T
 
Amnistía Internacional, informativo semanal a 19 de septiembre de 2014

22 de septiembre de 2014. En nuestro repaso informativo de esta semana hablaremos de los naufragios de embarcaciones de migrantes en el Mediterráneo. Nos fijaremos también en Pakistán, donde se debe detener la primera ejecución civil en seis años. Además, hablaremos de la República Centroafricana, donde es necesario el despliegue de la fuerza de paz de la ONU para proteger las vidas de la población civil. Por último, denunciaremos cómo en Tailandia continúa la espiral de represión cien días después del golpe militar.



201438informativoAI.mp3
::DESCARGAR::


Producción: URCM   |   Relacionado con : Amnistía Internacional   |  

Frontera sur: Los naufragios de embarcaciones de migrantes en el Mediterráneo subrayan la necesidad de que actúe la Unión Europea

Comenzamos esta semana hablando de inmigración. Tras el hundimiento de un barco que se dirigía a Italia frente a las costas de Libia, Amnistía Internacional ha señalado que los líderes europeos deben hacer más para proporcionar a las personas refugiadas y migrantes maneras seguras y legales de acceder a la protección internacional en la Unión Europea.

El número creciente de vidas malogradas en el mar Mediterráneo pone en evidencia la ineficacia de las actuales políticas y prácticas de la UE en materia de asilo y migración. Los dirigentes europeos tratan de impedir a toda costa que la gente llegue a Europa y, como consecuencia, obligan a unas personas desesperadas a tomar rutas más peligrosas.

Los dirigentes de la UE son reacios a abrir vías seguras y legales de acceso a Europa para los refugiados y migrantes y, mientras no cambien de postura, continuará la pérdida de vidas en el mar. Según el ACNUR, más de 2.500 personas han perecido ahogadas o han desaparecido este año cuando intentaban cruzar el Mediterráneo.

Amnistía Internacional pide a los mandatarios de la UE que garanticen rutas seguras y legales hasta Europa para los refugiados que intentan llegar a sus fronteras, mediante programas de reasentamiento y de admisión por razones humanitarias y medidas que faciliten la reunificación familiar.

Pakistán: Deben detener la primera ejecución civil en seis años

Seguimos ahora en Pakistán, que debe desechar de inmediato sus planes aparentes de llevar a cabo la primera ejecución civil en un periodo de casi seis años. En su lugar, debe declarar la suspensión de la pena de muerte como primer paso hacia la abolición.

Shoaib Sarwar fue condenado a muerte por cargos de asesinato en 1998. Sarwar ha agotado el proceso de apelación, en el que el Tribunal Superior de Lahore y el Tribunal Supremo desestimaron sus recursos contra la condena de muerte en 2003 y 2006, respectivamente.

La última ejecución civil en Pakistán se llevó a cabo a finales de 2008, y un soldado fue ejecutado por las autoridades militares en noviembre de 2012. El 30 de julio de 2012 estaba prevista la ejecución de un civil pero se suspendió.

El gobierno del primer ministro Nawaz Sharif amenazó con reanudar las ejecuciones al tomar posesión en 2013, pero rectificó tras recibir presiones de los grupos de derechos humanos. Hay más de 8.000 personas en espera de ejecución en Pakistán –una de las mayores poblaciones de condenados a muerte del mundo–, la mayoría de las cuales han agotado todas las vías de apelación y podrían ser ejecutadas.

República Centroafricana: Es necesario el despliegue de la fuerza de paz de la ONU para proteger las vidas de la población civil

Nuestra siguiente parada es la República Centroafricana. La nueva misión de mantenimiento de la paz de la ONU en el país debe desplegarse íntegramente para poder garantizar la protección de una población civil vulnerable a graves violaciones de derechos humanos.

La misión de la ONU toma el relevo de la fuerza para el mantenimiento de la paz de la Unión Africana y a Amnistía Internacional le preocupa que, con un despliegue inicial de sólo un 65 por ciento de su capacidad aproximadamente, tenga problemas para cumplir su mandato ampliado, que incluye proteger a la población civil y conseguir la estabilización y la seguridad del país.

La Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Centroafricana (MINUSCA), que sustituye a la Misión Internacional de Apoyo a la República Centroafricana con Liderazgo Africano (MISCA), tiene la obligación de proteger a la población civil de la amenaza de violencia física, y concretamente a las mujeres y los niños y niñas afectados por el actual conflicto armado. Para cumplir esta obligación, la MINUSCA debe demostrar a la población de la República Centroafricana que su presencia supone una diferencia tangible sobre el terreno.

Amnistía Internacional ha documentado toda una serie de graves violaciones de derechos humanos, incluidos homicidios ilegítimos, cometidos por algunas tropas de la MISCA. La organización pide a la ONU que se asegure de que a los integrantes de la MISCA sospechosos de cometer violaciones de derechos humanos en la República Centroafricana no se les permita formar parte de la MINUSCA y que sean investigados y, en los casos en que haya suficientes pruebas, rindan cuentas de sus actos.

Tailandia: Continúa la espiral de represión cien días después del golpe militar

Terminamos en Tailandia. Los centenares de detenciones arbitrarias, los informes de tortura y otros malos tratos, las amplias restricciones sobre la libertad de expresión y reunión pacífica y los juicios sin las debidas garantías ante tribunales militares están creando un clima de miedo en Tailandia y no hay señales de que vaya a remitir.

Es la principal conclusión de un informe de Amnistía Internacional sobre el país. Se trata de la primera investigación completa sobre la situación de los derechos humanos en Tailandia desde que el ejército impuso la ley marcial el 20 de mayo de 2014 y tomó el poder dos días más tarde.

Las autoridades tailandesas deben terminar con este alarmante cuadro de represión, poner fin a las violaciones de derechos humanos, respetar sus obligaciones internacionales de derechos humanos y permitir la discusión y el debate abierto, todo lo cual es fundamental para el futuro del país.

El documento de Amnistía Internacional contiene recomendaciones a las autoridades tailandesas para restablecer el respeto a los derechos humanos y garantizar que Tailandia cumple sus obligaciones internacionales. Por otro lado, los miembros de la comunidad internacional deben aprovechar cualquier oportunidad, incluido el actual periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos, para animar al gobierno militar tailandés a cambiar de rumbo y garantizar el respeto de los derechos humanos.

Amnistía Internacional, informativo semanal
En Amnistía Internacional trabajamos en todo el mundo para luchar contra los abusos de los derechos humanos y para cambiar las leyes que en algunas ocasiones tratan de legitimarlos. Somos un movimiento independiente de cualquier gobierno, ideología política o credo religioso. Contamos con cerca de un millón y medio de personas afiliadas en todo el mundo y más de 4.000 grupos locales integrados por voluntarios. La visión de Amnistía Internacional es la de un mundo en el que todas las personas disfrutan de todos los derechos humanos proclamados en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en otras normas internacionales de derechos humanos. Nuestra misión consiste en realizar labores de (...) Ver más

Canal RSS/Podcast de Amnistía Internacional, informativo semanal

RSS/Poscast
http://audio.urcm.net/spip.php?page=backend

Archivos anuales:
2017
2016
2015
2014
2013
2012
2011
2010
2009
2008
2007
2006
2005


Esta web es un proyecto de la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid (URCM) www.urcm.net