T
 
Amnistia Internacional, informativo semanal a 15 de abril de 2011

15 de abril de 2011. Comenzamos nuestro informativo esta semana en Irak, donde denunciaremos las desproporcionadas actuaciones de sus autoridades contra los participantes en manifestaciones pacíficas. Después iremos hasta Libia. Una investigación de Amnistía Internacional ha mostrado sólidos indicios de que las fuerzas de Gadafi han cometido asesinatos contra civiles, desapariciones forzadas y torturas a detenidos. Estaremos también en Líbano para denunciar que 21 años después de la guerra civil que asoló el país el gobierno aún no ha dado ninguna información sobre los desaparecidos en el conflicto. Haremos una reflexión sobre las prohibiciones en el uso del velo en países occidentales. Y terminaremos en Costa de Marfil, donde las graves violaciones a los derechos humanos continúan tras la salida del ex-presidente Laurent Gbagbo.



201115informativoAI.mp3
::DESCARGAR::


Duración aproximada: 00:09:35

Irak: las autoridades deben poner fin a las agresiones contra los manifestantes

Los movimientos populares de protesta de Túnez y Egipto han animado a los iraquíes a echarse a la calle y pedir reformas. Las fuerzas de seguridad del país, sin embargo, han hecho un uso excesivo de la fuerza contra los manifestantes, disparando con munición real, lo que habría causado varias muertes, incluidas las de algunos menores.
Durante el mes de febrero se sucedieron manifestaciones pacíficas en distintas ciudades del país para pedir la mejora de los servicios básicos como electricidad o acceso a agua potable. En estas protestas murieron varios civiles. Llegaron a su punto álgido el 25 de febrero, el “Día de la Ira”, cuando decenas de miles de manifestantes salieron a las calles en diversos puntos de Irak. La reacción de las autoridades fue desproporcionada. Sólo en la ciudad de Mosul murieron cinco personas a causa de disparos y al menos 6 más en la región del Kurdistán. La represión violenta ha continuado en los meses siguientes.
También se han hallado preocupantes indicios de ataques dirigidos contra activistas políticos. Se ha torturado a personas detenidas en relación con las protestas y se han producido agresiones y amenazas contra periodistas, medios de comunicación, críticos del gobierno, intelectuales y estudiantes.
Amnistía Internacional ha pedido al gobierno iraquí y al Gobierno Regional del Kurdistán que tomen el control de sus fuerzas de seguridad, que investiguen el uso excesivo de la fuerza en sus operaciones y que hagan responder a los responsables por estas violaciones flagrantes de derechos humanos.

Libia: el homicidio de combatientes capturados apunta a que las fuerzas de Gadafi han cometido crímenes de guerra

Vamos ahora hasta el este de Libia. Durante seis semanas un equipo de Amnistía Internacional situado en la zona ha realizado una investigación que muestra sólidos indicios de que las fuerzas del coronel Gadafi han matado deliberadamente a manifestantes desarmados También se han realizado otros ataques directos contra civiles, desapariciones forzadas y se ha torturado a detenidos.
La organización ha podido examinar varios cadáveres, todos ellos con disparos en la nuca y las manos atadas a la espalda. Algunos, a su vez, tenían las esposas de las manos unidas por una cuerda a un alambre con el que les habían atado los tobillos. Si bien varios de los ejecutados eran declarados combatientes al régimen de Gadafi, otros, podrían ser solo civiles a los que habían hecho prisioneros. Se han recibido otros informes de otros cuatro casos similares. Estas ejecuciones extrajudiciales habrían sido presuntamente cometidas por las fuerzas del coronel Gadafi cerca de la localidad de Ajdabiya.
Amnistía Internacional alienta a la Corte Penal Internacional a que obligue a los autores de estos abusos a responder de sus actos.

Líbano: Amnistía Internacional pide a las autoridades que investiguen la suerte de las personas desaparecidas en la guerra civil

Seguimos en Oriente Próximo. Esta semana se cumplen 36 años del comienzo de la guerra civil en Líbano. Entre 1975 y 1990 se sucedieron en este país enfrentamientos entre sectores cristianos, musulmanes, grupos no religiosos y de refugiados palestinos. La guerra civil implicó, asimismo, la intervención armada directa de Israel y Siria.
Un nuevo informe de Amnistía Internacional documenta el amargo legado de esta guerra: las miles de personas cuya suerte sigue sin conocerse. Algunas desaparecieron tras ser capturadas por las partes del conflicto, otras pudieron haber muerto en los combates y las masacres, muchas desaparecieron en circunstancias poco claras. La ausencia de todos ellos ha dejado muchas familias en la indigencia y en muchos casos imposibilitadas para obtener pasaportes ya que las mujeres no pueden conseguirlos sin un tutor varón.
Las autoridades libanesas deben tomar medidas urgentes para establecer una comisión de investigación independiente y veraz ya que las efectuadas anteriormente no han sido transparentes ni eficaces, por lo que los familiares de los desaparecidos han vivido todos estos años con la incertidumbre permanente. Es necesario, asimismo, que se establezca un programa de recogida de muestras de ADN de los parientes de los desaparecidos y que se garantice la realización de esta prueba cada vez que se descubran restos humanos de quienes murieron en el conflicto.

