoridades yemeníes que impidan que sus fuerzas de seguridad hagan uso excesivo de la fuerza así como que reconozcan que necesitan la ayuda de la comunidad internacional para llevar a cabo investigaciones que pongan al descubierto toda la verdad sobre las recientes muertes en manifestaciones.

En Bahréin, Amnistía Internacional considera que las autoridades deben poner en libertad o acusar formalmente a un ex oficial de la Fuerza de Defensa del país detenido tras denunciar la represión ejercida por el gobierno durante las últimas protestas para exigir reformas. El 15 de abril, un fiscal militar prorrogó su reclusión 45 días más después de cumplir una pena de dos meses de prisión impuesta por un tribunal militar en marzo, aunque siguen sin estar claros los cargos formulados en su contra.

Egipto: Las víctimas de la violencia relacionada con las protestas merecen justicia

Nos trasladamos ahora hasta Egipto donde las autoridades deben garantizar que se hace justicia a todas las víctimas de la represión violenta que tuvo lugar durante las protestas multitudinarias contra el gobierno a principios de año. Así lo ha afirmado Amnistía Internacional en un informe exhaustivo sobre los abusos cometidos, que han causado la muerte de al menos 840 personas.

El informe de Amnistía Internacional contiene evidencia condenatoria del uso de fuerza excesiva por parte de las fuerzas de seguridad para intentar disolver y reprimir las protestas contra el ex presidente Hosni Mubarak. Muchos manifestantes murieron como consecuencia de disparos en la parte superior del cuerpo, lo que parecía indicar que se había atacado de forma selectiva a manifestantes que no representaban una amenaza o, como mínimo, un uso absolutamente irresponsable de las armas de fuego.

Además, más de 6.000 personas sufrieron lesiones en las protestas, algunas de carácter permanente. El coordinador del hospital de campaña instalado en la plaza de Tahrir contó a la delegación de Amnistía Internacional que había tratado unos 300 casos de heridas de bala en los ojos que habían causado pérdida de la visión.

El 16 de febrero, el ex primer ministro Ahmed Shafik declaró que se indemnizaría a los familiares de las personas que habían muerto durante las protestas con una pensión mensual de 1.500 libras egipcias (250 dólares estadounidenses) o el pago único de 50.000 libras (8.400 dólares) si la víctima no tenía personas a su cargo. Pero Amnistía Internacional entiende que hay que hacer más por las víctimas de lesiones graves, lo que incluye hacerse cargo de los gastos médicos. Las autoridades han afirmado que están estudiando la manera de ayudar a los manifestantes heridos pero, por la información de que dispone Amnistía Internacional, aún no se han tomado medidas.

La presentación del informe de Amnistía Internacional se ha realizado en la misma semana en la que comienza el juicio por el ex ministro del Interior Habib El Adly por cargos relacionados con los homicidios de manifestantes. La comisión designada por el gobierno egipcio para investigar las protestas hizo público el 14 de abril un resumen de su informe, en el que consideraba responsable al ex ministro del Interior de los homicidios de manifestantes. Aunque Amnistía Internacional consideró positivas las conclusiones generales de la comisión y su cooperación con el fiscal, señaló que el mandato de la comisión era demasiado limitado.

La comisión no publicó una lista completa de las personas que habían perdido la vida en las manifestaciones que incluyera las circunstancias de su muerte, algo que, en opinión de Amnistía Internacional, es imprescindible para que los familiares de las víctimas y la sociedad en su conjunto puedan superar el trauma de lo ocurrido. Tampoco investigó en profundidad los casos individuales de detención arbitraria, tortura u otros malos tratos, ni los cometidos por el ejército.

Uganda: El proyecto de ley contra la homosexualidad, fuera de la mesa de debate por disolución del Parlamento

Nos detenemos ahora en Uganda donde finalmente, el proyecto de ley contra la homosexualidad ha quedado fuera de la mesa de debate por la disolución del Parlamento. El proyecto de ley, que introduciría la pena de muerte por algunos actos homosexuales, debería haber sido debatido el pasado 13 de mayo. Sin embargo, el Parlamento fue disuelto y no hubo tiempo para el debate de nuevas leyes.

El proyecto de ley introduciría como sanción para algunos tipos de relaciones sexuales consentidas entre miembros del mismo sexo la pena de muerte, la misma pena establecida para el terrorismo y la traición. Además, si una persona tiene conocimiento de alguna violación de las disposiciones de este proyecto de ley debe informar a las autoridades pertinentes en un plazo de 24 horas. Si no lo hace, estaría cometiendo un delito.

Amnistía Internacional ha mostrado su tranquilidad al saber que el proyecto de ley contra la homosexualidad en Uganda no ha sido aprobado. Sin embargo, podría presentarse nuevamente a debate cuando comiencen las sesiones del nuevo Parlamento. La próxima semana jurarán sus cargos los nuevos miembros del Parlamento ugandés.

Marruecos/Sáhara Occidental: Un periodista marroquí se enfrenta a juicio por criticar a las fuerzas de seguridad

Terminamos nuestro boletín semanal en Marruecos. Amnistía Internacional ha pedido la liberación de forma inmediata e incondicional para el periodista marroquí Rachid Nini, sometido a juicio por criticar la legislación antiterrorista de Marruecos, si el motivo de su reclusión reside exclusivamente en sus escritos.

Rachid Nini, director del diario El Massa, fue detenido el pasado 28 de abril a raíz de la publicación de varios artículos en los que se criticaban las prácticas antiterroristas de los servicios de seguridad marroquíes y las penas de prisión impuestas a islamistas tras juicios injustos. Rachid también pedía que se investigaran las denuncias de torturas a detenidos en relación con el terrorismo, así como una mayor libertad política en el país.

Amnistía Internacional considera que el reclutamiento de Rachid es un ataque muy grave a la libertad de expresión y en caso de estar recluido exclusivamente por criticar la legislación antiterrorista y la corrupción, la organización lo considerará preso de conciencia.

Amnistía Internacional, informativo semanal
En Amnistía Internacional trabajamos en todo el mundo para luchar contra los abusos de los derechos humanos y para cambiar las leyes que en algunas ocasiones tratan de legitimarlos. Somos un movimiento independiente de cualquier gobierno, ideología política o credo religioso. Contamos con cerca de un millón y medio de personas afiliadas en todo el mundo y más de 4.000 grupos locales integrados por voluntarios. La visión de Amnistía Internacional es la de un mundo en el que todas las personas disfrutan de todos los derechos humanos proclamados en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en otras normas internacionales de derechos humanos. Nuestra misión consiste en realizar labores de (...) Ver más

Canal RSS/Podcast de Amnistía Internacional, informativo semanal

RSS/Poscast
spip.php?page=backend&id_rubrique=1

Archivos anuales:
2019
2018
2017
2016
2015
2014
2013
2012
2011
2010
2009
2008
2007
2006
2005


Esta web es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid (URCM) www.urcm.net