T
 
Amnistía Internacional, informativo semanal a 13 de noviembre de 2015

14 de noviembre de 2015. En nuestro repaso informativo de esta semana, denunciaremos el incremento de personas ejecutadas en Arabia Saudí. Nos detendremos también en China, donde un informe de la organización señala que las tortura y las confesiones forzadas siguen siendo prácticas generalizadas en el país. En Sierra Leona hablaremos de la situación de las niñas excluidas de las escuelas regulares y de las pruebas académicas por estar embarazadas. Terminaremos este boletín en Marruecos donde es necesario liberar o volver a juzgar a los 21 saharauis encarcelados hace 5 años.



201546informativoAI.mp3
::DESCARGAR::


Producción: URCM   |   Relacionado con : Amnistía Internacional   |  

Arabia Saudí: Con las 151 ejecuciones de este año se alcanza la cifra más alta en casi dos decenios

Comenzamos nuestro repaso semanal en Arabia Saudí. En lo que llevamos de año, al menos 151 personas han sido ejecutadas en el país en una inusitada oleada de ejecuciones que marca un nuevo hito funesto en el uso de la pena capital por parte de las autoridades saudíes. Es la cifra más elevada desde 1995 y supone un incremento del 68 por ciento sobre las ejecuciones realizadas en todo 2014.

En Arabia Saudí se impone con frecuencia la pena capital por delitos sin resultado de muerte, como los relacionados con drogas, y en juicios que carecen de las garantías procesales elementales que exigen las leyes y normas internacionales de derechos humanos.

Prácticamente la mitad de las ejecuciones de este año correspondían a delitos que incumplen el criterio de “los más graves delitos” por los que cabe imponer la pena de muerte según el derecho internacional de los derechos humanos. Esto contradice de manera flagrante la afirmación de las autoridades saudíes de que aplican la pena de muerte respetando las más estrictas salvaguardias. Según las normas internacionales de derechos humanos, “los más graves delitos” son aquellos que comportan homicidio intencional.

A los motivos de preocupación por el incremento del número de ejecuciones se añade la inquietud por el aparente uso de la pena capital como instrumento político para reprimir la disidencia musulmana chií en Arabia Saudí.

China: Tortura y confesiones forzadas generalizadas

Nos detenemos ahora en China, donde el sistema de justicia penal sigue dependiendo en gran medida de confesiones forzadas obtenidas mediante tortura y malos tratos. Además, los abogados que insisten en presentar denuncias de abusos son a menudo objeto de amenazas y hostigamiento, o incluso de detención y tortura.

Son las principales conclusiones de un informe de Amnistía Internacional sobre el país en el que se documenta cómo las reformas introducidas en la justicia penal, anunciadas por el gobierno chino como avances en materia de derechos humanos, apenas han contribuido a cambiar la práctica profundamente arraigada de torturar a los detenidos para obtener confesiones forzadas.

La obtención de confesiones mediante tortura sigue siendo una práctica arraigada en la detención en espera de juicio, sobre todo en causas políticas, como las que afectan a disidentes, minorías étnicas o personas que participan en actividades religiosas.

Si es el gobierno se toma en serio la mejora de los derechos humanos, debe empezar por hacer rendir cuentas a los organismos encargados de hacer cumplir la ley cuando cometen abusos.

Sierra Leona: Se prohíbe a las niñas embarazadas ir a la escuela y presentarse a las pruebas académicas

Esta semana ponemos también nuestro foco de atención en Sierra Leona. Miles de niñas embarazadas, excluidas de las escuelas regulares y de las pruebas académicas que tendrán lugar próximamente, corren el riesgo de quedarse atrás mientras el país se recupera de la crisis del ébola.

Esta prohibición, confirmada por el gobierno en abril de este año y aplicada en ocasiones mediante exámenes físicos vejatorios, no sólo estigmatiza a unas 10.000 niñas, sino que amenaza con destruir sus oportunidades de vida para el futuro. Puesto que hay pruebas académicas previstas para el 23 de noviembre, Amnistía Internacional pide a las autoridades que levanten la prohibición de inmediato.

Ahora que Sierra Leona está saliendo de la devastadora crisis del ébola, es fundamental no dejar atrás a estas niñas. La justificación esgrimida para la adopción de esta prohibición sólo sirve para reforzar el estigma mediante un discurso que atribuye culpa y deshonra a las niñas embarazadas.

Amnistía Internacional ha documentado que en algunas escuelas esta prohibición se aplica dispensando un trato humillante y degradante a las niñas. Se ha sometido a niñas a registros y exámenes físicos degradantes. Amnistía Internacional ha pedido al gobierno que emita directrices urgentes para prohibir que se dispense a las niñas este trato humillante y degradante.

Marruecos/Sáhara Occidental: Es necesario liberar o volver a juzgar a los 21 saharauis encarcelados hace 5 años

Por último, nos detenemos en Marruecos. Las autoridades deben poner en libertad a los 21 presos que cumplen largas penas de prisión derivadas de las protestas de 2010 en el Sáhara Occidental o concederles un juicio justo ante un tribunal civil. Además, es necesario que se investiguen todas las denuncias de tortura.

El 8 de noviembre de 2010, las fuerzas de seguridad marroquíes desmantelaron el campamento de protesta que los saharauis erigieron un mes antes en Gdeim Izik, en el Sáhara Occidental, bajo control marroquí. Once miembros de las fuerzas de seguridad y dos civiles murieron durante los disturbios en el campamento y en la ciudad vecina El Aaiún, la más grande del Sáhara Occidental. El 17 de febrero de 2013, un tribunal militar condenó en juicios gravemente injustos a 25 hombres, entre ellos activistas de derechos humanos, por su presunta participación en la violencia letal.

Documentos judiciales indican que la mayoría de los acusados presuntamente denunciaron al inicio del proceso judicial que la policía los había torturado y coaccionado para que firmaran declaraciones falsas. Varios alegaron ante el juez de instrucción que la policía ni siquiera les permitió que leyeran sus propias declaraciones antes de firmarlas, y que no descubrieron lo que contenían hasta más tarde.

Si las autoridades vuelven a juzgar a los acusados, deberían respetar la regla bajo el derecho internacional de los derechos humanos según la que existe la presunción de libertad antes del juicio, a menos que un juez determine que existen motivos válidos para detenerlos, aseguraron las organizaciones. Si se determina que han sido víctimas de un error judicial, el Estado debería indemnizarlos.

Amnistía Internacional, informativo semanal
En Amnistía Internacional trabajamos en todo el mundo para luchar contra los abusos de los derechos humanos y para cambiar las leyes que en algunas ocasiones tratan de legitimarlos. Somos un movimiento independiente de cualquier gobierno, ideología política o credo religioso. Contamos con cerca de un millón y medio de personas afiliadas en todo el mundo y más de 4.000 grupos locales integrados por voluntarios. La visión de Amnistía Internacional es la de un mundo en el que todas las personas disfrutan de todos los derechos humanos proclamados en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en otras normas internacionales de derechos humanos. Nuestra misión consiste en realizar labores de (...) Ver más

Canal RSS/Podcast de Amnistía Internacional, informativo semanal

RSS/Poscast
http://audio.urcm.net/spip.php?page=backend

Archivos anuales:
2017
2016
2015
2014
2013
2012
2011
2010
2009
2008
2007
2006
2005


Esta web es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid (URCM) www.urcm.net