T
 
Amnistía Internacional, informativo semanal a 10 de octubre de 2007

10 de octubre de 2007. Esta semana hablaremos del primer aniversario del asesinato de Anna Politkovskaya y sobre violencia contra las mujeres en Burundi. También denunciaremos la represión que sufren muchos de los manifestantes pacíficos detenidos en Myanmar. Por último, abordaremos las repercusiones éticas del uso de la inyección letal.



20071010informativoAI
20071010informativoAI.mp3
::DESCARGAR::


Producción: URCM   |   Relacionado con : Amnistía Internacional   |  

A un año del asesinato de Anna Politkovskaya

Comenzamos recordando la muerte de Anna Politkovskaya, periodista rusa asesinada el 7 de octubre de 2006, a la salida de su casa.

Amnistía Internacional considera que la manera en que se ha llevado hasta la fecha la investigación criminal sobre su muerte, demuestra que hay escasa voluntad política para poner a disposición judicial a los culpables. Tras meses de investigación, no sólo el asesino continúa sin ser identificado, sino que no parece que se registren avances en la investigación para determinar quién ordenó el homicidio.

Por ello, nuestra organización pide a las autoridades rusas que las personas que resulten responsables, incluidas las que ordenaron o planearon y organizaron los ataques, deben comparecer ante la justicia sin dilación. De la misma manera, es necesario proteger a los periodistas, defensores de los derechos humanos y abogados que hablan abiertamente de la situación de los derechos humanos en la Federación Rusa.

Violencia contra las mujeres en Burundi

Vamos ahora a Burundi, donde la violencia contra las mujeres está generalizada en todo el país y donde las autoridades se abstienen sistemáticamente de adoptar medidas concretas para prevenir, investigar y castigar estos crímenes.

Ejemplo de esta impunidad son las violaciones y otros actos de violencia sexual, cuyo número en Burundi es muy elevado. Además, quienes corren más riesgo de sufrirlos son las niñas y las jóvenes. Entre 2004 y 2006, una media de 1.346 mujeres al año denunciaron violación o violencia sexual a Médicos Sin Fronteras, es decir, 26 por semana.

Para Amnistía Internacional, la violencia contra las mujeres es una violación de los derechos humanos que no se puede tolerar. La violación es un crimen. Sus autores deben ser llevados ante la justicia y las autoridades deben ofrecer a las víctimas ayuda e indemnización.

Represión en Myanmar

Cambiamos de asunto para hablar de Myanmar. El Consejo de Derechos Humanos de la ONU ha adoptado una resolución en la que deplora en los términos más enérgicos la violenta represión de manifestaciones pacíficas en Myanmar y en la que insta al gobierno de Myanmar a asegurar el total respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales.

Por otra parte, Amnistía Internacional celebró el pasado sábado un día mundial de acción por Myanmar, con marchas en Mongolia, Malaisia, Tailandia, Austria, Bélgica, Francia, Irlanda, Reino Unido, Australia, Nueva Zelanda, Canadá y Estados Unidos, entre otros. En las marchas se recordó el deber del gobierno de Myanmar de rendir cuentas de todas las personas detenidas por las fuerzas de seguridad. Éstas no deben permanecer recluidas en lugares secretos, y deben tener acceso a abogados independientes, a personal médico y a sus familias. A menos que se las vaya a acusar de un delito común reconocible, deben ser puestas en libertad.

De la misma manera, Amnistía Internacional pide que se ponga en libertad a todos los presos de conciencia que se encuentran entre los 1.150 presos políticos detenidos antes de la actual crisis.

Repercusiones jurídicas y éticas de la inyección letal

Acabamos nuestro tiempo hablando de pena de muerte, concretamente del último informe de Amnistía Internacional, donde se examinan las repercusiones jurídicas y éticas de la utilización de la inyección letal en distintas partes del mundo.

Desde 1982, al menos 1.000 personas han sido ejecutadas por inyección letal en todo el mundo. Ésta consiste en una dosis masiva de tres sustancias químicas: tiopental sódico, que provoca una rápida pérdida del conocimiento; bromuro de pancuronio, que causa parálisis muscular; y cloruro de potasio, que produce un paro cardiaco. De aplicarse una cantidad insuficiente de tiopental sódico, el efecto anestésico puede pasar antes de que se paralice el corazón del condenado, lo cual lo expondría a sufrir un dolor insoportable.

La participación de profesionales de la salud en ejecuciones, especialmente cuando se utiliza un método que aplica las tecnologías y conocimientos de la medicina, es para AI, sin duda, una violación de la ética médica. Por ello, Amnistía Internacional ha pedido a los líderes mundiales que dejen de utilizar la inyección letal, ya que además de ser un método cruel, sigue sin resolver los problemas inherentes a la pena de muerte: su carácter irreversible, el riesgo de que se ejecute a una persona inocente, su aplicación discriminatoria y arbitraria, y su inutilidad para el control efectivo de la delincuencia.

Coincidiendo con el Día Mundial Contra la Pena de Muerte, el 10 de octubre, en la Asamblea general de Naciones Unidas se va a presentar una resolución en favor de la suspensión mundial de las ejecuciones como paso previo a la abolición de la pena de muerte.

Si bien la tendencia mundial indica un descenso en la aplicación de este castigo, países como China, Irán, Irak, Pakistán, Sudán o Estados Unidos acaparan el 90% de las ejecuciones. Ante estos datos, es muy importante que todo el mundo haga llegar un mensaje a los países miembros para pedir la abolición de esta pena cruel, inhumana y degradante. Para ello, sólo tenéis que entrar en nuestra web, www.amnistiaintenracional.es y dejar vuestra firma.

Amnistía Internacional, informativo semanal
En Amnistía Internacional trabajamos en todo el mundo para luchar contra los abusos de los derechos humanos y para cambiar las leyes que en algunas ocasiones tratan de legitimarlos. Somos un movimiento independiente de cualquier gobierno, ideología política o credo religioso. Contamos con cerca de un millón y medio de personas afiliadas en todo el mundo y más de 4.000 grupos locales integrados por voluntarios. La visión de Amnistía Internacional es la de un mundo en el que todas las personas disfrutan de todos los derechos humanos proclamados en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en otras normas internacionales de derechos humanos. Nuestra misión consiste en realizar labores de (...) Ver más

Canal RSS/Podcast de Amnistía Internacional, informativo semanal

RSS/Poscast
spip.php?page=backend&id_rubrique=1

Archivos anuales:
2019
2018
2017
2016
2015
2014
2013
2012
2011
2010
2009
2008
2007
2006
2005


Esta web es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid (URCM) www.urcm.net