T
 
Amnistía Internacional, informativo semanal a 16 de octubre de 2015

18 de octubre de 2015. Esta semana, en nuestro boletín informativo hablaremos de la situación de las personas refugiadas. En Siria denunciaremos la oleada de desplazamientos forzados y demoliciones de casas. Hablaremos también de la pena de muerte y del alarmante el número de países que burlan el derecho internacional ejecutando a personas por delitos de drogas. Por último, nos detendremos en Haití donde tras cincos años de la epidemia del cólera, las víctimas siguen sin obtener verdad, justicia y reparación.



201542informativoAI.mp3
::DESCARGAR::


Producción: URCM   |   Relacionado con : Amnistía Internacional   |  Duración aproximada: 00:07:10

Los países ricos abandonan a millones de personas refugiadas a un destino cruel e incierto

Comenzamos este repaso hablando de la situación de las personas refugiadas. Amnistía Internacional ha denunciado que los dirigentes mundiales titubean y discuten entre ellos mientras abandonan a un destino cruel e incierto a millones de personas.

La violencia en Siria, Irak o Afganistán y los múltiples conflictos en el África subsahariana y en otros lugares han elevado la población global de personas refugiadas a cotas históricas. La respuesta a estas crisis globales de refugiados ha sido vergonzosa, especialmente por parte de los países más ricos del mundo, que han hecho caso omiso de los llamamientos para que se ofrezca ayuda humanitaria y reasentamiento a las personas vulnerables.

Amnistía Internacional ha publicado un plan de ocho puntos para responder a las crisis globales múltiples de refugiados. En primer lugar, es necesario una financiación continua, suficiente y predecible para los llamamientos humanitarios relativos a las crisis de población refugiada. La organización también aboga por satisfacer todas las necesidades de reasentamiento identificadas por la agencia de la ONU para los refugiados y establecer rutas seguras y legales.

Así mismo, los Estados deben conceder prioridad a salvar a las personas en peligro por encima de la aplicación de políticas de inmigración y garantizar el acceso al territorio a las personas que lleguen a las fronteras. Además, es necesario combatir la xenofobia y el racismo y luchar contra la trata. Por último, los Estados deben ratificar la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados.

Siria: La destrucción de pueblos por el aliado de Estados Unidos equivale a crímenes de guerra

Nos detenemos también en Siria. Amnistía Internacional ha denunciado a través de un informe la oleada de desplazamientos forzados y demoliciones de casas por parte de la administración autónoma del Partido Unión Democrática, partido político kurdo de Siria que controla la zona. Unas prácticas que constituyen crímenes de guerra.

La administración autónoma es un aliado fundamental sobre el terreno de la coalición dirigida por Estados Unidos para combatir al grupo armado autodenominado Estado Islámico en Siria.

El informe revela indicios de abusos alarmantes, incluidos relatos de testigos e imágenes por satélite que detallan el desplazamiento forzado de miles de civiles y la destrucción de pueblos enteros en zonas controladas por la administración autónoma, a menudo como represalia por la presunta vinculación o el apoyo de sus habitantes a los miembros del Estado Islámico u otros grupos armados.

Muchos residentes contaron que los habían obligado a marcharse cuando en sus pueblos no había enfrentamientos, o cuando estaban lejos de la línea de frente y no había peligro de que estallaran dispositivos explosivos improvisados colocados por el Estado Islámico.

El desplazamiento forzado de civiles sin que exista una necesidad militar imperiosa constituye una violación del derecho internacional humanitario.

Pena de muerte: Alarmante el número de países que burlan el derecho internacional ejecutando a personas por delitos de drogas

Hablamos ahora del Día Mundial contra la Pena de Muerte, que se celebraba el 10 de octubre. Con motivo de esta cita, Amnistía Internacional ha señalado que esta práctica sigue utilizándose como herramienta en la denominada “guerra contra las drogas”, mientras un alarmante número de Estados de todo el mundo, en claro incumplimiento del derecho internacional, ejecuta a personas condenadas por cargos relacionados con las drogas.

Al menos 11 países del mundo –entre ellos Arabia Saudí, China, Indonesia, Irán y Malasia– han dictado condenas de muerte o han ejecutado a personas por delitos de drogas en los últimos dos años, mientras que decenas de Estados mantienen la pena capital para delitos relacionados con las drogas.

El derecho internacional limita el uso de la pena de muerte a “los más graves delitos”, definidos en general para incluir únicamente el homicidio intencional. Los delitos de drogas no entran dentro de esta categoría. El derecho internacional también fija como meta que los Estados avancen hacia la abolición de la pena de muerte.

Sin embargo, muchos Estados justifican el uso de la pena de muerte como manera de hacer frente al narcotráfico o a los problemas causados por el consumo de drogas. Además, en muchos de los países en los que se impone la pena de muerte por delitos de drogas, la injusticia se ve agravada por el hecho de que las condenas a muerte se dictan tras juicios manifiestamente injustos.

Haití: Cinco años después del brote de cólera, la ONU defrauda a las víctimas de la epidemia

Nuestra última parada es Haití. Amnistía Internacional ha señalado que las Naciones Unidas han defraudado de manera estrepitosa a las víctimas de la epidemia de cólera que su personal desencadenó hace cinco años en el país y donde miles de personas se quedaron sin tener acceso a un tratamiento médico eficaz y sin cobrar una indemnización. Más de 9.000 personas murieron de cólera entre octubre de 2010 y agosto de 2015, y cientos de miles más se han visto afectadas. La mayoría de las víctimas pertenecen a sectores sociales pobres y marginados. Hasta la fecha, todos los intentos de las víctimas de obtener verdad, justicia y reparación han sido en vano.

Varios informes científicos señalan a personal infectado de la ONU de Nepal como vehículo de entrada de la enfermedad en Haití, cuyo brote se desató tras el terremoto que hizo estragos en el país en 2010. Asimismo se ha indicado que la negligencia de la ONU en el mantenimiento de sus instalaciones de saneamiento y eliminación de residuos ha contribuido en gran medida al brote de la epidemia.

Amnistía Internacional ha escrito recientemente al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, para pedirle que evalúe de forma independiente las denuncias de los afectados y adopte más medidas dirigidas a controlar el brote y a proporcionar reparaciones.

Amnistía Internacional, informativo semanal
En Amnistía Internacional trabajamos en todo el mundo para luchar contra los abusos de los derechos humanos y para cambiar las leyes que en algunas ocasiones tratan de legitimarlos. Somos un movimiento independiente de cualquier gobierno, ideología política o credo religioso. Contamos con cerca de un millón y medio de personas afiliadas en todo el mundo y más de 4.000 grupos locales integrados por voluntarios. La visión de Amnistía Internacional es la de un mundo en el que todas las personas disfrutan de todos los derechos humanos proclamados en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en otras normas internacionales de derechos humanos. Nuestra misión consiste en realizar labores de (...) Ver más

Canal RSS/Podcast de Amnistía Internacional, informativo semanal

RSS/Poscast
http://audio.urcm.net/spip.php?page=backend

Archivos anuales:
2017
2016
2015
2014
2013
2012
2011
2010
2009
2008
2007
2006
2005


Esta web es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid (URCM) www.urcm.net