T
 
Amnistía Internacional, informativo semanal a 20 de febrero de 2008

22 de febrero de 2008. Esta semana hablaremos del anuncio de Fidel Castro de abandonar la presidencia cubana. Seguiremos destacando el nulo respeto del derecho a la vivienda por parte del ejercito de Israel. Visitaremos Guantánamo para denunciar, una vez más, tortura y malos tratos. Y terminaremos en Pakistán, donde el nuevo gobierno elegido en las elecciones del pasado lunes, tiene la oportunidad de defender los derechos humanos en este país.



200808informativoAI
200808informativoAI.mp3
::DESCARGAR::


Producción: URCM   |   Relacionado con : Amnistía Internacional   |  

Cuba: renuncia de Fidel Castro

Empezamos en Cuba, ante el anuncio por parte de Fidel Castro de que no volverá a la Presidencia del país, Amnistía Internacional ha manifestado que las nuevas autoridades deben aprovechar este cambio para introducir reformas en relación con los derechos humanos. Estas reformas deben comenzar con la liberación de los prisioneros de conciencia, la revisión judicial de todas las sentencias dictadas en juicios sin las debidas garantías, la abolición de la pena de muerte y la adopción de medidas que garanticen el respeto de las libertades fundamentales y la independencia del poder judicial.

En este sentido, también nuestra organización ha dado la bienvenida a la liberación de cuatro activistas la semana pasada. Al mismo tiempo, Amnistía Internacional ha instado a las autoridades cubanas a que pongan en libertad urgentemente a otros 58 presos de conciencia encarcelados y que garanticen el derecho a la libertad de expresión en la isla.

Esperamos que, tanto la despedida de Fidel Castro, como las recientes liberaciones, sean una señal de cambio en Cuba, y de mayor apertura hacia la mejora del respeto de los derechos humanos, incluido el derecho a la libertad de expresión y reunión.

Presión del ejército israelí sobre la población Palestina de Cisjordania

Seguimos en Cisjordania, donde ninguna vivienda de los pueblos de Humsa y Hadidiya va a librarse de la destrucción. El ejército israelí ha declarado la mayor parte del Valle del Jordán, donde se encuentran estos pueblos, “zona militar cerrada”, prohibida para la población palestina.

La población palestina local, asentada allí desde mucho antes de que las fuerzas israelíes ocuparan la zona hace cuatro decenios, está soportando una presión cada vez más intensa para que abandone la zona. Desde el año pasado, decenas de personas han perdido sus hogares y sus medios de vida. Por el contrario, los asentamientos israelíes siguen expandiéndose en la zona, y los colonos israelíes pueden circular libremente.

Amnistía Internacional ha presenciado las penosísimas condiciones en las que se ven obligados a vivir los habitantes palestinos de esta zona, sin agua corriente ni electricidad. Además, al no permitírseles construir casas, viven en tiendas o chozas improvisadas, pero ni siquiera éstas, se libran de las excavadoras israelíes.

Pena de muerte en Guantánamo

En Guantánamo, el gobierno de Estados Unidos está intentando que se imponga la pena de muerte a seis detenidos recluidos en la base naval estadounidense. La semana pasada el Pentágono anunció que había presentado cargos formales contra seis detenidos “de alto valor”. Esta presentación de cargos, basada en la Ley sobre Comisiones Militares, plantea aún más dudas sobre la conducta de Estados Unidos en la “guerra contra el terror”.

Para Amnistía Internacional, Estados Unidos ha levantado el fantasma de las condenas a muerte en los juicios viciados celebrados en Guantánamo. Por este motivo, nuestra organización ha realizado un llamamiento a la comunidad internacional para que presione a Estados Unidos para que disuelva las comisiones militares y celebre juicios ante tribunales imparciales e independientes, sin posibilidad de recurrir a la pena de muerte.

Elecciones en Pakistán

En Pakistán que acaba de celebrar elecciones generales. Amnistía Internacional ha pedido a todos los partidos políticos, incluido el Partido Popular de Pakistán (de la asesinada Benazir Bhutto), y la Liga Musulmana-Nawaz, que se perfilan como los partidos mayoritarios en los comicios, que se comprometan a ratificar y aplicar una serie de importantes tratados internacionales y pongan fin a la violencia y la falta de respeto por los derechos humanos, presentes en el país desde hace decenios.

Los sucesivos gobiernos de Pakistán han sido responsables de graves violaciones de derechos humanos. Los partidos políticos que formará gobierno tiene ahora la oportunidad de poner fin a esta espiral de abusos. Para ello Amnistía Internacional, ha pedido que se restaure y respete la independencia judicial, que se vuelva a la situación constitucional previa al estado de emergencia que vive actualmente el país, y que se ratifiquen tratados internacionales de derechos humanos.

Amnistía Internacional, informativo semanal
En Amnistía Internacional trabajamos en todo el mundo para luchar contra los abusos de los derechos humanos y para cambiar las leyes que en algunas ocasiones tratan de legitimarlos. Somos un movimiento independiente de cualquier gobierno, ideología política o credo religioso. Contamos con cerca de un millón y medio de personas afiliadas en todo el mundo y más de 4.000 grupos locales integrados por voluntarios. La visión de Amnistía Internacional es la de un mundo en el que todas las personas disfrutan de todos los derechos humanos proclamados en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en otras normas internacionales de derechos humanos. Nuestra misión consiste en realizar labores de (...) Ver más

Canal RSS/Podcast de Amnistía Internacional, informativo semanal

RSS/Poscast
spip.php?page=backend&id_rubrique=1

Archivos anuales:
2019
2018
2017
2016
2015
2014
2013
2012
2011
2010
2009
2008
2007
2006
2005


Esta web es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid (URCM) www.urcm.net