Amnistía Internacional se opone a la prohibición sobre el uso del velo integral

En los últimos meses, países como Bélgica, Francia, la provincia de Quebec y algunos municipios de España han tomado medidas para prohibir el uso del velo integral en espacios públicos, y es muy probable que se introduzcan prohibiciones similares en otros países.
Amnistía Internacional se opone a estas restricciones y a cualquier código indumentario obligatorio, como los que existen en Irán y Arabia Saudí. La organización fundamenta su opinión en el derecho a la libertad de expresión y de religión según el cual todas las personas deben ser libres de elegir qué prendas de vestir usan, y cuáles no.
La organización cree que las prohibiciones generalizadas no protegen los derechos de las mujeres. Por el contrario, estas prohibiciones entrañan el riesgo de que las mujeres que actualmente se cubren con velos integrales se vean confinadas en sus casas, con menos posibilidades de trabajar o estudiar y de acceder a servicios públicos. Los gobiernos deberían optar, por el contrario, por redoblar sus esfuerzos para combatir la discriminación que sufren las mujeres musulmanas, tanto en su comunidad como en la sociedad general en la que viven, en lugar de limitar la gama de opciones que se les ofrecen.
Las preocupaciones sobre la seguridad, que suscita el hecho de llevar un velo integral, pueden ser resueltas mediante restricciones específicas sobre la ocultación total del rostro en lugares de alto riesgo bien definidos. También es posible pedir a las personas que muestren el rostro cuando sea objetivamente necesario, por ejemplo en controles de identidad. Las legislaciones de la mayoría de países ya permiten esas restricciones limitadas.
La popularidad de las prohibiciones sobre el uso de velos integrales se debe en gran parte a la percepción de que estas prendas son ajenas a las tradiciones y valores occidentales. Sin embargo, las normas internacionales de derechos humanos son muy claras al respecto: la incomodidad de algunas personas, aunque se trate de una mayoría, nunca puede justificar la restricción a la libertad de expresión o de religión.

Las represalias contra simpatizantes de Gbagbo en Costa de Marfil deben cesar

Terminamos en Costa de Marfil, donde, tras la salida del ex presidente Laurent Gbagbo, sus simpatizantes corren peligro de sufrir violentas represalias pese al llamamiento a la calma realizado por su actual presidente Alassane Outtara. En Abiyán, hombres armados, algunos vestidos con uniformes militares, han realizado registros casa por casa buscando a los simpatizantes del ex-presidente. Un testigo relató como un policía perteneciente al grupo étnico de Laurent Gbagbo fue sacado de su casa y muerto de un disparo a quemarropa. El poblado de Zikisso, a 300 Km. al oeste de Abiyán, ha sido atacado varias veces por fuerzas armadas presuntamente leales al presidente Ouattara. El jefe del poblado, Gnagbo Matthias, fue secuestrado por estas fuerzas el lunes y, según los informes, permanece recluido en la localidad de Lakota. Por último, en la misión católica de Duékoué se han refugiado 27.500 personas después de que centenares fueran asesinadas a causa de su origen étnico o su presunta afiliación política. Las condiciones humanitarias de esta misión se están deteriorando rápidamente
Amnistía Internacional pide que las graves violaciones de derechos humanos cometidas por Laurent Gbagbo y sus partidarios, así como las cometidas por las fuerzas leales a Alassane Ouattara sean abordadas y los responsables comparezcan ante la justicia.

Puedes encontrar más información sobre estas y otras noticias sobre derechos humanos en el centro de activismo de Internet, www.actuaconamnistia.org

Amnistía Internacional, informativo semanal
En Amnistía Internacional trabajamos en todo el mundo para luchar contra los abusos de los derechos humanos y para cambiar las leyes que en algunas ocasiones tratan de legitimarlos. Somos un movimiento independiente de cualquier gobierno, ideología política o credo religioso. Contamos con cerca de un millón y medio de personas afiliadas en todo el mundo y más de 4.000 grupos locales integrados por voluntarios. La visión de Amnistía Internacional es la de un mundo en el que todas las personas disfrutan de todos los derechos humanos proclamados en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en otras normas internacionales de derechos humanos. Nuestra misión consiste en realizar labores de (...) Ver más

Canal RSS/Podcast de Amnistía Internacional, informativo semanal

RSS/Poscast
spip.php?page=backend&id_rubrique=1

Archivos anuales:
2019
2018
2017
2016
2015
2014
2013
2012
2011
2010
2009
2008
2007
2006
2005


Esta web es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid (URCM) www.urcm.net