Esta semana dedicamos nuestro espacio al quinto aniversario de Guantánamo, a los desalojos forzados en Angola, a la muerte de civiles en Somalia y a los abusos que sufren los migrantes en Marruecos.

19 de enero de 2007
| Producción: URCM
| Duración: 00:05:33

V Aniversario de Guantánamo

Comenzamos en la bahía de Guantánamo. En el quinto aniversario de dicho centro de detención, el 11 de enero, millones de miembros y simpatizantes de Amnistía Internacional se movilizaron en todo el mundo en una serie de manifestaciones y actividades para pedir a las autoridades estadounidenses el cierre del campo de prisioneros de una vez por todas.

Cinco años después de su apertura, casi 400 personas continúan recluidas en Guantánamo. Ninguna ha sido juzgada. Ninguna ha comparecido ante los tribunales, y todas ellas permanecen recluidas de forma ilegal. La tortura, la humillación, la discriminación, la burla de los tribunales y el desprecio de las obligaciones contraídas en virtud de los tratados, todo ello con una impunidad casi total, son las constantes de Guantánamo.

Amnistía Internacional considera que el quinto aniversario de este centro de internamiento es un símbolo de desprecio a los Derechos Humanos. Para la organización, es el momento para que gobiernos de todo el mundo recuerden al gobierno de Estados Unidos que la comunidad internacional no tolera la violación de los derechos humanos y que Guantánamo debe cerrarse de forma inmediata.

Desalojos forzados en Angola

Viajamos ahora hasta Angola, donde Amnistía Internacional ha expresado su especial preocupación por los desalojos forzados que las autoridades angoleñas han llevado a cabo, aparentemente a petición de la iglesia católica.

En 1998, el gobierno angoleño devolvió formalmente a la iglesia católica los terrenos que ésta poseía con anterioridad a la independencia. En este momento no se tuvieron en cuenta a las personas que ya residían en ellos, y la policía ha intentado en repetidas ocasiones expulsar a más de 2.000 familias de la zona. Prácticamente todos los desalojos forzados, llevaron aparejado el uso excesivo de la fuerza, que en ocasiones incluyeron palizas a menores y mujeres por parte de la policía, así como disparos indiscriminados contra residentes que intentaban proteger sus casas.

Para Amnistía Internacional, el gobierno angoleño es el principal responsable de los desalojos, y como tal, no sólo está obligado a detener dichas acciones, sino también a ofrecer ayuda a las víctimas de desalojos anteriores que siguen careciendo de alojamiento, así como a llevar ante los tribunales a los responsables de violaciones de derechos humanos.

Ataques aéreos estadounidenses en Somalia

Seguimos en África, concretamente en Somalia, donde la semana pasada perdieron la vida al menos 30 civiles debido a los ataques aéreos estadounidenses llevados a cabo recientemente en el sur del país. Los informes recibidos indican que el ataque contra la localidad de Hayo, iba dirigido contra tres operativos identificados de Al Qaeda. No se sabe si los tres resultaron muertos en el ataque.

Amnistía Internacional ha pedido información urgente al gobierno estadounidense sobre los ataques, así como una explicación de las medidas que tomaron las fuerzas estadounidenses para no causar bajas civiles en ellos.

Gestión de la migración en Marruecos

Y terminamos en Marruecos, donde a menos que este país ofrezca garantías de que las operaciones de gestión de la migración pueden llevarse a cabo sin que se cometan abusos contra los migrantes y refugiados, para Amnistía Internacional, la UE debe reconsiderar el incremento de la ayuda económica a este país.

Los días 23, 25 y 29 de diciembre, la policía marroquí llevó a cabo violentas redadas con el objetivo de expulsar a los subsaharianos que viven en el país hasta la frontera con Argel. En una actuación que recuerda a lo ocurrido en Ceuta y Melilla en 2005 y 2006, de nuevo la policía marroquí reunió a la fuerza a civiles, a quienes obligó a subir a autobuses de línea, y los llevó cerca de la frontera con Argel donde, tras dividirlos en pequeños grupos, los abandonó en diferentes zonas del desierto.

Para Amnistía Internacional es motivo de grave preocupación la suerte de aproximadamente un centenar de migrantes de los que no se ha vuelto a saber nada desde que los llevaron a la frontera. Para la organización, la UE debería alarmarse por las declaraciones de las autoridades marroquíes, que afirman que las operaciones fueron una respuesta a las peticiones de cooperación de la UE y sus Estados miembros para combatir la migración irregular.

En Amnistía Internacional trabajamos en todo el mundo para luchar contra los abusos de los derechos humanos y para cambiar las leyes que en algunas ocasiones tratan de legitimarlos. Somos un (...)
Archivos anuales
Canal RSS/Podcast

ÚLTIMAS EDICIONES



202148informativoai.mp3
MP3 |4.3 MB




202147informativoai.mp3
MP3 |3.6 MB




202146informativoai.mp3
MP3 |3.6 MB