Esta semana abordaremos la visita a España del presidente de México, la situación del ejercito en la República Democrática del Congo, condenaremos la ejecución de cuatro personas en Irán y nos despediremos con un llamamiento para parar otra ejecución, en este caso en Estados Unidos.

2 de febrero de 2007
| Producción: URCM
| Duración: 00:05:33

Derechos Humanos en México

Comenzamos expresando las preocupaciones de Amnistía Internacional sobre la situación de los derechos humanos en México, con motivo de la visita esta semana a España del presidente mexicano, Felipe Calderón.

Una de estas preocupaciones es la crisis de derechos humanos que vive el estado de Oaxaca, donde Amnistía Internacional tiene conocimiento de que las autoridades municipales, estatales y federales han hecho uso desproporcionado de la fuerza a raíz de los enfrentamientos que en el estado mexicano se han producido desde el pasado mes de junio.

Otra de las preocupaciones de AI, se centra en que las reformas de los sistemas de seguridad pública y justicia penal tienen graves defectos y carencias, ya que no incluyen una visión de protección de los derechos humanos.

En otro sentido, la impunidad para las formas de violencia contra las mujeres continúa muy extendida en numerosas partes de México. Ejemplo de esta impunidad son las ciudades de Ciudad Juárez o Chihuahua, donde las mujeres no disponen de un acceso a la justicia adecuado ni de reparación integral. Es urgente que las autoridades federales tomen medidas concretas para abordar estos problemas.

Por último, la situación de defensores y defensoras de los derechos humanos y periodistas, también es preocupante. Éstos siguen sin poder llevar a cabo sus actividades en muchas partes del país. Los ataques son raramente investigados y los presuntos responsables no comparecen ante la justicia, por lo que Amnistía Internacional ha pedido al presidente Calderón voluntad política para lograr avances concretos ante los abusos que tienen lugar en México.

Desmovilización y reforma del Ejército en la República Democrática del Congo

Viajamos ahora hasta la República Democrática del Congo, donde el programa de desmovilización y reforma del ejército, actualmente en marcha, podría hacer peligrar el proceso político del país y su futura estabilidad.

Hasta ahora, dicho proceso se ha caracterizado por la comisión de graves violaciones de derechos humanos, la falta de voluntad política y la ausencia de un control efectivo del ejército. Amnistía Internacional ha instado al gobierno a que proceda a dar instrucciones claras a todos los soldados para que respeten y hagan cumplir el derecho internacional humanitario, así como a impartir la formación necesaria en derechos humanos a todos los soldados.

Amnistía Internacional también ha pedido al gobierno la creación de un mecanismo de investigación independiente, que impida que presuntos autores de violaciones graves de derechos humanos se integren en el ejercito, y a ofrecer garantías de que el programa de desarme, desmovilización y reintegración incluye proyectos para la reintegración efectiva en la comunidad de los combatientes desmovilizados.

Pena de muerte en Irán

Cambiamos de tema, para lamentar y condenar la ejecución de cuatro hombres árabes iraníes y para expresar el temor por la vida de otros presos que, según informes, han sido condenados a muerte recientemente, tras juicios injustos. Amnistía Internacional ha registrado al menos 177 ejecuciones en Irán en 2006, aunque teme que la cifra real sea muy superior. Hasta el día de hoy, en 2007, son ya 19 ejecuciones más las registradas por nuestra organización en Irán.

La pena de muerte es un castigo inhumano e innecesario, que supone una violación de dos derechos humanos fundamentales: el derecho a la vida y el derecho de toda persona a no ser sometida a penas crueles, inhumanas o degradantes. Por este motivo, la organización hace un llamamiento a las autoridades iraníes para que pongan fin a las ejecuciones.

Pena de muerte en EE.UU: James Thomas

Y seguimos hablando de pena de muerte, pero en esta ocasión en Estados Unidos. Amnistía Internacional pide vuestro apoyo para detener una ejecución. Se trata del caso de James Thomas, condenado a muerte por el asesinato de una mujer en 1986. James sufrió en su infancia abusos sexuales por parte de sus padrastros, los mismos que le introdujeron el consumo de drogas a los ocho años.

Durante su juicio, los abogados no tuvieron en cuenta los posibles efectos que los graves abusos sexuales que sufrió de niño y el consumo de drogas tuvieron sobre la capacidad de Thomas de actuar de manera premeditada o deliberada en el momento del crimen. Por ello, os animamos a visitar nuestra web, www.actuaconamnistia.org y escribir al Gobernador de Carolina del Norte para pedir la suspensión de la ejecución.

En Amnistía Internacional trabajamos en todo el mundo para luchar contra los abusos de los derechos humanos y para cambiar las leyes que en algunas ocasiones tratan de legitimarlos. Somos un (...)
Archivos anuales
Canal RSS/Podcast

ÚLTIMAS EDICIONES



202148informativoai.mp3
MP3 |4.3 MB




202147informativoai.mp3
MP3 |3.6 MB




202146informativoai.mp3
MP3 |3.6 MB